7 modelos de planificación estratégica y 8 marcos para comenzar paso a paso

Imagen del colaborador - Equipo de AsanaTeam Asana
13 de febrero de 2024
15 min de lectura
facebookx-twitterlinkedin
Imagen del banner del artículo sobre 15 modelos y marcos de planificación estratégica que debes conocer
Plantillas

Resumen

La planificación estratégica es esencial para definir cómo quieres que avance tu empresa en los próximos tres a cinco años. Con los modelos y marcos apropiados de planificación estratégica, puedes detectar oportunidades, identificar riesgos y crear un plan estratégico para impulsar el éxito de tu organización. En este artículo presentamos una lista de los modelos y marcos más populares y explicamos cómo puedes combinarlos para crear un plan estratégico que se adapte a tu empresa. a

Si quieres saber cómo crear o actualizar tu plan estratégico, estás en el lugar indicado. Existen muchos modelos y marcos de planificación estratégica que podrías aplicar y, si bien a veces es muy útil combinar algunos, no puedes (ni debes) usarlos todos.

Un plan estratégico es una herramienta excelente que te ayudará a cumplir tus objetivos de negocios. Pero a veces, esta herramienta se debe actualizar para reflejar nuevas prioridades comerciales o el cambio en las condiciones del mercado. Si decides usar un modelo que ya existe, puedes beneficiarte de una hoja de ruta que ya se creó. El modelo que elijas puede mejorar tus conocimientos acerca de qué es lo que funciona mejor en tu organización, revelar fortalezas y debilidades desconocidas o ayudarte a descubrir cómo puedes superar a tus competidores.

En este artículo, cubriremos los modelos y marcos más comunes de planificación estratégica y explicaremos cuándo usar cada uno. Además, recibirás consejos sobre cómo aplicarlos y qué modelos y marcos puedes combinar.

Crea una plantilla de planificación estratégica

Modelos vs. marcos de planificación estratégica

Antes que nada: aquí no se trata de tener que elegir una opción. Puedes usar tantos modelos y marcos de planificación estratégica como desees.

Cuando tu organización lleva a cabo una fase de planificación estratégica, en primer lugar, deberías elegir un modelo o dos que quisieras aplicar. Esto te proporcionará un esquema básico de los pasos a seguir durante el proceso de planificación estratégica.

Modelos vs. marcos de planificación estratégica

Durante ese proceso, piensa en los marcos de planificación estratégica como tu caja de herramientas. Muchos modelos sugieren empezar con un análisis FODA o definir tu declaración de misión y de visión primero. Aunque, según tus objetivos, quizás quieras aplicar varios marcos diferentes a lo largo del proceso.

Define y alcanza los objetivos con Asana

Por ejemplo, si vas a aplicar un plan estratégico basado en el escenario, podrías empezar con un análisis FODA y PEST(LE) para obtener una mejor visión general de tu posición actual. Si una de las debilidades que identificas está relacionada con tu proceso de fabricación, podrías aplicar la teoría de las restricciones para mejorar los cuellos de botella y mitigar los riesgos.

Ahora que conoces la diferencia entre ambos, obtén más información sobre los siete modelos de planificación estratégica, así como de los ochos marcos que se usan con mayor frecuencia con ellos.

Los siete modelos de planificación estratégica

1. Modelo básico

El modelo básico de planificación estratégica es ideal para establecer la visión, la misión, los objetivos comerciales y los valores de tu empresa. Este modelo te ayuda a delinear los pasos específicos que debes seguir para alcanzar tus objetivos, supervisar el progreso para mantener a todos encaminados y abordar los problemas a medida que surjan.

Si esta es tu primera sesión de planificación estratégica, el modelo básico es el camino a seguir. Más adelante, puedes adornarlo con otros modelos para ajustar o reescribir tu estrategia de negocios, según sea necesario. Echemos un vistazo a qué tipos de negocios pueden beneficiarse de este modelo y cómo aplicarlo.

Ideal para: 

  • Pequeñas empresas u organizaciones

  • Empresas con poca o ninguna experiencia en planificación estratégica

  • Organizaciones con pocos recursos 

Pasos: 

  1. Redactar una declaración de misión. Reúne a tu equipo de planificación para realizar una sesión de lluvia de ideas. Cuantas más ideas puedas recopilar durante este paso, más entretenida y gratificante será la fase de análisis.

  2. Identificar los objetivos de la organización. Al establecer objetivos de negocios claros, aumentará el rendimiento del equipo y habrá un impacto positivo en la motivación.

  3. Definir estrategias que ayudarán a alcanzar los objetivos. Pregúntate qué pasos debes seguir para alcanzar esos objetivos y divídelos en objetivos a corto plazo, a mediano plazo y a largo plazo.

  4. Crear planes de acción para implementar cada una de las estrategias que se mencionaron anteriormente. Los planes de acción son útiles para mantener a los equipos motivados y a tu organización encaminada.

  5. Supervisar y adaptar el plan sobre la marcha. Al igual que con cualquier plan estratégico, es importante supervisar de cerca si tu empresa lo está implementando correctamente y cómo puedes adaptarlo para obtener mejores resultados.

2. Modelo basado en problemas

También conocido como modelo de planificación basado en los objetivos, es esencialmente una extensión del modelo básico. Es un poco más dinámico y muy popular para las empresas que quieren crear un modelo más integral.

Ideal para: 

  • Organizaciones con experiencia básica en planificación estratégica

  • Empresas que buscan un plan más integral

Pasos: 

  1. Realizar un análisis FODA. Evalúa las fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas de tu organización mediante un análisis FODA para obtener una mejor visión general de los puntos en que debería centrarse el plan estratégico. Explicaremos cómo realizar este tipo de análisis cuando lleguemos a los marcos de planificación estratégica más adelante.

  2. Identificar y priorizar los principales problemas y/u objetivos. Según el análisis FODA, identifica y prioriza en qué debería centrarse el plan estratégico en este momento.

  3. Desarrollar las estrategias principales que abordan estos problemas y/u objetivos. Trata de desarrollar una estrategia general que aborde el problema y/u objetivo de mayor prioridad para mantener este proceso lo más simple posible.

  4. Actualizar o crear una declaración de visión y misión. Asegúrate de que las declaraciones de tu empresa se alineen con tu estrategia nueva o actual. Si aún no lo has hecho, esta también es una oportunidad de definir los valores de tu organización.

  5. Crear planes de acción. Te serán útiles para abordar los objetivos, las necesidades de recursos, los roles y las responsabilidades de tu organización. 

  6. Elaborar un documento con el plan operativo anual. Este modelo es ideal si tu empresa repite el proceso de implementación del plan estratégico anualmente. Por lo tanto, usa un plan operativo anual para registrar los objetivos, el progreso y las oportunidades para el futuro.

  7. Asignar recursos para el plan operativo del primer año. Ya sea que necesites financiación o un equipo especializado para implementar tu primer plan estratégico, este es el momento de asignar todos los recursos que necesitarás.

  8. Supervisar y adaptar el plan estratégico. Registra las lecciones aprendidas en el plan operativo para que puedas revisarlo y mejorarlo para la próxima fase de planificación estratégica.

El plan basado en problemas puede repetirse anualmente (o con menor frecuencia una vez que hayas resuelto los problemas). Es importante actualizar el plan cada vez que esté en acción, para garantizar que siga siendo útil para tu organización.

No tienes que repetir el proceso completo cada año; en su lugar, céntrate en lo que es prioritario durante este período.

3. Modelo de alineación

Este modelo, también conocido como modelo de alineación estratégica (SAM, por sus siglas en inglés), es uno de los modelos de planificación estratégica más populares. Ayuda a alinear las estrategias comerciales y de TI con los objetivos estratégicos de la organización.

Tendrás que considerar cuatro perspectivas diferentes, pero de igual importancia, al aplicar este tipo de modelo:

  • Ejecución de la estrategia: la estrategia de negocios que impulsa el modelo

  • Potencial tecnológico: la estrategia de TI que respalda la estrategia de negocios

  • Potencial competitivo: las capacidades de TI emergentes que pueden crear productos y servicios nuevos

  • Nivel de servicio: los miembros del equipo dedicados a crear el mejor sistema de TI en la organización

Lo ideal es que tu estrategia cuente con todos los criterios que acabamos de mencionar. Sin embargo, lo más probable es que tengas que ceder en algunas cosas.

A continuación te mostramos cómo crear un plan estratégico mediante el modelo de alineación y qué tipos de empresas pueden aprovechar sus beneficios.

Ideal para: 

  • Organizaciones que necesitan perfeccionar sus estrategias

  • Empresas que quieren detectar los problemas que les impiden alinearse con su misión

  • Empresas que quieren volver a evaluar sus objetivos o corregir las áreas problemáticas que les impiden crecer

Pasos: 

  1. Definir la misión, los programas y los recursos de la organización y las áreas en las que necesita apoyo. Antes de mejorar tus declaraciones y enfoques, debes definir exactamente cuáles son.

  2. Identificar qué procesos internos están funcionando y cuáles no. Identifica qué procesos causan problemas, crean cuellos de botella o podrían mejorar. Luego, prioriza qué procesos internos tendrán el mayor impacto positivo en tu empresa.

  3. Identificar soluciones. Trabaja con los respectivos equipos al crear una estrategia nueva para aprovechar su experiencia y perspectiva acerca de la situación actual.

  4. Actualizar el plan estratégico con las soluciones. Actualiza tu plan estratégico y controla si su implementación está contribuyendo al crecimiento o a la mejora de tu empresa. Si no es así, quizás tengas que reformular y actualizar tu plan estratégico con soluciones nuevas.

Lee: Gestión de proyectos de TI: guía para gerentes y equipos

4. Modelo de escenario

El modelo de escenario es excelente si lo combinas con otros modelos, como el básico o el basado en problemas. Este modelo es particularmente útil si también necesitas considerar factores externos, como regulaciones gubernamentales, aspectos técnicos o cambios demográficos que puedan tener un impacto en tu empresa.

Ideal para: 

  • Organizaciones que intentan identificar objetivos o problemas estratégicos provocados por factores externos

Pasos: 

  1. Identificar los factores externos que influyen en tu organización. Por ejemplo, deberías tener en cuenta los factores demográficos, regulatorios o ambientales.

  2. Revisar el peor escenario posible que los factores anteriores podrían provocar en tu organización. Si sabes cuál es la peor situación posible para tu empresa, te resultará mucho más sencillo estar preparado. Además, si realmente ocurre una situación similar a la que creaste, ya no sentirás tanta presión ni te tomará por sorpresa.

  3. Identificar y abordar dos escenarios organizativos hipotéticos más. Además del peor escenario posible, también debes definir el mejor escenario posible y el escenario promedio. Ten en cuenta que el peor escenario posible del paso anterior a menudo puede despertar una gran motivación para mejorar tu organización. Sin embargo, abordar los otros dos te permitirá enfocarte en lo positivo: las oportunidades que tu empresa puede tener en el futuro.

  4. Identificar y sugerir posibles estrategias o soluciones. Todos los integrantes del equipo deben aportar sus propias ideas sobre las diferentes formas en las que la empresa podría responder a cada uno de los tres escenarios. Luego, analicen las estrategias propuestas como equipo.

  5. Descubrir consideraciones o estrategias comunes para tu organización. Es muy probable que tus compañeros de equipo propongan soluciones similares. Decidan cuáles prefieren como equipo o creen una nueva solución juntos.

  6. Identificar el escenario más probable y la estrategia más razonable. Por último, analiza cuál de los tres escenarios es más probable que ocurra en los próximos tres a cinco años y cómo debería responder la empresa a los posibles cambios.

5. Modelo de autoorganización

Este modelo de autoorganización, también conocido como modelo de planificación orgánica, es un poco diferente a los enfoques lineales de los otros modelos. Tendrás que tener paciencia con este método.

Este modelo de planificación estratégica se trata de enfocarse en el proceso de aprendizaje y crecimiento en lugar de alcanzar un objetivo específico. Dado que el modelo orgánico se concentra en la mejora continua, el proceso nunca termina realmente.

Ideal para:

  • Organizaciones grandes que pueden darse el lujo de tomarse su tiempo

  • Empresas que prefieren un enfoque de planificación más naturalista y orgánico que gire en torno a valores comunes, comunicación y reflexión compartida

  • Empresas que comprenden claramente su visión

Pasos: 

  1. Definir y comunicar los valores culturales de la organización. Tu equipo solo puede pensar con claridad y con las soluciones en mente cuando comprenden claramente los valores de la organización.

  2. Comunicar la visión grupal de la planificación para la organización. Define y comunica la visión con todas las personas involucradas en el proceso de planificación estratégica. Esto alineará las ideas de todos con la visión de la empresa.

  3. Debatir periódicamente qué procesos ayudarán a hacer realidad la visión de la organización. Reúnanse cada trimestre para debatir sobre las estrategias o tácticas que acercarán a la organización a poner en práctica tu visión.

6. Modelo en tiempo real

Este modelo fluido puede ayudar a las organizaciones que se enfrentan a cambios rápidos en su entorno de trabajo. Existen tres niveles de éxito en el modelo en tiempo real:

  • Organizativo: A nivel organizativo, debes formar estrategias en respuesta a las oportunidades o tendencias.

  • Programático: A nivel programático, tienes que decidir cómo responder a resultados específicos o cambios en el entorno.

  • Operativo: A nivel operativo, estudiarás los sistemas internos, las políticas y las personas para desarrollar una estrategia para tu empresa.

Descubrir tu ventaja competitiva puede ser difícil, pero es absolutamente fundamental para garantizar el éxito. Ya sea que se trate de un activo o una fortaleza únicos que tenga tu organización o de una ejecución sobresaliente de los servicios o programas; es importante que puedas diferenciarte de las demás empresas del sector para tener éxito.

Ideal para:

  • Empresas que necesitan reaccionar rápidamente a los cambios en el entorno

  • Empresas que buscan nuevas herramientas que las ayuden a alinearse con su estrategia organizativa

Pasos: 

  1. Definir la declaración de misión y de visión. Si alguna vez tienes dificultades para formular la declaración de misión o de visión de tu empresa, observa las de otras empresas. Quizás la declaración de visión de Asana te despierte un poco de inspiración.

  2. Investigar, comprender y aprender de la estrategia de la competencia y de las tendencias del mercado. Elige un puñado de competidores de tu sector e investiga cómo llegaron a tener éxito. ¿Cómo abordaron los contratiempos o desafíos? ¿A qué tipos de desafíos se enfrentaron? ¿Son situaciones comunes en el mercado? Averigua todo lo que puedas sobre tus competidores para aprender de ellos.

  3. Analizar entornos externos. En este punto, puedes combinar el modelo en tiempo real con el modelo de escenario para buscar soluciones a las amenazas y oportunidades que están fuera de tu control.

  4. Realizar un análisis FODA de los procesos, sistemas y recursos internos. Además de los factores externos que tu equipo tiene que tener en cuenta, también es importante observar el entorno interno de la empresa y su grado de preparación frente a diferentes escenarios.

  5. Desarrollar una estrategia. Evalúa los resultados del análisis FODA para desarrollar una estrategia de negocios que conduzca al éxito organizativo, programático y operativo.

  6. Repetir. Supervisa qué tan bien está funcionando la nueva estrategia para tu organización y repite el proceso de planificación, según sea necesario, para garantizar que estás en la cima o, tal vez, por delante de tu competencia. 

Lee: Cómo usar los factores críticos de éxito para apoyar tu plan estratégico

7. Modelo inspirador

Este último modelo de planificación estratégica es perfecto para inspirar y motivar a tu equipo a medida que trabajan en pos de los objetivos de la organización. También es una manera excelente de presentar o volver a conectar a tus empleados con tu estrategia de negocios después de una fusión o adquisición.

Lee: ¿Qué es la gestión de cambios? 6 pasos para crear un excelente proceso de gestión de cambios

Ideal para:

  • Empresas con una cultura emergente dinámica e inspirada

  • Organizaciones que buscan inspiración para revitalizar el proceso creativo

  • Empresas que buscan soluciones rápidas y cambios de estrategia

Pasos: 

  1. Reunir al equipo para debatir sobre una visión inspiradora para la organización. Mientras más personas reúnas para este proceso, más aportes recibirás.

  2. Aportar ideas y objetivos grandes, complicados y audaces. Si animas a tu equipo a no guardarse las ideas que pueden parecer ridículas, conseguirás dos cosas: por un lado, mitigará el miedo a aportar ideas malas. Pero lo que es más importante, puede conducir a una idea o sugerencia genial que no se les hubiera ocurrido si sintieran que tienen que pensar de manera tradicional.

  3. Evaluar los recursos de la organización. Averigua si la empresa cuenta con los recursos necesarios para implementar tus nuevas ideas. Si no es así, deberás ajustar tu estrategia o asignar más recursos.

  4. Desarrollar una estrategia que equilibre los recursos y las ideas que se aportaron. Las ideas descabelladas pueden convertirse en oportunidades increíbles, pero también pueden conllevar un gran riesgo. Asegúrate de equilibrar las ideas con tu dirección estratégica. 

Lee sobre: las mejores técnicas para estimular la creatividad

Ahora veamos los marcos estratégicos que se usan con mayor frecuencia.

8. Marco del análisis FODA

Uno de los marcos de planificación estratégica más populares es el análisis FODA. Este tipo de análisis es un gran primer paso para identificar las áreas de oportunidad y riesgo. Y puede ayudarte a crear un plan estratégico que tenga en cuenta el crecimiento y se prepare para las amenazas.

FODA es un acrónimo que significa fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas. Veamos un ejemplo:

Ejemplo de análisis FODA

9. Marco de los OKR

Una parte importante de la planificación estratégica consiste en establecer objetivos para tu empresa. Aquí es donde entran en juego los OKR

OKR significa objetivos y resultados clave (por sus siglas en inglés); este marco para la definición de objetivos ayuda a tu organización a establecer y alcanzar objetivos. Ofrece un enfoque un tanto holístico que puedes usar para conectar el trabajo de tu equipo con los objetivos generales de la organización. Cuando los miembros del equipo comprenden cómo su trabajo individual contribuye al éxito de la organización, tienden a estar más motivados y a producir mejores resultados.

Lee: Cómo establecer los OKR

10. Marco del cuadro de mando integral (BSC)

El cuadro de mando integral es un marco estratégico popular para las empresas que quieren adoptar un enfoque más holístico en lugar de solo enfocarse en su rendimiento financiero. Fue diseñado por David Norton y Robert Kaplan en la década de 1990, y es utilizado por empresas de todo el mundo para: 

  • Comunicar objetivos

  • Alinear el trabajo diario del equipo con la estrategia de la empresa

  • Priorizar productos, servicios y proyectos

  • Supervisar el progreso hacia los objetivos estratégicos

El cuadro de mando integral describirá cuatro perspectivas comerciales principales:

  1. Clientes, con esto nos referimos a su valor, satisfacción y/o retención

  2. Perspectiva financiera, es decir, la eficacia en el uso de los recursos y el rendimiento financiero

  3. Proceso interno, es decir, la calidad y la eficiencia de la empresa

  4. Capacidad organizativa, con esto nos referimos a la cultura corporativa, la infraestructura y la tecnología de la organización, y los recursos humanos

Con la ayuda de un mapa de estrategias, puedes visualizar y comunicar de qué manera tu empresa está creando valor. Un mapa de estrategias es un gráfico simple que muestra las conexiones de causa y efecto entre los objetivos estratégicos.

El marco del cuadro de mando integral es una herramienta asombrosa que se utiliza durante todo el proceso comercial, desde la descripción de la misión, visión y valores hasta la implementación del plan estratégico.

Puedes usar una integración como Lucidchart para crear mapas de estrategias para tu empresa en Asana.

Prueba la integración de Lucidchart con Asana

11. Marco de las cinco fuerzas de Porter

Si estás usando el modelo de planificación estratégica en tiempo real, las cinco fuerzas de Porter son un excelente marco para aplicar. Puedes usarlo para descubrir cuál es la ventaja competitiva de tu producto o servicio antes de llevarlo al mercado.

Desarrollado por Michael E. Porter, el marco describe las cinco fuerzas que tienes que tener en cuenta y controlar:

Marco de las cinco fuerzas de Porter
  1. Amenaza de nuevos competidores en la industria. Todo nuevo competidor en el mercado supone una mayor presión en los precios y costos. 

  2. Rivalidad entre los competidores. Mientras más competidores existan, más difícil te resultará crear valor en el mercado con tu producto o servicio.

  3. Poder de negociación de los proveedores. Los proveedores pueden tener más poder si hay menos alternativas para los compradores o si cambiar de proveedor resulta caro, lento o difícil.

  4. Poder de negociación de los clientes. Los compradores pueden tener más poder si el mismo producto o servicio está disponible en otro lugar con poca o ninguna diferencia de calidad.

  5. Amenaza de productos o servicios sustitutos. Si otra empresa ya cubre las necesidades del mercado, tendrás que crear un producto o servicio mejor o ponerlo a disposición por un precio inferior con la misma calidad para poder competir.

Recuerda, las estructuras de la industria no son estáticas. Cuánto más dinámico sea tu plan estratégico, mejores serán tus posibilidades de competir en el mercado.

12. Marco VRIO

El marco VRIO es otra herramienta de planificación estratégica diseñada para ayudarte a evaluar tu ventaja competitiva. El acrónimo VRIO significa valor, rareza, imitabilidad y organización.

Es una teoría basada en los recursos desarrollada por Jay Barney. Con este marco, puedes analizar tus recursos firmes y descubrir si tu empresa puede transformarlos en ventajas competitivas sostenidas.

Los recursos firmes pueden ser tangibles (p. ej., dinero en efectivo, herramientas, inventario, etc.) o intangibles (p. ej., derechos de autor, marcas comerciales, cultura corporativa). Saber si estos recursos realmente ayudarán a tu empresa una vez que ingreses al mercado, dependerá de cuatro criterios:

  • Valor: ¿Este recurso aumentará tu rentabilidad o disminuirá los costos y, por lo tanto, creará valor para tu empresa?

  • Rareza: ¿Los recursos que estás usando son poco comunes o los demás también pueden usar tus recursos y, por lo tanto, ofrecer fácilmente el mismo producto o servicio?

  • Inimitabilidad: ¿Tus recursos son inimitables o no sustituibles? En otras palabras, ¿cuán únicos y complejos son tus recursos?

  • Organización: ¿Eres lo suficientemente organizado para usar tus recursos de una manera que capte su valor, rareza e inimitabilidad?

Es importante que tus recursos tengan todas estas características para que puedas garantizar que cuentas con una ventaja competitiva sostenida sobre las demás empresas del sector.

13. Marco de la teoría de las restricciones (TOC)

Si actualmente estás realizando un proceso de planificación estratégica porque intentas mitigar riesgos o detectar problemas que podrían afectar a tu empresa, este marco es adecuado para ti.

La teoría de las restricciones (TOC, por sus siglas en inglés) es un marco de resolución de problemas que puede ayudarte a identificar los factores limitantes o cuellos de botella que impiden que tu organización cumpla los OKR o KPI

Tanto si se trata de una restricción de política, de mercado o de recursos, puedes aplicar la teoría de las restricciones para resolver posibles problemas, responder a las cuestiones que surjan y capacitar a tu equipo para que mejoren su trabajo con los recursos con los que cuentan.

14. Marco del análisis PEST/PESTLE

La idea del análisis PEST es similar a la del análisis FODA excepto en que debes enfocarte en los factores externos y las soluciones. Es un marco ideal para combinar con el modelo de planificación estratégica basado en el escenario, ya que te ayuda a definir los factores externos conectados al éxito de tu empresa.

El acrónimo PEST significa factores políticos, económicos, sociales y tecnológicos. Según tu modelo de negocios, quizás sea recomendable que expandas este marco para que también incluya los factores legales y ambientales (PESTLE). Estos son los factores más comunes que puedes incluir en un análisis PESTLE:

  • Políticos: impuestos, aranceles comerciales, conflictos

  • Económicos: tasa de interés e inflación, patrones de crecimiento económico, tasa de desempleo

  • Sociales: datos demográficos, educación, medios, salud

  • Tecnológicos: comunicación, informática, investigación y desarrollo, patentes

  • Legales: organismos reguladores, normativa medioambiental, protección del consumidor

  • Ambientales: clima, ubicación geográfica, compensaciones medioambientales

15. Marco de Hoshin Kanri

Hoshin Kanri es una excelente herramienta para comunicar e implementar los objetivos estratégicos. Es un sistema de planificación que involucra a toda la organización en el proceso de planificación estratégica. El término es japonés y significa literalmente “gestión de brújula”, pero también se conoce como gestión de políticas. 

Este marco de planificación estratégica es un enfoque descendente que comienza con la definición de objetivos a largo plazo por parte del equipo directivo, que luego se alinean y comunican a todos los miembros del equipo en la empresa.

Debes organizar reuniones periódicas para supervisar el progreso y actualizar el cronograma, y así garantizar que los aportes de cada uno de los miembros del equipo estén alineados con los objetivos generales de la empresa.

No pierdas de vista tus objetivos estratégicos

Independientemente de si eres una empresa pequeña que recién se lanza al mercado o una organización sin fines de lucro con décadas de experiencia, la planificación estratégica es un paso fundamental en el camino hacia el éxito.

Si buscas una herramienta que pueda ayudarte a ti y a tu equipo a definir, organizar e implementar los objetivos estratégicos, Asana está aquí para ayudarte. Nuestro software para definición de objetivos te permite conectar a todos los miembros de tu equipo en un solo lugar, visualizar el progreso y mantener a todos centrados en la meta.

Define y alcanza los objetivos con Asana

Recursos relacionados

Artículo

Vision Board empresarial: Qué es y cómo hacer uno (plantilla + ejemplo)