Redacta mejores objetivos SMART con estos consejos y ejemplos

Foto del colaborador - Julia MartinsJulia Martins8 de enero de 20218 min de lectura
facebooktwitterlinkedin
Redacta mejores objetivos SMART - imagen del encabezado

Todo equipo que haya logrado algo fenomenal primero tuvo que establecer objetivos para llegar allí. Los equipos que establecen objetivos pueden hacer grandes cosas como curar enfermedades, fabricar electrodomésticos más eficientes y sustentables o hacer que nuestros océanos sean más seguros para las ballenas y los delfines. Cuando establecemos objetivos, podemos visualizar a dónde queremos ir y dar lo mejor de nosotros para llegar allí.

Pero alcanzar un objetivo ambicioso no se trata solamente de apuntar a las estrellas, también se necesita un camino para llegar allí. Ahí es donde entran en juego los objetivos SMART. SMART es un acrónimo que puede ayudarte a definir y establecer grandes objetivos. Con el método SMART, puedes asegurarte de que todos los objetivos, desde los objetivos del proyecto hasta las metas más amplias de la empresa, tengan todo lo que necesitas para alcanzarlos. Descubre cómo hacerlo.

¿Qué es un objetivo SMART?

SMART es un acrónimo que te ayuda a establecer objetivos definidos, realistas y alcanzables. SMART significa lo siguiente:

  • Específico (Specific)

  • Medible (Measurable)

  • Alcanzable (Achievable)

  • Realista (Realistic)

  • De duración limitada (Time-bound)

El acrónimo SMART es un atajo para establecer grandes objetivos porque incluye todos los ingredientes necesarios para el éxito. A continuación, te mostramos cómo desglosar y abordar cada parte:

Específicos (Specific)

Ten en cuenta que estás estableciendo un objetivo SMART para lograr una meta específica, no una general. No buscas el éxito de cualquier iniciativa, quieres que tu proyecto específico tenga éxito. Para asegurarte de que puedas alcanzarlos, cerciórate de que tus objetivos sean específicos para el trabajo que estás realizando.

Medibles (Measurable)

La “M” en SMART significa medible, lo que te ayuda a evaluar el éxito o el fracaso de tu proyecto. Tus objetivos deben contar con alguna forma objetiva de poder medirlos, ya sea una fecha límite, un número, un cambio porcentual o algún otro elemento medible.

Alcanzables (Achievable)

No es recomendable que tus objetivos sean fáciles de lograr, pero por otro lado debes asegurarte de que estás estableciendo objetivos que se puedan alcanzar. Cuando decimos alcanzable, queremos decir que tus objetivos no deben estar totalmente fuera del ámbito de lo posible. Hazte esta pregunta: ¿El objetivo está dentro del alcance de tu proyecto? Si no es así, no es alcanzable.

¿Qué sucede con los objetivos ambiciosos?

Los “objetivos ambiciosos” son aquellos que son desafiantes a propósito. Por ejemplo, si normalmente tienes 30 000 visitas por mes en tu sitio web, un objetivo ambicioso sería tener 50 000 visitas por mes. ¡Eso es un gran aumento! Pero este objetivo ambicioso todavía está dentro del ámbito de lo posible. Asegúrate de que tus objetivos ambiciosos sean desafiantes, no imposibles, como, por ejemplo, intentar pasar de 30 000 visitas por mes a 300 000 visitas por mes.

Realistas (Realistic)

Las letras “A” y “R” de SMART están estrechamente relacionadas. Además de establecer objetivos ‘alcanzables’, también quieres que sean ‘realistas’. Por ejemplo, tal vez un objetivo sea alcanzable, pero para lograrlo sería necesario que cada miembro del equipo trabaje horas extra durante seis semanas seguidas. Aunque podría ser un objetivo alcanzable, no es realista. Asegúrate de que el tuyo tenga ambas características al crear un plan de gestión de recursos claro.

De duración limitada (Time-bound)

Tu objetivo SMART debe tener una fecha de finalización. Sin un límite de tiempo, tu proyecto podría prolongarse, tener métricas de éxito poco claras y podría surgir alguna corrupción en el alcance. Si aún no lo has hecho, asegúrate de definir un cronograma de proyecto que sea claro.

¿Cuáles son los beneficios de los objetivos SMART?

Asegurarte de que tus objetivos importantes tengan todos los componentes SMART puede llevar más tiempo que establecer objetivos regulares, pero el valor que obtienes al definir objetivos SMART supera el tiempo adicional que se dedica al proceso de establecer esos objetivos. Los objetivos no deben ser algo que estableces y luego olvidas; son una parte clave del proceso de planificación de tu proyecto. Al establecer objetivos SMART, tú y tu equipo tendrán:

  1. Comunicación y alineación claras. Cuando tu equipo de proyecto sabe exactamente para qué están trabajando, se sienten más motivados y alineados como equipo. Los miembros del equipo que saben cómo su trabajo individual contribuye a los objetivos más amplios de la empresa están doblemente motivados en comparación con otros colegas, por lo que establecer y compartir objetivos SMART puede ayudarte a impulsar la motivación de todo tu equipo.

  2. Claridad en el camino hacia el éxito del proyecto. ¿Alguna vez has llegado al final de un proyecto y no sabes si realmente alcanzaste los objetivos del proyecto o no? Los objetivos SMART te ayudan a establecer objetivos claros, y de esta forma, evitar utilizar un lenguaje relativo a los objetivos que sea ambiguo o confuso.

  3. Hoja de ruta y línea de llegada claras. Con los objetivos SMART, sabes exactamente lo que quieres lograr y en qué plazo esperas hacerlo. Has verificado que estos objetivos son realistas y alcanzables. Y sabes que podrás medirlos para ver si se han alcanzado o no.

  4. Métricas a las que se les puede dar seguimiento. Cuando termines tu proyecto, los objetivos SMART te ayudarán a evaluar el éxito. No te atormentes si no logras alcanzarlos. De hecho, en Asana, apuntamos a alcanzar aproximadamente el 70 % de nuestros objetivos. De esa manera, sabemos que estamos estableciendo objetivos desafiantes, pero posibles. Ya sea que logres tu objetivo o no, los objetivos SMART pueden ayudarte a evaluar tu objetivo y puedes aprender de eso.

5 ejemplos de objetivos SMART

¿Listo para empezar? Antes de escribir tus propios objetivos SMART, aquí te presentamos cinco ejemplos de objetivos SMART y cómo cada uno cumple con los criterios SMART.

1. Objetivo empresarial

  • Ejemplo: Producir al menos tres tipos diferentes de activos de marketing a gran escala (p. ej., ebook, webinar, videos, folleto de ventas de una o dos páginas) por mes durante el primer trimestre.

  • ¿Por qué es SMART? Este objetivo es específico (activos de marketing a gran escala), medible (tres tipos diferentes), alcanzable y realista (esto depende de cuántos miembros del equipo del proyecto haya, pero podemos suponer que hay suficientes para cubrir los tres activos por mes) y con duración limitada (por mes durante el primer trimestre).

2. Objetivo del equipo

  • Ejemplo: El equipo de productos trabajará en cinco proyectos junto a otros departamentos y se centrarán en pruebas de facilidad de uso, encuestas a clientes, marketing para clientes o investigación y desarrollo durante el primer semestre del año fiscal 2022.

  • ¿Por qué es SMART? Este objetivo es específico (proyectos centrados en pruebas de facilidad de uso, encuestas a clientes, marketing para clientes o investigación y desarrollo), medible (cinco proyectos interdisciplinarios), alcanzable (cinco proyectos en seis meses), realista (el proyecto abarca a todo el equipo de productos) y con una duración limitada (durante el primer semestre del año fiscal 2022).

3. Objetivo profesional

  • Ejemplo: Durante 2021, desarrollaré mis habilidades de gestión a través de la tutoría, con al menos dos aprendices de los Grupos de recursos para empleados de nuestra empresa o de mi red de exalumnos.

  • ¿Por qué es SMART? Este objetivo es específico (habilidades de gestión a través de la tutoría), medible (al menos dos aprendices), alcanzable y realista (esta persona ha establecido dos vías diferentes a través de las cuales encontrar aprendices) y con una duración limitada (durante 2021).

4. Objetivo personal

  • Ejemplo: Entrenaré para correr la media maratón de marzo en San Diego en menos de dos horas.

  • ¿Por qué es SMART? Este objetivo es específico (media maratón de San Diego), medible (en menos de dos horas), alcanzable (dos horas es un tiempo ambicioso pero factible para la mayoría de los corredores que realizan el entrenamiento adecuado), realista (esta persona ha establecido que entrenará para prepararse para la media maratón) y con duración limitada (marzo).

5. Objetivo sin fines de lucro

  • Ejemplo: Brindaremos 100 horas de clases gratuitas de matemáticas e historia para estudiantes de secundaria durante el mes de febrero.

  • ¿Por qué es SMART? Este objetivo es específico (tutoría para estudiantes de secundaria en matemáticas e historia), medible (100 horas), alcanzable y realista (dependiendo de la cantidad de voluntarios que tenga la organización sin fines de lucro) y de duración determinada (durante el mes de febrero).

Plantilla para establecer objetivos SMART

Cuando estés listo para establecer tus propios objetivos SMART, comienza por escribir el objetivo de tu proyecto en una oración o dos. Luego, aplica cada uno de los cinco atributos SMART a tu objetivo y asegúrate de tener en cuenta todos los aspectos que sean necesarios. Cuando estés listo para comenzar, usa esta plantilla:

Objetivo inicial: Escribe cuál es tu objetivo inicial. No te preocupes si no es completamente SMART; lo veremos más adelante en la plantilla.

  • Ejemplo: Quiero mejorar la marca de nuestra empresa en las redes sociales.

Que sea específico: ¿Tu objetivo define exactamente lo que quieres hacer? De lo contrario, reformula el objetivo de manera que sea específico para tu proyecto en particular.

  • Continuamos con el ejemplo. Mejorar la marca de nuestra empresa en Instagram con hashtags específicos de la empresa.

Que sea medible: ¿Ya has establecido cómo medirás tu objetivo una vez que se complete el proyecto? Si no lo has hecho, agrega la forma en que medirás el éxito o el fracaso al finalizar tu proyecto.

  • Continuamos con el ejemplo. Desarrollar hashtags específicos de la empresa para generar 1000 seguidores nuevos en Instagram.

Que sea alcanzable: ¿Tu objetivo es algo que puedes lograr, considerando el alcance de tu proyecto? Asegúrate de que este objetivo específico se encuentre dentro de las posibilidades de tu proyecto.

  • Continuamos con el ejemplo. Desarrollar y usar hashtags específicos de la empresa, junto con hashtags populares de nuestro sector, para generar 1000 seguidores nuevos en Instagram.

Que sea realista: ¿Puede el equipo del proyecto alcanzar tu objetivo de manera razonable? Incluso si es un objetivo ambicioso, asegúrate de que esto sea algo que puedas lograr con tus recursos.

  • Continuamos con el ejemplo. Publicar una vez al día en Instagram y asegurarse de que cada publicación tenga una combinación de hashtags específicos de la empresa y hashtags populares de nuestro sector para generar 1000 seguidores nuevos en Instagram.

Que tenga una duración limitada: ¿Para cuándo lograrás tu objetivo? Asegúrate de aclarar la fecha prevista o el cronograma del proyecto en tu objetivo SMART.

  • Continuamos con el ejemplo. Publicar todos los días hábiles en Instagram durante el primer semestre del año fiscal 2022. Asegurarse de que cada publicación tenga una combinación de hashtags específicos de la empresa y hashtags populares de nuestro sector para generar 1000 seguidores nuevos en Instagram para el 30 de junio.

Qué hacer después de crear tus objetivos SMART

¿Realizas un seguimiento de tus objetivos mediante emails, reuniones u hojas de cálculo? Si es así, no estás solo. Según el Informe de objetivos de Asana, el 53 % de las empresas realizan un seguimiento de sus objetivos por email, el 36 % los realiza en hojas de cálculo y el 31 % les da seguimiento en reuniones presenciales.

El desafío de dar seguimiento a tus objetivos es encontrar una manera de conectar tus objetivos con el trabajo diario de tu equipo. Te has tomado todo este tiempo para crear un objetivo SMART; tenerlo en mente puede ayudarte a asegurarte de que lo logres. En Asana, creemos que los objetivos deben estar estrechamente conectados con el trabajo al que están asociados. A continuación, brindamos algunos consejos para lograrlo:

1. Comparte tus objetivos SMART con los participantes del proyecto y los miembros del equipo

Al comienzo del proyecto, asegúrate de compartir tus objetivos SMART con todas las personas involucradas en el trabajo. Tus objetivos SMART deben guiar a todo tu equipo mientras trabajas en las entregas del proyecto, para que sepas exactamente si alcanzaste o no los objetivos del proyecto.

La mejor manera de hacerlo es con una herramienta de gestión del trabajo como Asana. De esa manera, tu equipo tendrá una fuente central de referencias con toda la información en un mismo lugar, desde tu trabajo diario hasta los objetivos de tu proyecto. En lugar de ocultar tus objetivos en documentos, diapositivas y otros lugares donde es difícil encontrarlos, conéctalos con tu trabajo diario para que todos estén motivados, concentrados y en sintonía.

2. Supervisa el progreso con regularidad

Además de compartir tus objetivos SMART con tu equipo al comienzo del proyecto, asegúrate de medir periódicamente el progreso que has logrado en el camino hacia tu objetivo. No quieres trabajar en el proyecto para luego descubrir, al final de todo el trabajo, que no alcanzaste tus objetivos. Trabajaste duro para establecer objetivos específicos y medibles por una razón; puedes usarlos como tu “norte” y corregir el rumbo durante el proyecto si es necesario.

La mejor manera de supervisar regularmente tus objetivos SMART es enviar actualizaciones de estado del proyecto cada semana. Las actualizaciones de estado son una excelente manera de destacar el trabajo importante que realizó tu equipo, los próximos logros y si están al día o no.

3. Evalúa tu éxito

Los objetivos SMART aportan claridad al proceso que se realiza para establecer objetivos, para que puedas evaluar con precisión si se han alcanzado o no los objetivos de tu proyecto. Si los alcanzaste, ¡es hora de celebrar! E incluso si no los alcanzaste, tener objetivos tan claros y supervisarlos con regularidad puede ayudarte a identificar mejor qué salió mal y qué puedes mejorar para la próxima vez.

Recuerda, el hecho de no alcanzar tus objetivos no significa que tu proyecto haya sido un fracaso total. Es posible que hayas establecido intencionalmente un objetivo ambicioso para desafiarte a ti mismo o a tu equipo. Pero, incluso si no hubieras establecido un objetivo ambicioso, es más importante evaluar con calma por qué no alcanzaste tu objetivo en lugar de hacer como que nada sucedió. De esa manera, puedes aprender de tus errores y aplicar lo que aprendiste la próxima vez que establezcas objetivos SMART.

Establece objetivos más inteligentes con los objetivos SMART

Los objetivos SMART pueden ayudar a tu equipo a tener éxito dado que aportan claridad a los procesos de definición de objetivos y de gestión de proyectos. Cuando tu equipo tiene claridad y avanza en la misma dirección, es más probable que sus miembros estén motivados y sepan qué trabajo priorizar.

Para obtener más información sobre cómo mantener conectado a tu equipo, lee acerca de los beneficios de la gestión de proyectos.

Recursos relacionados

Artículo

Advance your career with professional goals