Explora las diferentes maneras de usar Asana

Asana es lo suficientemente potente para cualquier flujo de trabajo y tan sencilla que cualquier equipo la puede usar.

Diferentes maneras de usar Asana

Hagas lo que hagas, hazlo con Asana

Haz seguimiento de las tareas y las comunicaciones del equipo

Da seguimiento a tareas y proyectos en un solo lugar para que todos vean cómo su trabajo encaja en el panorama general.

Mantén todo en orden según lo planificado

Haz seguimiento de plazos de entrega, cronogramas y calendarios para que siempre sepas quién hace qué y para cuándo.

Gestiona tus proyectos

Gestiona todas las piezas móviles de tu próximo proyecto en un solo lugar para que puedas cumplir con las fechas de entrega.

Estandariza tus flujos de trabajo

Estandariza los flujos de trabajo habituales, como las solicitudes de TI, para que las tareas se puedan realizar de una manera más rápida y fácil.

Haz seguimiento de las tareas y las comunicaciones del equipo

Da seguimiento a tareas y proyectos en un solo lugar para que todos vean cómo su trabajo encaja en el panorama general.

Mantén todo en orden según lo planificado

Haz seguimiento de plazos de entrega, cronogramas y calendarios para que siempre sepas quién hace qué y para cuándo.

Gestiona tus proyectos

Gestiona todas las piezas móviles de tu próximo proyecto en un solo lugar para que puedas cumplir con las fechas de entrega.

Estandariza tus flujos de trabajo

Estandariza los flujos de trabajo habituales, como las solicitudes de TI, para que las tareas se puedan realizar de una manera más rápida y fácil.

Comienza hoy mismo

Asana es lo suficientemente simple como para que cualquier equipo la adopte, pero lo suficientemente poderosa como para administrar toda tu empresa.