Cómo establecer objetivos grandes, complicados y audaces (BHAG) para lograr lo imposible

Foto del colaborador - Julia MartinsJulia Martins27 de julio de 20218 min de lectura
facebooktwitterlinkedin
Imagen del banner del artículo “Cómo establecer objetivos grandes, complicados y audaces (BHAG) para lograr lo imposible”

Para lograr lo imposible, primero tenemos que confiar en que podemos hacerlo.

Esa es la mentalidad que sustenta los objetivos grandes, complicados y audaces. Son objetivos como el primer alunizaje y la invención de la Internet: líneas de llegada que parecían increíblemente lejanas al iniciar la carrera.

Encontrar las palabras para explicar objetivos a largo plazo y que a la vez son casi imposibles puede resultar difícil. Sin mencionar el miedo que sientes al compartirlos con otras personas. Pero si quieres definir y lograr tu propósito principal, puedes hacerlo con los objetivos BHAG. Obtén más información a continuación.

¿Qué es un objetivo grande, complicado y audaz (BHAG)?

Un objetivo grande, complicado y audaz (BHAG, por sus siglas en inglés) es un objetivo a largo plazo que sirve de inspiración y lleva a tu empresa a un nivel superior. Los objetivos BHAG son tareas abrumadoras que tardan entre 10 y 25 años en concretarse. Requieren más que trabajo duro, experiencia y conocimientos técnicos. Para llevar a cabo estos planes plurianuales, primero debes creer que es posible. Al establecer estos objetivos enormes, estás ampliando los límites de lo que tu empresa puede hacer y desafiando a tu equipo para que logre un progreso de gran dimensión.

¿Qué significa el acrónimo BHAG?

El acrónimo BHAG significa ‘Big Hairy Audacious Goals’ que se traduce como objetivos grandes, complicados y audaces. El término fue acuñado por primera vez en 1994 por Jim Collins y Jerry Porras en su libro “Creadas para durar: Los buenos hábitos de las compañías visionarias” (Built to Last: Successful Habits of Visionary Companies).

Cuando se establecen por primera vez, los objetivos BHAG a menudo parecen objetivos ambiciosos a nivel de organización que son casi imposibles de alcanzar. Un ejemplo de eso es la declaración que el presidente John F. Kennedy hizo en 1961, en la que afirmaba que Estados Unidos pondría un hombre en la Luna antes de que terminara la década. En 1961, tal afirmación parecía más un sueño que una posible realidad futura. Pero al establecer ese objetivo, el presidente Kennedy inspiró a Estados Unidos a lograr lo que en apariencia era imposible.

Prueba gratis los objetivos de Asana

Los 4 tipos de objetivos BHAG

Todos los objetivos BHAG tienen algo en común: son objetivos ambiciosos y a largo plazo. Pero hay diferentes tipos de objetivos grandes, complicados y audaces. Los cuatro tipos son los siguientes:

1. Los BHAG centrados en un objetivo específico

Estos son los objetivos más tradicionales y, por lo tanto, es el tipo más común de objetivo grande, complicado y audaz que las organizaciones establecen. El objetivo específico representa algo que pretendes lograr dentro de un período de tiempo dado. Los BHAG centrados en un objetivo específico suelen ser cuantitativos, por ejemplo, alcanzar cierto objetivo de ingresos en un año determinado. Pero también pueden ser cualitativos. Por ejemplo, el objetivo de aterrizar en la Luna en una fecha determinada es un objetivo BHAG cualitativo centrado en un resultado específico.

Cómo definir objetivos BHAG específicos: 

  • Asegúrate de elegir un objetivo específico que sea lo suficientemente grande como para inspirar a tu organización, y lo suficientemente complejo como para que conseguirlo tome por lo menos 10 años. 

  • Los BHAG específicos no son objetivos a corto plazo, por lo que no deben centrarse en una sola rama de tu organización ni en un solo aspecto de tus objetivos comerciales. Más bien, identifica un objetivo que abarque los objetivos de tu organización.

Ejemplos de objetivos BHAG específicos:

Posibles errores y cómo evitarlos:

  • Dado que estás estableciendo un solo objetivo específico, asegúrate de que sea inspirador. No hay problema con que parezca casi imposible de lograr; eso es lo que hace que este sea un objetivo BHAG. 

  • Para algunos miembros del equipo, un objetivo BHAG específico centrado en obtener ingresos puede ser emocionante, pero asegúrate de que sea algo que todos los miembros del equipo puedan respaldar.

  • Si el resultado que buscas alcanzar es más bien cualitativo, asegúrate de que haya una forma clara de medir el éxito. 

2. Los BHAG competitivos

Los objetivos BHAG centrados en la competencia son una forma de unir a tu equipo contra un gran competidor. Después de todo, a todo el mundo le encanta apoyar a los que tienen menos chances de ganar. Apoyarte en el hecho de que no vas ganando, pero tienes chances de ganar, puede ser un poderoso motivador para tu equipo. Los objetivos BHAG competitivos también son una excelente manera de aumentar el espíritu de equipo y crear un sentido de urgencia con respecto a la necesidad de superar a la competencia. Cuando se usan de manera correcta, sirven como punto focal para los esfuerzos de todos los miembros de la empresa, lo que la llevará de ser buena a ser excelente.

Cómo definir objetivos BHAG competitivos:

  • Identifica algo o alguien contra quien tu equipo pueda competir y que esa competencia pueda extenderse durante mucho tiempo. 

  • Decide si quieres vencerlos en un área o en todas las áreas. 

  • Comparte el objetivo con tu equipo para inspirar el espíritu competitivo. 

Ejemplos de objetivos BHAG competitivos:

  • El objetivo de la NASA de poner un hombre en la Luna antes de 1970 era un BHAG centrado en la competencia, ya que Estados Unidos competía con la Unión Soviética para ser el primer país en lograrlo.

  • En la década de 1960, cuando Nike era una empresa prometedora, su objetivo original era “Aplastar a Adidas”.

Posibles errores y cómo evitarlos:

  • Asegúrate de que a quien elijas sea claramente la competencia o el líder de su categoría. La ambigüedad hace que este objetivo BHAG sea confuso. 

  • Solo usa este tipo de objetivo BHAG si eres la parte que tiene menos chances de ganar. Evita elegir a un competidor que esté apenas por encima tuyo, ya que eso no es particularmente inspirador.

  • No es necesario que sigas la fórmula común a rajatabla. No siempre es necesario que venzas a alguien de manera directa. En cambio, intenta ser creativo con este objetivo BHAG. Por ejemplo, si no eres la empresa más débil, igual puedes establecer un BHAG centrado en la competencia donde lo que intentarás hacer será vencer a toda la categoría y capturar un cierto porcentaje de participación en el mercado contra todas las demás empresas que forman la competencia.

3. Los BHAG centrados en un modelo

No es necesario ser innovador para crear un buen objetivo BHAG. Después de todo, lograr la excelencia en tu categoría ya es lo suficientemente desafiante. Aquí es donde entran en juego los BHAG centrados en un modelo. Para establecer estos objetivos, identifica un aspecto que funcione bien y define un objetivo que emule ese éxito. Utiliza este tipo de BHAG para emular el éxito de la competencia o el éxito de un sector diferente.

Cómo definir objetivos BHAG centrados en un modelo:

  • Identifica algo que admires o un objetivo que alguien más haya logrado que sea un BHAG propiamente dicho.

  • Estos objetivos BHAG son más efectivos si tu empresa es prometedora.

Ejemplos de objetivos BHAG centrados en un modelo:

  • La Universidad de Stanford, que se fundó 249 años después de que se fundara Harvard, originalmente (y de manera informal) se autodenominó la “Harvard de Occidente”.

Posibles errores y cómo evitarlos:

  • Antes de definir este BHAG, identifica qué hace que tu modelo a seguir sea exitoso. No es recomendable que seas una copia exacta de la empresa modelo a seguir. En cambio, identifica un aspecto en el que esa empresa haya tenido éxito y emúlalo.

  • Evita usar este tipo de objetivo BHAG si tu organización no es una empresa prometedora y en crecimiento. 

4. Los BHAG centrados en la transformación interna

Los objetivos BHAG centrados en la transformación interna se diferencian de los otros tres tipos en que este representa un gran cambio para tu modelo de negocios. Si estás cambiando tu estrategia comercial, puedes utilizar un objetivo BHAG que represente ese cambio y lo que esperas obtener de él.

Cómo definir objetivos BHAG centrados en la transformación interna:

  • Identifica un gran cambio que necesites realizar y que abarque a toda la organización. Algunos ejemplos podrían ser cambiar el mercado, modificar tu estrategia comercial o revisar tu organización. 

  • Usa un objetivo BHAG que represente tus nuevos objetivos comerciales y por qué decidiste hacer ese cambio.

Ejemplos de objetivos BHAG centrados en la transformación interna:

  • El cambio que hizo Netflix, de enviar DVD por correo a convertirse en el primer servicio de transmisión de video del mundo.

  • La transición de Best Buy de una experiencia de compra exclusivamente presencial a convertirse en un líder digital en tecnología. 

Posibles errores y cómo evitarlos:

  • Implementar una transformación interna es difícil. Antes de hacerlo, asegúrate de que sea lo más conveniente para tu empresa. Los cambios frecuentes pueden reducir la moral del equipo

  • Cuando estés listo para llevar a cabo una transformación interna, implementa un proceso de gestión de cambios para que la transición sea lo más fluida posible. 

Lee: ¿Qué es la gestión de cambios? 6 pasos para crear un excelente proceso de gestión de cambios

Ejemplos de objetivos BHAG

Antes de comenzar a redactar tus propios objetivos grandes, complicados y audaces, echa un vistazo a algunos ejemplos. Ten en cuenta que algunos de estos BHAG también son declaraciones de misión de la empresa, ya que son lo principal que la empresa pretende lograr. A menudo, las organizaciones definen sus declaraciones de misión o visión, sin siquiera darse cuenta de que están usando objetivos BHAG para hacerlo.

Google: Organizar la información del mundo

NPR: Crear un público más informado

Facebook: Conectar el mundo

Airbnb: Crear un mundo en el que cualquiera pueda pertenecer a cualquier lugar

Feeding America: Garantizar el acceso equitativo a alimentos nutritivos

SpaceX: Hacer que la humanidad sea una especie multiplanetaria

Khan Academy: Brindar educación gratuita de primera clase a cualquier persona, en cualquier lugar

Spotify: Liberar el potencial de la creatividad humana

Michael J. Fox Foundation: Hallar una cura para la enfermedad de Parkinson

Lee: Cómo The Michael J. Fox Foundation para la investigación del Parkinson se acerca a encontrar una cura con Asana

Cómo se comparan los objetivos BHAG con otras metodologías para establecer objetivos

Los BHAG son objetivos ambiciosos y a largo plazo. Pero no todos los objetivos son del tipo BHAG. Veamos una comparación entre los objetivos grandes, complicados y audaces y otras metodologías para establecer objetivos:

Los objetivos BHAG vs. los indicadores clave de rendimiento (KPI)

Los indicadores clave de rendimiento son métricas cuantitativas que muestran el progreso de tu equipo u organización hacia importantes objetivos de negocios. Trata de establecer los indicadores clave de rendimiento de forma trimestral o anual para determinar si estás o no encaminado para alcanzar tus objetivos estratégicos.

Los objetivos BHAG abarcan mucho más que los indicadores clave de rendimiento. Si bien los indicadores clave de rendimiento miden el éxito en una escala de 3, 6 o 12 meses, los BHAG no deberían tardar menos de 10 años en alcanzarse. ¡Algunos objetivos BHAG tardan incluso más de 25 años!

Lee: ¿Qué es un indicador clave de rendimiento (KPI)?

Los objetivos BHAG vs. los objetivos y resultados clave (OKR)

Los objetivos y resultados clave (OKR) son una metodología que permite que los equipos establezcan objetivos medibles. La plantilla de objetivos y resultados clave dice así: Realizaré [objetivo] medido por [resultado clave]. Por lo general, los objetivos son metas anuales que se establecen a nivel de departamento u organización. Los resultados clave, que dan seguimiento al progreso logrado para alcanzar el objetivo, se pueden establecer a nivel de departamento, equipo o individuo, y pueden abarcar desde un mes hasta un año.

Avanzar hacia tus objetivos y resultados clave puede prepararte para el éxito y ayudarte a alcanzar tus objetivos BHAG. Pero, al igual que los indicadores clave de rendimiento, los objetivos y resultados clave tienen un alcance mucho más acotado que los objetivos BHAG. Después de alcanzar tus objetivos y resultados clave durante 10 o 20 años, finalmente podrás alcanzar tu objetivo BHAG.

Lee: ¿Qué son los objetivos y resultados clave (OKR)?

Los objetivos BHAG vs. los objetivos SMART

SMART es un acrónimo en inglés que significa que el objetivo es específico, medible, alcanzable, realista y de duración limitada. Este marco de establecimiento de objetivos garantiza que los objetivos sean viables. Puedes aplicar la metodología SMART a cualquier proceso de definición de objetivos.

Por ejemplo, si quieres utilizar la metodología SMART con los objetivos BHAG, simplemente debes asegurarte de que tus objetivos BHAG cumplan con todos los criterios SMART.

Lee: Redacta mejores objetivos SMART con estos consejos y ejemplos

Los objetivos BHAG vs. la planificación estratégica

Un plan estratégico es una herramienta que define hacia dónde irá tu empresa en los próximos tres a cinco años. Esta forma de planificación a largo plazo ayuda a tu organización a lograr grandes objetivos con claridad y enfoque.

Si bien su alcance es mayor que el de los objetivos y resultados clave, los planes estratégicos tienen un alcance menor que el de los objetivos BHAG. Según el objetivo BHAG que hayas establecido, puedes crear un plan estratégico para que forme parte del camino que transitarás hacia tu objetivo. Dentro de tres o cinco años, cuando estés listo para actualizar tu plan estratégico, puedes crear otro plan estratégico para acercarte un paso más a tus objetivos BHAG.

Lee: ¿No conocías la planificación estratégica? Comienza ahora.

Los objetivos BHAG vs. las declaraciones de visión

En la práctica, los objetivos BHAG y las declaraciones de visión son bastante similares. Ambos son objetivos inspiradores con miras al éxito a largo plazo de tu empresa.

La principal diferencia entre un objetivo BHAG y una declaración de visión es la audacia de la afirmación. Algunas declaraciones de visión son audaces y emocionantes, pero no desafían las creencias como lo hace un verdadero objetivo BHAG. A veces, hacer un buen trabajo y atender a tus clientes es más que suficiente.

Tomemos a TED, el anfitrión de las charlas TED, como ejemplo. Su declaración de visión es difundir ideas. Ese no es un objetivo grande, complicado y audaz porque no es algo revolucionario, pero de todas formas producen contenido asombroso e inspiran a personas de todo el mundo todos los días.

Lee: 7 pasos para escribir una declaración de visión perfecta

Da seguimiento y alcanza tus objetivos grandes, complicados y audaces

Ya definiste tu objetivo BHAG. El siguiente paso es lograrlo. Para avanzar hacia el éxito, asegúrate de usar una herramienta para establecer objetivos. Las herramientas para establecer objetivos te ayudan a alinear los objetivos de tu empresa con el trabajo que te ayuda a alcanzarlos, todo en un mismo lugar. De esa manera, puedes mantener a tus equipos encaminados e inspirados.

Prueba gratis los objetivos de Asana

Recursos relacionados

Artículo

10 questions to ask before finding a mentor