Los 4 estilos de liderazgo situacional y sus cualidades

Imagen del colaborador - Equipo de AsanaTeam Asana10 de septiembre de 20218 min de lectura
facebooktwitterlinkedin
Imagen del banner del artículo sobre liderazgo situacional

Resumen

El liderazgo situacional alienta a los líderes a tener en cuenta a los miembros de equipo que tienen a su cargo y la singularidad de cada situación a la hora de elegir un método de liderazgo. En esta guía, analizaremos los cuatro estilos de liderazgo situacional y cómo puedes utilizarlos para ayudar de la mejor manera posible a los miembros de tu equipo.

Como líder de tu equipo, te darás cuenta de que las distintas situaciones que se te presentan requieren respuestas diferentes. Por ejemplo, si tu equipo de marketing comienza a trabajar en un proyecto que conlleva mucho trabajo técnico, es posible que tengas que guiar a tu equipo por territorio desconocido en lugar de delegar tareas. Sin embargo, si tu equipo se hace cargo de un proyecto similar a otros que ya ha realizado antes, puedes tener menos protagonismo en tu rol de líder.

Ser un líder situacional implica adaptar tu estilo de liderazgo a la situación en cuestión. En esta guía, hablaremos de los cuatro estilos de liderazgo situacional y de cómo puedes utilizarlos para crear un ambiente de trabajo flexible y adaptativo. 

¿Qué es el liderazgo situacional?

El liderazgo situacional es un estilo de liderazgo en el que los líderes tienen en cuenta el nivel de preparación de los miembros de equipo que tienen a su cargo y la singularidad de cada situación. Paul Hersey y Ken Blanchard desarrollaron el modelo de liderazgo situacional en 1969 mientras trabajaban en el libro “Administración del comportamiento organizacional”

El líder situacional saca lo mejor de su equipo al crear un ambiente de trabajo democrático y promover la adaptabilidad y la flexibilidad.

¿Cómo funciona el liderazgo situacional?

El enfoque de liderazgo situacional puede ayudarte a desarrollar relaciones con los miembros de tu equipo porque adaptarás tu estilo de liderazgo a su nivel de desarrollo. Cada miembro del equipo requiere un nivel único de liderazgo práctico y basado en la comunicación. Depende de ti evaluar las habilidades, la confianza y la motivación de los miembros de tu equipo y determinar qué estilo de liderazgo utilizar.

Todos los miembros del equipo difieren en sus capacidades, niveles de confianza y niveles de motivación en el trabajo. Si utilizas el mismo estilo de liderazgo para todos, algunos miembros del equipo disfrutarán de tu liderazgo mientras que otros se sentirán desatendidos. El método de liderazgo situacional es flexible y te permite personalizar tu estilo de liderazgo para satisfacer las necesidades de todos.

4 estilos de liderazgo situacional

Hay cuatro estilos de liderazgo que puedes emplear dependiendo de quiénes sean las personas a las que dirijas y el momento en que lo hagas. Puedes colocar estos diferentes estilos de liderazgo en un gráfico que muestra tu nivel de comportamiento directivo en relación con tu nivel de comportamiento de apoyo. 

Los estilos de liderazgo situacional

El comportamiento directivo es la medida en que le dices a un miembro del equipo lo que tiene que hacer, cómo hacerlo, dónde tiene que hacerlo y cuándo tiene que finalizarlo. El comportamiento de apoyo es la medida en que te comunicas con el miembro del equipo, lo escuchas de forma activa y le brindas reconocimiento por el progreso alcanzado con la tarea. 

La correspondencia entre tu nivel de comportamiento de apoyo y el mismo nivel de comportamiento directivo determina el tipo de estilo de liderazgo situacional que estás utilizando. 

1. Directivo

El primer estilo de liderazgo situacional es el directivo, también conocido como orientador o revelador. Al dirigir, el nivel de comportamiento directivo es alto, mientras que el nivel de comportamiento de apoyo es bajo. Este estilo de liderazgo es más eficaz cuando el miembro del equipo requiere una supervisión cercana por parte tuya como líder, ya sea porque no tiene experiencia o porque tiene un bajo compromiso con la tarea en cuestión. 

Escenario: Un nuevo miembro del equipo se une al grupo y tiene poca experiencia en el envío de emails de difusión a clientes potenciales. No parece tener la confianza necesaria para manejar el proyecto por sí mismo porque es su primer proyecto de difusión, así que aplicas el estilo de liderazgo situacional directivo para guiarlo en cada paso y asegurarte de que no cometa errores.

2. Persuasivo

El segundo estilo de liderazgo situacional es el persuasivo, también conocido como explicativo o “coaching”. Al aplicar el estilo persuasivo, el nivel de comportamiento directivo es alto y también lo es el nivel de comportamiento de apoyo. Este estilo de liderazgo situacional es el más eficaz para los principiantes entusiastas porque puedes observarlos y apoyarlos sin una supervisión cercana.

Escenario: Un miembro del equipo está deseoso por ganar experiencia en marketing para redes sociales, aunque nunca antes haya trabajado en esta área. A pesar de que tiene una experiencia limitada, le permites trabajar en un proyecto de redes sociales mientras lo observas para que adquiera experiencia. Luego, le das tu opinión sobre su desempeño una vez finalizado el proyecto.

Lee: Crea y gestiona tu calendario de contenido para redes sociales en 6 simples pasos

3. Participativo

El tercer estilo de liderazgo situacional es el participativo, también conocido como de apoyo o facilitador. Este estilo se diferencia de los dos anteriores porque tiene un alto nivel de comportamiento de apoyo y un bajo nivel de comportamiento directivo, por lo que es un estilo orientado a los miembros del equipo. Utiliza este estilo de liderazgo si el miembro de tu equipo tiene las habilidades necesarias para finalizar la tarea en cuestión, pero carece de la confianza o la motivación para hacerlo con éxito. Como líder, puedes hacer preguntas abiertas para determinar cuál es el problema y ayudar a encontrar una solución. 

Escenario: Uno de los miembros más capacitados de tu equipo empieza a tener un desempeño deficiente en su trabajo. Te preocupas porque sabes que es capaz de hacer mucho más de lo que está haciendo. Pones en práctica el estilo de liderazgo situacional participativo y organizas una reunión individual con este miembro del equipo. Cuando descubres que el problema es personal, te pones a su disposición para que te cuente lo que le está sucediendo y le ofreces un día de descanso mental antes de que retome su trabajo a toda máquina. 

Lee: La guía para gerentes sobre cómo prevenir el agotamiento en el equipo

4. Delegador

El cuarto estilo de liderazgo situacional es el delegador, también conocido como empoderador o supervisor. Este estilo implica un comportamiento poco directivo y un comportamiendo de bajo apoyo porque es un estilo de liderazgo orientado al miembro del equipo. Cuando los miembros del equipo son autosuficientes, pueden necesitar que pases a un segundo plano en tu rol de liderazgo. Este estilo promueve la libertad de los miembros del equipo y fomenta la confianza entre ellos. 

Escenario: Un miembro del equipo con el que has trabajado durante varios años te dice que se siente seguro de poder realizar un proyecto por su cuenta. Por su experiencia anterior, también sabes que tiene las habilidades necesarias para finalizarlo. Decides darle libertad para que trabaje sin supervisión, sabiendo que acudirá a ti para hacerte preguntas y para que realices una revisión final.

Cualidades del líder situacional

Para tener éxito como líder situacional hay que tener capacidad de adaptación. Los líderes que prefieren adherirse a un solo estilo de liderazgo no adaptan su enfoque a los miembros de su equipo. Como líder situacional, debes adaptar tu enfoque situacional para ayudar a cada miembro del equipo y esforzarte por predicar con el ejemplo.

Cualidades del líder situacional

Perspicaz

Los líderes situacionales son perspicaces y comprenden las necesidades de los miembros de su equipo en cualquier situación. Cuando eres perspicaz, puedes evaluar si los miembros de tu equipo se sienten confiados o inseguros, motivados o sin ganas, y si pueden manejar una tarea por sí mismos o si necesitan asistencia adicional. 

Flexible

Los líderes situacionales también deben ser flexibles. Una vez que sepas lo que los miembros de tu equipo necesitan de ti, podrás adaptar rápidamente tu estilo de gestión para satisfacer esas necesidades. La flexibilidad es clave porque puedes tener varios miembros del equipo que necesitan diferentes estilos de liderazgo situacional. Depende de ti adaptarte a cada persona. 

Confiable

La confianza es una de las mejores cualidades de liderazgo situacional que puedes tener. Cuando los miembros de tu equipo confían en ti, es más probable que tengan éxito en el trabajo. Puedes ganarte la confianza de los miembros de tu equipo al fomentar la comunicación y promover conexiones positivas. 

Solucionador de problemas

Los líderes situacionales se destacan en la resolución de problemas y la toma de decisiones por encima de todo. Ser un pensador reflexivo y con perspectiva general que puede resolver una serie de problemas cuando surgen es una habilidad invaluable. Si tienes una mente ágil y utilizas varios estilos de liderazgo, puedes llevar a tu equipo al éxito. 

Mentor y “coach”

El “coaching” entra en el segundo estilo de liderazgo situacional, pero un buen líder situacional debe actuar como “coach” de su equipo en todo momento. Debes ser capaz de alentar y educar a tu equipo mientras le das instrucciones en su trabajo diario. 

Cuando tienes estas habilidades de liderazgo, puedes sentirte seguro de que eres un líder eficaz y estás apoyando a tu equipo de la mejor manera posible.  

Lee: Cómo liderar con el ejemplo, según un líder de Asana

Ventajas y desventajas del liderazgo situacional

Cada estilo de liderazgo tiene ventajas y desventajas. Ser consciente de las desventajas asociadas a tu rol de liderazgo puede ayudarte a convertirte en un gran líder y a prevenir cualquier desafío que puedas enfrentar antes de que se produzca.

Ventajas y desventajas del liderazgo situacional

Ventajas: 

  • Mejora la productividad: Una de las ventajas del liderazgo situacional es que mejora la productividad general de los miembros del equipo. Dado que cada miembro del equipo tiene un nivel diferente de habilidad y motivación, el uso de una forma de liderazgo adaptativa te permite evaluar a cada uno por separado y maximizar su rendimiento 

  • Se centra en los miembros del equipo: El modelo de liderazgo situacional se centra en los miembros del equipo. Utilizar un solo estilo de liderazgo para todos los miembros del equipo es pretender que todas las personas sean iguales. El liderazgo situacional tiene un alto compromiso con cada miembro del equipo y le da su propio espacio para crecer.

  • Promueve la flexibilidad: El liderazgo situacional promueve la flexibilidad, ya que amolda el liderazgo al nivel de habilidad, motivación y confianza de cada miembro del equipo. Los modelos de liderazgo menos flexibles pueden no tener en cuenta el nivel de motivación de los miembros del equipo, pero el liderazgo situacional debe ser flexible para mejorar la productividad.

Desventajas:

  • Puede provocar confusión: Una desventaja del liderazgo situacional es que puede crear confusión. La falta de uniformidad en el estilo de liderazgo puede hacer que los miembros del equipo se pregunten qué deben hacer y cuándo. Por ejemplo, a algunos miembros del equipo les puede costar pasar de una tarea totalmente práctica una semana a una tarea totalmente delegada la siguiente. Puedes evitar la confusión al preguntar a los miembros del equipo qué estilo de liderazgo situacional prefieren. 

  • Se centra en los objetivos a corto plazo: Los miembros del equipo que prefieren centrarse en los objetivos a largo plazo pueden no disfrutar del liderazgo situacional porque se centra en los objetivos a corto plazo. Cuando se cambia de estilo de liderazgo, hay que centrarse en la tarea que se está llevando a cabo y no en tareas u objetivos planificados con meses de antelación. Los miembros del equipo pueden sentirse incómodos si no saben con qué estilo de liderazgo se encontrarán la próxima semana o el próximo mes. Si los miembros de tu equipo necesitan una planificación a largo plazo, puedes encontrar un punto intermedio al planificar las tareas con antelación y discutir qué estilo de liderazgo prefieren para cada tarea próxima. Hacerle saber a tu equipo que tienes la libertad de cambiar de estilo de liderazgo cuando sea necesario puede tranquilizarlo. 

  • El líder asume la responsabilidad: El liderazgo situacional pone mucha responsabilidad en ti como líder para decidir qué tipo de estilo poner en práctica y cuándo. Este modelo puede resultar estresante porque debes ser flexible y adaptarte en todo momento. También tendrás que evaluar las emociones, las habilidades de trabajo y las habilidades sociales de otras personas para determinar sus necesidades de liderazgo. 

Para facilitar las cosas, intenta conocer a los miembros de tu equipo a nivel personal. Una vez que los conozcas bien, te darás cuenta de que cada uno tiene una clara preferencia por un estilo de liderazgo. Aunque cada miembro del equipo puede requerir un cambio de estilo ocasional, la mayoría de los miembros del equipo tienen un estilo de comunicación preferido. 

Utiliza el liderazgo situacional para satisfacer las necesidades de tu equipo

El liderazgo situacional es flexible y adaptativo. Puedes motivar a tu equipo para que tenga un mejor desempeño en el trabajo al modificar tu estilo de liderazgo para que se adapte a su situación. 

Utilizar un software de gestión de proyectos puede ser una buena manera de supervisar el progreso de los miembros del equipo y obtener más información sobre las capacidades de cada persona. También puedes utilizar las herramientas de gestión de proyectos para proporcionar comentarios y fomentar un entorno comunicativo.

Prueba el software de gestión de proyectos para equipos

Recursos relacionados

Artículo

What is management by objectives (MBO)? Steps, pros, and cons