Establecer los objetivos de negocios: El primer paso para el éxito

Foto del colaborador - Sarah LaoyanSarah Laoyan14 de septiembre de 20216 min de lectura
facebooktwitterlinkedin
Ejemplos de objetivos de negocios (imagen del encabezado)

Resumen

Los objetivos de negocios son las metas predefinidas que un negocio o una persona piensan alcanzar en un período determinado. En este artículo hablaremos de la importancia de los objetivos de negocios y de por qué deberías establecerlos para el equipo.

Definir los objetivos de la empresa es una práctica común de negocios, y lo es por una buena razón. Cuando estableces objetivos de negocios claros se favorece la motivación y aumenta el rendimiento. Más allá de que trabajes en una pequeña empresa, en una gran corporación o que seas un trabajador independiente, es más probable que todo resulte bien si has definido los objetivos de negocios.

Estos son solamente algunos de los beneficios que ofrece contar con un proceso para establecer los objetivos. Te explicaremos todo lo que necesitas saber para definir los objetivos para tu negocio, independientemente de que quieras centrarte en el panorama general o en los pequeños logros parciales.

¿Qué son los objetivos de negocios?

Los objetivos de negocios son una meta predeterminada que un negocio o una persona piensan lograr en un período específico. Por lo general, estos objetivos se dividen en objetivos de corto y de largo plazo. Los objetivos de negocios pueden ser generales y de alto nivel o pueden estar centrados en acciones específicas y medibles. 

Un buen ejemplo de un objetivo general de negocios es la declaración de misión. Las declaraciones de misión son objetivos generales porque no tienen una métrica que defina el éxito. En general se usan como un “norte”, como orientación, algo que el equipo pueda perseguir y que no solo sean números fríos.

Otra opción, es establecer objetivos específicos, medibles, a los que sea fácil dar seguimiento a medida que el equipo avanza para alcanzarlos. Cuando alguien habla sobre “establecer objetivos” o sobre “el proceso para establecer los objetivos”, en realidad, se refieren a objetivos específicos. Un proceso muy común para establecer objetivos es el de los objetivos SMART.

Objetivos a corto plazo

Con frecuencia, los objetivos a corto plazo están vinculados con un período específico que, por lo general, abarca desde algunas pocas horas hasta un año completo. Los objetivos a largo plazo también pueden estar vinculados al tiempo, pero si lo están, normalmente se establecen para más adelante.

Los objetivos a corto plazo, por lo general, se usan como plataforma para los objetivos a largo plazo. Una estrategia común en los negocios es la de establecer varios objetivos a corto plazo para que haya más probabilidades de alcanzar los objetivos a largo plazo.

Ejemplos de objetivos a corto plazo:

  • Aumentar 10 puntos la calificación de lealtad de los clientes este trimestre.

  • Contratar a 12 empleados nuevos para Atención al Cliente antes de fin de año.

  • Aumentar un 20 % la satisfacción de los empleados.

Lee: La importancia de definir objetivos a corto plazo

Objetivos a largo plazo

Los objetivos a largo plazo son visiones más amplias, objetivos que quieres lograr más adelante. Un objetivo a largo plazo es una meta planteada a 10 años. Piensa cómo quieres que sea tu negocio dentro de 10 años. ¿Qué objetivos quieres haber logrado para entonces? ¿En qué sectores de negocios nuevos habrás querido incursionar (si es que hay alguno en particular)?

Por lo general, los objetivos a largo plazo se usan como declaraciones de visión o de misión. Son como una brújula para que el negocio avance en la dirección correcta. Piensa en los objetivos como si fueran el mapa que necesitas para llegar a donde quieres ir. Los objetivos a largo plazo, tal vez no te indiquen cómo llegar exactamente hasta allí, pero sin dudas te guiarán en la dirección correcta. Los objetivos a corto plazo son como un GPS, brindan instrucciones paso a paso sobre cómo llegar a donde quieres.

Ejemplos de objetivos a largo plazo:

  • Nike: Ofrecer inspiración e innovación a todos los atletas del mundo.

  • Patagonia: Estamos en este negocio para salvar nuestro hogar, el planeta Tierra.

  • Google: Organizar la información del mundo y hacer que sea útil y accesible para todos.

Lee: Cómo establecer objetivos grandes, complicados y audaces (BHAG) para lograr lo imposible

¿Por qué los objetivos de negocios son importantes?

Hay un motivo válido por el que establecer los objetivos de negocios es parte de las mejores prácticas. Los objetivos ayudan a orientar a las empresas en la dirección correcta. A continuación, compartimos algunos motivos de por qué las empresas se esfuerzan por establecer objetivos sólidos.

Define el éxito con confianza

Una de las mejores opciones para saber si un equipo tiene éxito es mediante la definición clara de qué sería el éxito en su caso. Cuando establezcas los objetivos, ten en cuenta aquello que sepas que tu equipo puede lograr y ejerce un poco de presión para animarlos a producir más de lo esperado.

Hay algunos esquemas comunes para definir objetivos. El de los Objetivos y resultados clave (OKR) es uno de los más comunes y se aplica para crear objetivos concretos y medibles.

Conecta el trabajo con los objetivos

Una buena estrategia de negocios es adquirir el hábito de conectar los objetivos de negocios con el trabajo del que el equipo ya se está ocupando. Cuando conectas el trabajo diario con los objetivos a corto y largo plazo, cada miembro del equipo logra tener una idea clara de qué debe hacer, cuándo debe finalizarlo y qué estrategias debe implementar para alcanzar esos objetivos.

Los miembros del equipo no solo se sienten más confiados acerca de lo que tienen que hacer, sino que además se sienten responsables y orgullosos, ya que entienden el impacto que tiene su trabajo en el negocio y cómo han contribuido al éxito.

Lee: Cómo la moral del equipo afecta el desempeño de los empleados

Mantén a los equipos alineados

Un beneficio esencial que aporta la utilización de objetivos de negocios es que los equipos se alinean en torno a un objetivo común. Al establecer objetivos clave de negocios, los líderes de los equipos pueden definir cuáles son las tácticas apropiadas para implementar en cada equipo, a fin de cumplir con esos objetivos.

Por ejemplo, imagina que el objetivo general de negocios de la empresa es aumentar la rentabilidad en un 10 %. Es un objetivo amplio. Hay muchas formas diferentes en que la empresa puede cumplirlo. Si estableces objetivos más pequeños, ajustados a medida, los líderes podrán definir la estrategia específica a implementar para cumplir con el objetivo general. El equipo de Ventas puede aumentar el volumen de ventas y el de Marketing, implementar una estrategia de proyección nueva. Son dos tácticas diferentes que se pueden aplicar para, en definitiva, cumplir con el mismo objetivo.

Conserva el nivel de responsabilidad

Una vez que hayas establecido los objetivos de negocios, entonces podrás dividirlos hasta alcanzar un nivel personalizado. Con una técnica como esta puedes conservar el nivel de responsabilidad desde los directivos hasta los miembros del equipo. Cuando cada integrante por separado es responsable de sus objetivos individuales, a los gerentes les resulta más sencillo medir cómo se desempeñan y detectar si pueden necesitar ayuda.

Informa las decisiones que se toman

Si en tu empresa normalmente se da seguimiento a los objetivos de negocios, puedes usar objetivos anteriores como información para incorporar en el proceso de toma de decisiones. Por ejemplo, si el equipo prepara una estrategia de marketing nueva para dar seguimiento a los objetivos y al progreso, puedes usar esa información para definir la estrategia de negocios del año siguiente en función del desempeño.

Consejos para definir objetivos de negocios claros

Ahora que sabes los motivos por los que son tan importantes los objetivos de negocios; a continuación, te presentamos algunos consejos sobre cómo establecerlos.

Usa un marco específico para establecer los objetivos

Si estás camino a establecer tus primeros objetivos de negocios, puede parecerte complicado darte cuenta de por dónde es mejor empezar. Conviene que el objetivo se pueda cumplir, pero no tan fácilmente que no presente ningún desafío.  Los marcos para definir objetivos como el de los objetivos SMART o el de OKR son excelentes para establecer el primer conjunto de objetivos de negocios.

Lee: Cómo establecer los OKR

Créalos junto con otros líderes de negocios

El equipo no trabaja adentro de una burbuja. El trabajo que hagan puede afectar a otros equipos de la empresa y a la estrategia de negocios en general. Es el motivo por el que es tan importante que se creen en colaboración con todas las personas involucradas. Si trabajan juntos, cada miembro del equipo podrá aplicar sus conocimientos y experiencias particulares a la definición de los objetivos, y podrán crear un plan sólido de negocios.

Obtén: Plantilla gratuita para plan de estrategia de negocios

Empieza por el panorama general.

Cuando hayas establecido los objetivos, la elección de los números y de las tácticas podría sonar abrumadora. Para evitar caer en este estado, comienza primero por el panorama general. Céntrate en responder a las siguientes preguntas:

  • ¿Qué quieres que apoye la empresa? 

  • ¿Para qué se creó la empresa? 

  • ¿Cómo quieres estar dentro de 10 años? ¿Y dentro de 25? 

Una vez que hayas definido la misión del panorama general, divídela en objetivos más pequeños y viables. ¿Cuáles son los pasos que debes seguir para alcanzarla? ¿Qué productos nuevos debes incorporar para ayudar a cumplir esta misión global y general? 

A la hora de establecer los objetivos, no hay respuestas correctas o erradas. Se trata de encontrar las estrategias y metodologías que funcionen mejor para cada equipo.

Gestiona los objetivos con un software

No tiene sentido establecer objetivos si después los dejarás olvidados en un documento oculto en algún lugar, que solamente abrirás cuando termine el trimestre. Es muy importante que uses un programa informático para dar seguimiento al progreso del objetivo con regularidad. Y qué mejor opción puede haber que contar con un software que te permita conectar los objetivos con el trabajo que se debe hacer para cumplirlos.

Conectar el trabajo con los objetivos es muy sencillo. Guru alinea los OKR corporativos con los proyectos gracias a Asana. El equipo de Guru usa Asana como una fuente única de referencias para ofrecer claridad y fomentar el sentido de responsabilidad en toda la empresa.

Empieza a establecer (y a cumplir) tus objetivos de negocios hoy mismo

Todos los negocios empiezan con algo pequeño, y es mediante la definición de los objetivos que logran crecer hasta convertirse en empresas exitosas. Si te interesa saber más acerca de las diferentes estrategias de negocios, de cómo medirlas o por dónde empezar con la planificación, consulta la página de recursos para objetivos de Asana, para obtener más información.

Prueba gratis los objetivos de Asana

Recursos relacionados

Artículo

10 questions to ask before finding a mentor