La importancia de definir objetivos a corto plazo

Foto del colaborador - Sarah LaoyanSarah Laoyan30 de abril de 20217 min de lectura
facebooktwitterlinkedin
Encabezado del artículo sobre objetivos a corto plazo

Todos tenemos objetivos, tanto en el trabajo como en nuestra vida personal. Comprar una casa, comenzar un negocio nuevo, gestionar un equipo; la lista es muy larga. Si te detienes a pensar en ello, ¿son objetivos que puedes alcanzar o son solamente sueños que esperas poder lograr algún día? En este artículo, analizaremos cómo definir buenos objetivos que nos ayuden a impulsar tanto nuestro desarrollo profesional como personal.

Ya sea que estés por lanzar un producto nuevo con tu equipo o construyendo la casa de tus sueños, es fácil sentirse abrumado cuando el objetivo es complejo y ambicioso. Si buscas la manera de alcanzar objetivos ambiciosos, intenta definir pequeños objetivos a corto plazo que te ayuden a avanzar hacia el objetivo final.

¿Qué es un objetivo a corto plazo?

Existe una gran variedad de objetivos que puedes definir. En esencia, un objetivo es un resultado que deseas lograr.

Un objetivo a corto plazo se define por un período específico, como por ejemplo una semana o un mes. A menudo, estos son pequeños pasos que conducen a objetivos más grandes. Como resultado, los objetivos a corto plazo suelen ser más fáciles de lograr.

Ejemplos de objetivos a corto plazo

Objetivos personales a corto plazo:

  • Depositar el 5 % de tus ingresos mensuales en una cuenta de ahorros.

  • Comer vegetariano un día a la semana.

  • Leer 5 libros en un mes.

Objetivos profesionales a corto plazo:

  • Gestionar un proyecto trimestral de principio a fin.

  • Obtener la certificación en una herramienta o software específico.

  • Aumentar cinco puntos el puntaje de lealtad de los clientes este trimestre.

Notarás que todos estos objetivos tienen definido un plazo específico, lo que te permite centrarte en acciones concretas durante ese período para poder alcanzarlos.

La diferencia entre objetivos a corto plazo y objetivos a largo plazo

Un objetivo a largo plazo es el objetivo más ambicioso que quieres lograr, tu estrella guía. Los objetivos a corto plazo son diferentes ya que se centran en una parte más pequeña del trabajo en un plazo más corto. Dividir un objetivo grande a largo plazo en muchos objetivos a corto plazo, te ayudará a mantenerte concentrado en la tarea que estás realizando y evitar la procrastinación. 

Veamos un ejemplo de un objetivo a largo plazo que incluye varios objetivos más pequeños a corto plazo en el plan de acción.

Un equipo de ventas está buscando cerrar $500 000 en ventas nuevas este año. Ese es el objetivo a largo plazo. A menudo las empresas dividen este objetivo anual en objetivos trimestrales, es decir, en objetivos a corto plazo. Los gerentes pueden optar por dividir aún más estos objetivos trimestrales, haciendo que cada representante de ventas sea responsable de una parte específica de ese objetivo trimestral.

Estrategias para definir objetivos a corto plazo

No existe una estrategia en particular para definir objetivos que funcione mejor que otras. Es por eso que a continuación te mostramos dos estrategias diferentes que pueden ayudarte a delinear tus objetivos: 

Objetivos SMART

Los objetivos SMART son una técnica común para definir objetivos. SMART significa lo siguiente:

  • Específicos (Specific)

  • Medibles (Measurable)

  • Alcanzables (Achievable)

  • Realistas (Realistic)

  • De duración limitada (Time-bound)

Asegurarte de que tus objetivos cumplan con todos los criterios del marco SMART puede ayudarte a determinar los pasos que necesitas seguir para cumplir con tu objetivo. 

Lee: Redacta mejores objetivos SMART con estos consejos y ejemplos

Objetivos y resultados clave (OKR)

Al establecer objetivos a corto plazo, es importante vincularlos con acciones específicas. Al definir pasos más pequeños y concretos, podrás elaborar una hoja de ruta sólida que te ayudará a lograr tus objetivos, tanto a corto como a largo plazo.

Puedes ver cómo funciona este enfoque con los objetivos y resultados clave u OKR. El objetivo representa la meta que deseas alcanzar y los resultados clave son las métricas que usarás para medir tu progreso hacia esa meta.

Lee: Cómo establecer los OKR

Puedes usar las metas junto con los OKR para ayudarte a avanzar hacia los resultados clave. Piensa en las acciones que debes realizar para alcanzar los resultados clave deseados y úsalas para definir tus objetivos.

Ejemplo de cómo definir objetivos a corto plazo

Supongamos que el OKR de tu equipo de redes sociales es aumentar en un 400 % la cantidad de seguidores en las redes sociales durante este año fiscal.

Aún no tienen un plan claro sobre cómo llegar a ese 400 %, por lo que el equipo se reúne para hacer una lluvia de ideas sobre algunas acciones concretas que pueden ejecutar para aumentar los seguidores en las redes sociales. Un miembro del equipo plantea organizar sorteos dos veces por trimestre para aumentar el número de seguidores. Otro miembro sugiere usar anuncios pagos para incrementar la conciencia de marca. Otro compañero propone trabajar junto con varios influencers cada semana para promocionar la marca.

Las tres ideas propuestas son buenas opciones y se pueden establecer como objetivos a corto plazo para alcanzar el OKR principal. Así es como se escribirían estos tres objetivos:

  • Organizar un sorteo dos veces por trimestre.

  • Obtener 250 seguidores nuevos por trimestre a través de publicidad paga.

  • Promocionar nuestros canales una vez a la semana a través del canal de un influencer.

Cada uno de estos objetivos a corto plazo se centra en una tarea específica que debe realizarse y que contribuye a un objetivo de la empresa a largo plazo. Alinear tareas, objetivos del equipo más pequeños y objetivos de la empresa más grandes es un aspecto central de la pirámide de la claridad. Con la pirámide de la claridad, puedes vincular tu trabajo diario con tus objetivos a corto plazo. De esa manera, todo el equipo estará trabajando hacia el mismo objetivo y avanzando juntos para poder lograrlo.

Lee: Cómo crear una pirámide de la claridad en Asana gracias a los Objetivos

Dar seguimiento al progreso de los objetivos

Independientemente de que tengas un objetivo de equipo a largo plazo o uno personal a corto plazo, siempre es importante darle seguimiento a dicho objetivo para asegurarte de que estás progresando. Para trabajar de manera efectiva hacia tus objetivos, debes dedicar menos tiempo a preguntarte si los lograrás y más tiempo a trabajar en las acciones que te ayudarán a lograrlo.

Según una encuesta reciente realizada por Asana, solo el 26 % de los trabajadores del conocimiento tienen una clara visión de cómo su trabajo contribuye a los objetivos de la empresa. Si los miembros de tu equipo no saben a qué objetivos están contribuyendo, es muy probable que el trabajo que están realizando no tenga un impacto directo en el logro de los objetivos generales de la empresa.

Por ese motivo es tan importante dar seguimiento a los objetivos. Todo el trabajo que realiza tu equipo debe contribuir a un objetivo común. Pero, ¿cómo puedes asegurarte de que tu equipo trabaje regularmente para alcanzar esos objetivos? A continuación te mostramos algunas estrategias que puedes adoptar:

  • Comunica claramente el progreso: Cuando todos pueden visualizar cómo progresa el trabajo, no surge confusión acerca de si el trabajo está contribuyendo o no al objetivo. 

  • Establece (¡y celebra!) los logros del proyecto: Es importante celebrar cada progreso a medida que tu equipo avanza hacia el objetivo, para que nadie se desanime o pierda el enfoque a mitad de camino.

  • Usa un software para gestionar los objetivos: Conecta el trabajo de tu equipo con los objetivos de tu empresa, todo en un solo lugar. Al usar un software de gestión del trabajo como Asana, tu equipo tendrá una fuente única de referencias para todo el trabajo que realice. 

Uno de los principales beneficios del seguimiento de objetivos es que te aporta visibilidad para poder comprender si tus estrategias funcionan. Si supervisas activamente tus resultados clave y no logras ver los resultados deseados, puedes indagar un poco más para descubrir qué es lo que no está funcionando. Tal vez alguno de los miembros de tu equipo está sobrecargado de trabajo o quizás alguna de tus estrategias no es tan efectiva como esperabas.

Lee: Cómo gestionar los recursos de tu equipo de forma efectiva

Dar seguimiento a tus objetivos te brinda la oportunidad de modificar tu estrategia cuando las cosas no salen según lo planeado. 

Usar objetivos a corto plazo para el desarrollo profesional

Gestiona los objetivos del equipo para convertirte en un gerente exitoso.

Como gerente, puede ser un desafío definir tus objetivos personales sin primero mirar los objetivos individuales de tu equipo. Los grandes gerentes ayudan a sus empleados a eliminar los obstáculos para que puedan centrarse en las tareas que los ayuden a alcanzar sus objetivos.

Antes de establecer tus objetivos personales como gerente, céntrate en los objetivos de tu equipo. Vincula tus objetivos al trabajo que realiza tu equipo para que todos estén alineados y puedan progresar juntos. 

Da seguimiento a tu desarrollo profesional con objetivos a corto plazo

Además de usar objetivos a corto plazo para supervisar el progreso de tu equipo o empresa, también puedes usarlos para dar seguimiento a tu desarrollo personal o al de un miembro del equipo. Si estás desarrollando nuevas habilidades o asumiendo nuevas responsabilidades, haz un seguimiento de cómo esas habilidades te ayudan a alcanzar tus objetivos. 

Veamos un ejemplo.

Taylor es representante de desarrollo de ventas en una empresa de SaaS. No le gusta dedicar mucho tiempo a las llamadas, pero ha encontrado varias herramientas que le permiten crear un flujo automatizado de emails para contactar a sus clientes potenciales. 

El gerente ha observado que Taylor no ha realizado la cantidad recomendada de llamadas, pero aun así está alcanzando sus objetivos de ventas gracias al flujo de emails configurado para contactar a los clientes potenciales. 

El gerente de Taylor ve esto como una oportunidad de crecimiento y le ofrece trabajar en un puesto que le permita crear más oportunidades de marketing por email para otros vendedores del equipo. Al supervisar cómo Taylor progresaba hacia sus objetivos, su gerente pudo crear una oportunidad para que ascendiera a un rol que se adapta perfectamente a sus habilidades.

Define objetivos para tu desarrollo personal

También puedes establecer objetivos para impulsar tu desarrollo personal. Si en tu vida tienes objetivos a largo plazo, puedes establecer objetivos personales a corto plazo, tal como lo harías en el ámbito profesional. Define objetivos medibles que sean pequeños logros hacia tu objetivo final. 

Puedes apoyarte en tus objetivos personales a corto plazo para conseguir diferentes ambiciones. Mantener tus finanzas personales, fijarte objetivos para realizar actividad física y seguir con regularidad una dieta balanceada son algunos ejemplos de cómo puedes usar los objetivos para tu desarrollo personal.

A continuación, te mostramos un ejemplo de cómo puedes desglosar un objetivo personal:

Objetivo personal a largo plazo: Correr una media maratón en 6 meses 

Objetivos a corto plazo:

  • Poder correr dos kilómetros sin parar al final de la semana 2

  • Correr 5 kilómetros al final del mes 1 en menos de 35 minutos

  • Correr 10 kilómetros al final del mes 2 en menos de una hora

Como puedes notar, los objetivos a corto plazo aumentan de forma progresiva, pero todos contribuyen al logro del objetivo a largo plazo. 

Seguimiento de los objetivos a corto plazo de manera más eficiente

¿Buscas dar seguimiento a tus objetivos, tanto a corto como a largo plazo, de manera más eficiente? Usa un software de gestión de trabajo como Asana para desglosar tus objetivos en tareas concretas.

Obtén más información sobre cómo alcanzar tus objetivos a través de la pirámide de la claridad.

Recursos relacionados

Artículo

22 types of business objectives to measure success