Cómo crear objetivos estratégicos con 65 ejemplos prácticos

Foto de la colaboradora - Julia MartinsJulia Martins15 de agosto de 20228 min de lectura
facebooktwitterlinkedin
Imagen del banner sobre 65 métricas de metas estratégicas y ejemplos para lograr que tu empresa avance
Plantillas

Resumen

Los objetivos estratégicos son una parte esencial de tu plan estratégico. Para poder lograr tus metas a largo plazo, necesitas tener una idea clara de hacia dónde quieres ir, así como una forma sencilla de compartir esos objetivos con tu equipo. En este artículo, no solo abordaremos la diferencia entre las metas estratégicas y otras metodologías para establecer metas, sino también compartiremos 65 ejemplos de métricas y objetivos estratégicos para ayudarte a empezar. Actualización 15/08/22: En esta actualización hemos añadido algunos detalles que te ayudarán a redactar tus objetivos estratégicos.

La definición de objetivos estratégicos es una parte crucial de tu estrategia de negocios. Es importante asegurarse de que el equipo avance de manera uniforme y en la dirección correcta, y estos objetivos son una excelente herramienta para lograrlo.

Sin embargo, para que estos objetivos estratégicos sean efectivos, deben poder medirse. No es suficiente con definirlos, lo importante es establecer unos objetivos estratégicos que te ayuden a lograr la misión general de la empresa.

En este artículo, te mostraremos cómo y cuándo redactar los objetivos estratégicos.

Qué son los objetivos y metas estratégicas

Aunque estrictamente hablando, metas y objetivos estratégicos serían conceptos diferentes, especialmente en el mundo anglosajón, es habitual referirse a las metas estratégicas como objetivos estratégicos. Una meta estratégica u objetivo estratégico es lo que quieres lograr al final de tu plan estratégico de tres a cinco años. En términos generales, los objetivos tienden a ser más específicos que las metas.I

Independientemente de la terminología que uses, metas estratégicas u objetivos estratégicos, debes asegurarte de que sean específicos, medibles y viables. Durante este artículo, nos referiremos a las metas estratégicas también como objetivos estratégicos.

Entender los objetivos estratégicos de una empresa

Tal vez puedan parecerte algo confusos los términos relacionados con la planificación de estrategias y acciones en tus proyectos. Repasamos algunos conceptos básicos que son complementarios y que deberás tener en cuenta a la hora de definir los objetivos estratégicos de una empresa.

Objetivos estratégicos vs. planificación estratégica

La planificación estratégica define la dirección que la empresa quiere tomar en los próximos tres a cinco años. Un plan estratégico incluye objetivos a largo plazo, objetivos estratégicos y objetivos a corto plazo. El proceso de planificación estratégica generalmente está a cargo del equipo directivo que toma las decisiones y de aquellos equipos de trabajo que intervienen en el proceso. 

Parte del plan estratégico consiste en definir metas estratégicas. También debe incluir información de los clientes, un análisis DAFO (FODA por sus siglas en inglés), los valores de la empresa, las ventajas competitivas de tu organización, las metas específicas trimestrales o anuales y, si corresponde, una hoja de ruta general del proyecto.

Lee: ¿No conocías la planificación estratégica? Comienza ahora.

Objetivos estratégicos de una empresa vs. gestión estratégica

La gestión estratégica es la organización e implementación de los recursos comerciales con el fin de lograr las metas de la empresa. Por lo general, te ayudan a implementar la estrategia general de la empresa.

Lee: Redacta mejores objetivos SMART con estos consejos y ejemplos

Los objetivos estratégicos, por otra parte, suelen tener plazos de tres a cinco años y están estrechamente vinculados a tu plan estratégico. Este plan estratégico alimenta tu proceso de gestión estratégica, con el cual lograrás realmente esos objetivos.

Lee: ¿No conocías la gestión estratégica? Comienza ahora.

Objetivos vs. objetivos grandes, audaces y peliagudos (BHAG)

Los objetivos grandes, audaces y peliagudos (BHAG) son objetivos a largo plazo que generalmente tardan de 10 a 25 años en alcanzarse. Se trata de objetivos que definen al sector, como por ejemplo, el famoso objetivo de Microsoft de poner “un ordenador en cada escritorio y en cada hogar”. 

No todas las empresas tienen o necesitan implementar objetivos BHAG. En función de tu estrategia comercial, una declaración de visión podría ser suficiente. Ya sea que definas o no objetivos BHAG, ten en cuenta que las metas estratégicas son de un plazo más corto.

Lee: Cómo establecer objetivos grandes, complicados y audaces (BHAG) para lograr lo imposible

Objetivos estratégicos vs. OKR

Los OKR, que significan “objetivos y resultados clave”, son una metodología de definición de objetivos desarrollada por Andy Grove que sigue un marco simple pero flexible:

  • Realizaré[objetivo] medido por [resultado clave].

Los OKR pueden abarcar varios años, pero por lo general tienen plazos de uno a dos años y ayudan a la empresa a lograr el plan estratégico más amplio. En una estructura de OKR clásica, estos se incorporan a las metas estratégicas a gran escala.

Lee: Cómo establecer los OKR

Objetivos estratégicos vs. KPI

Los KPI, o indicadores clave de rendimiento, miden el progreso de manera cuantitativa. Al igual que los OKR, los plazos de los KPI suelen ser más cortos que los de las metas estratégicas, lo que se debe en parte a que casi siempre son cuantitativos. Alcanzar varios KPI a largo plazo te permite lograr los objetivos estratégicos más amplios de tres a cinco años.

Lee: ¿Qué es un indicador clave de rendimiento (KPI)?

Objetivos estratégicos vs. metas empresariales

Las metas empresariales son metas predeterminadas que las empresas planean alcanzar en un período específico. Técnicamente, las metas estratégicas son un tipo de objetivo empresarial, al igual que los BHAG, los OKR y los KPI.

Lee: OKR vs. KPI: ¿qué marco es el más adecuado para la definición de objetivos?

Paso a paso para crear tus objetivos estratégicos

Ahora que ya tienes claro qué es un objetivo estratégico es la hora de enfrentarse a la creación de los mismos. ¿Cómo y por dónde empezar? Puede incluso que te encuentres en la fase inicial de tu proyecto empresarial y antes necesites dar algunos pasos previos a la definición de estos objetivos estratégicos. Si, por ejemplo, necesitas financiación para tu proyecto y te está resultando difícil encontrarla, quizá puedas recurrir a una campaña de crowdfunding. Si ya has superado esto, puedes comenzar con las fases para crear tus objetivos estratégicos:

1. Define con precisión la situación actual de la empresa

A menudo se evita realizar esta tarea que muchos consideran irrelevante. Sin embargo, es fundamental conocer desde dónde partimos para poder definir buenos objetivos estratégicos. Párate a pensar cuál es la situación actual en cuanto a clientes, mercados, productos, soluciones, empleados, competidores, qué imagen de marca tiene la compañía o cómo es percibida en el mercado.

Da seguimiento a los cronogramas de tus proyectos con Asana

2. Acude a la misión y valores de la empresa

Tanto la misión como los valores de la empresa son los marcos en los que deberás encuadrar tus objetivos estratégicos por lo que no los pierdas de vista. La misión y visión de tu empresa, así como los valores deben estar siempre presentes en tu definición de objetivos estratégicos.

3. Redacta tus objetivos estratégicos 

Comprobarás en nuestros ejemplos de objetivos estratégicos y en los de muchas empresas que, la mayoría de las veces, se utiliza una misma fórmula de redacción. En primer lugar el infinito de un verbo de acción como: desarrollar, crear, convertirse o alcanzar, seguido de un sustantivo como ganancias, valor, clientes, y terminando con un adjetivo que defina lo más precisamente cómo deberá ser. Recuerda la fórmula: verbo + sustantivo + adjetivo

4. Explica un poco más tus objetivos

Esta definición tan breve y concisa de tus objetivos estratégicos puede resultar insuficiente para que otros miembros de la organización puedan entender cómo realizarlos o desarrollar los planes de acción necesarios para que puedan alcanzarse. Redactar unas declaraciones de objetivos estratégicos, es decir, explicar un poco más extensamente (tal vez, un párrafo más) cómo se va a lograr o qué herramienta se va a utilizar para alcanzar la meta, los harán más compresibles para el resto de departamentos.

Plantilla gratuita para objetivos empresariales

Tipos de objetivos estratégicos

Podemos clasificar los objetivos estratégicos teniendo en cuenta las grandes áreas de procesos de negocio de una compañía: objetivos estratégicos financieros; objetivos estratégicos centrados en el cliente; objetivos estratégicos de crecimiento; y objetivos de procesos internos. Veamos ejemplos concretos para cada una de estas áreas.

65 ejemplos de objetivos estratégicos

Si nunca antes has definido una meta estratégica, te recomendamos verificar primero las metas comunes. Aunque tus metas estratégicas son exclusivas de tu plan estratégico, puedes usar estos ejemplos de objetivos estratégicos como base para definir metas que sean medibles, prácticas y que tengan métricas de éxito claras. Algunas herramientas de Business Intelligence te ayudarán además a medir y reunir toda la información sobre las métricas más relevantes de tu empresa.

Define metas estratégicas que sean:

  • Formuladas de manera sencilla

  • Medibles

  • Fáciles de dar seguimiento

  • Específicos

  • De duración limitada

Para obtener más información sobre cómo definir objetivos correctamente, consulta nuestro artículo sobre cómo redactar objetivos SMART

Ten en cuenta que estas metas deberían alcanzarse en un plazo de tres a cinco años. Para metas más cortas, considera definir OKR o KPI. Para definir metas a largo plazo, consulta las declaraciones de visión y los BHAG

Objetivos estratégicos financieros

Las metas financieras generalmente se centran en algunas métricas financieras importantes, que incluyen:

1. Aumentar las ganancias

2. Alcanzar o mantener la rentabilidad

3. Aumentar el valor de las acciones

4. Diversificar los flujos de ingresos

5. Convertirse en una empresa sustentable financieramente

6. Disminuir los costes de producción

7. Aumentar el margen de rentabilidad

8. Definir objetivos de ingresos para productos nuevos

9. Reducir el presupuesto de los diferentes departamentos

10. Incidir en el porcentaje de ventas nacionales frente a las ventas internacionales

Ejemplos de objetivos estratégicos sobre finanzas

Estos ejemplos no representan las metas de Asana y solo se incluyen aquí con fines educativos. 

11. Incrementar los ingresos totales en $10 millones en los próximos tres años

12. Reducir los costos en un 12% para que la empresa sea rentable para el 2024

13. Aumentar las ventas de un producto específico para que alcance el 30 % de los ingresos totales en los próximos cinco años

14. Reducir el presupuesto de marketing en un 10% en los próximos tres años

15. Actualizar nuestro perfil de ventas para que el 50% de nuestras ventas provengan del mercado internacional para el 2026

Objetivos estratégicos centrados en el cliente

Las metas estratégicas que se centran en el cliente pueden ayudarte a penetrar en nuevos mercados o desarrollar aún más una marca confiable. Estas metas pueden incluir métricas como las siguientes:

16. Reducir la fuga de clientes

17. Aumentar significativamente la satisfacción del cliente

18. Incrementar el número de clientes nuevos

19. Aumentar la tasa de retención de clientes

20. Ofrecer valor al cliente

21. Promover la comunicación con el cliente

22. Aumentar las tasas de conversión de clientes

23. Conquistar una nueva segmentación de clientes

24. Aumentar el número de clientes frecuentes

25. Disminuir el porcentaje de devolución de productos

Ejemplos de objetivos estratégicos centrados en métricas de clientes

Estos ejemplos no representan las metas de Asana y solo se incluyen aquí con fines educativos. 

26. Aumentar 3 puntos el puntaje de lealtad de los clientes en el próximo año y 10 puntos en los próximos cinco años

27. Lograr una participación en el mercado del 23 % para el 2025

28. Brindar la mejor experiencia al cliente en el mercado, medida por el tiempo de respuesta, los comentarios de los clientes y el reconocimiento de la marca

29. Aumentar la tasa de retención de clientes en un 3 % cada año

30. Disminuir el porcentaje de devolución de productos al 2 % para el 2023

Metas estratégicas para promover el crecimiento

A nivel de organización, el crecimiento se refiere a la expansión y desarrollo de una empresa. Las métricas de crecimiento incluyen:

31. Aumentar la participación en el mercado

32. Penetrar en mercados nuevos

33. Desarrollar nuevos productos, funciones o servicios

34. Aumentar la confiabilidad operacional y/o el cumplimiento de las normativas

35. Aumentar la velocidad de la empresa

36. Abrir sucursales nuevas

37. Desarrollar la marca en las redes sociales

38. Aumentar el tráfico del sitio web

39. Adquirir una empresa nueva

Ejemplos de metas estratégicas para promover el crecimiento

Estos ejemplos no representan las metas de Asana y solo se incluyen aquí con fines educativos. 

40. Abrir 12 sucursales nuevas en los próximos cuatro años

41. Aumentar a 8 % la participación en el mercado para el 2026

42. Llegar a los 5 millones de seguidores en redes sociales (incluidos Instagram y Twitter)

43. Aumentar el tráfico web a 300 000 visitantes por año para el 2024

44. Lanzar tres productos nuevos para el 2027

Metas estratégicas internas de la empresa

También puedes establecer objetivos estratégicos centrándote en las metas internas de tu empresa. Pueden incluir métricas centradas en el empleado como las que se detallan a continuación:

45. Aumentar la tasa de retención de empleados

46. Incorporar miembros nuevos al equipo

47. Construir una cultura corporativa saludable

48. Implementar un ciclo de evaluación de desempeño

49. Estandarizar los cargos y/o puestos

50. Promover la productividad interdisciplinaria

51. Crear una oficina de gestión de proyectos (PMO) para estandarizar los procesos

52. Atraer a los mejores talentos

53. Construir equipos de alto rendimiento

54. Invertir en el desarrollo personal y profesional

55. Reducir el agotamiento y el síndrome del impostor

56. Desarrollar programas de capacitaciones para empleados

57. Reducir la tasa de rotación de empleados

58. Mejorar la seguridad en el lugar de trabajo

59. Implementar una mejor gestión de las instalaciones

Ejemplos de objetivos estratégicos internos 

Estos ejemplos no representan las metas de Asana y solo se incluyen aquí con fines educativos. 

60. Incorporar 20 miembros nuevos al equipo en los próximos cuatro años

61. Aumentar el nivel de participación general en un 7 % según lo que indiquen las encuestas anuales.

62. Aumentar las recomendaciones de nuevas contrataciones a 5000 miembros del equipo por año para el 2026

63. Desarrollar y difundir nuevos valores corporativos para el 2023

64. Implementar un ciclo de evaluación de desempeño semestral durante los próximos tres años

65. Alcanzar el máximo nivel de seguridad para el lugar de trabajo durante los próximos tres años

Alcanza tus metas con la tecnología de seguimiento de metas

Una vez que hayas definido tus metas, necesitas encontrar una forma clara para medir, comunicar y dar seguimiento a esas metas, y poder contar con un cuadro de mando integral que te facilite esta tarea. Además, te dejamos otro tip, si este año tienes objetivos estratégicos relacionados con la digitalización de tu empresa, te aconsejamos consultar nuestro artículo sobre las ayudas a la digitalización (para España) con el Kit Digital.

En lugar de dejar que tus metas caigan en el olvido en alguna diapositiva u hoja de cálculo en tu ordenador, usa un software de seguimiento de metas para conectar tus metas estratégicas con el trabajo diario de tu equipo. Con Asana puedes dar seguimiento a las metas a largo plazo y a los objetivos a corto plazo asociados.

Define y alcanza los objetivos con Asana

Recursos relacionados

Video

See Asana Goals in action