Estructura del equipo: 10 maneras efectivas de organizar el equipo

Imagen del colaborador - Equipo de AsanaTeam Asana23 de julio de 20219 min de lectura
facebooktwitterlinkedin
Imagen del banner del artículo sobre estructura del equipo

¿Buscas otras formas de organizar y liderar mejor a tu equipo? Te sorprendería enterarte de que hay muchas maneras diferentes de lograr una estructura organizativa que mejore la eficiencia del equipo.

La estructura del equipo define las relaciones entre las actividades, los directivos y los demás miembros del equipo. Si bien puede parecer bastante simple, las estructuras de los equipos tienen un gran impacto en la distribución de la autoridad y en la manera en que los integrantes del equipo colaboran y trabajan juntos a diario.

Cada estructura organizativa cuenta con una cadena de mandos diferente y ofrece formas únicas de incentivar el trabajo en equipo con la ayuda de algún software para colaboración. Del mismo modo, todo esto ayuda a formar la dinámica de las relaciones y a generar un entorno laboral de camaradería.

De la estructura funcional a la estructura horizontal. Analizaremos las 10 maneras más efectivas de organizar al equipo para ayudarte a encontrar la estrategia adecuada para cumplir con tus objetivos.

1. Estructura jerárquica.

El formato jerárquico es la base de la mayoría de las estructuras organizativas. Las jerarquías se organizan con una estructura piramidal, con ejecutivos, directores, gerentes y empleados ordenados de los de mayor rango al nivel más bajo de la cadena. Esta es, por mucho, la estructura más utilizada; con ella se marcan límites claros entre los miembros de un equipo.

Estructura jerárquica

En muchas organizaciones se usa la estructura jerárquica tradicional, a pesar de que hay muchas otras variantes entre las que se podría elegir. Entre ellas hay una estructura circular basada en procesos en la que se aplica una jerarquía similar, pero vista de manera diferente.

La cantidad de estratos de la estructura dependerá del tamaño y de la complejidad del equipo. La mayoría de las organizaciones tienen cuatro o más, y su estructura se puede ver con un organigrama que abarca a toda la empresa.

Es ideal para los equipos que buscan lo siguiente:

  • Una estructura con dependencias directas.

  • Planes claros de carrera profesional.

  • Especializaciones dentro de los mismos puestos de trabajo.

Dado que esta es una estructura organizativa universal, el sistema jerárquico puede funcionar bien en la mayoría de los equipos, o tal vez en todos.

2. Estructura funcional.

Una de las estructuras de equipos más usadas, aparte de la propuesta jerárquica es la estructura organizativa funcional. En este sistema, los equipos se agrupan según las habilidades y el conocimiento. Entonces, hablamos de una estructura de grupos verticalista descendente entre los distintos departamentos, que va desde el presidente a los miembros de su equipo y así sucesivamente.

Las estructuras funcionales se organizan con un cuerpo directivo gerencial, o algún tipo de autoridad personal, que supervisa a todos los departamentos.

Si bien estos equipos varían de empresa a empresa, la estructura funcional apunta a brindar lo necesario para desarrollar las habilidades de especialización y a preparar todo para el crecimiento de las organizaciones.

Es ideal para los equipos que buscan lo siguiente:

  • Expertos en campos específicos.

  • Responsabilidad del equipo.

  • Crecimiento de la organización.

Una función clave de la estructura funcional es la posibilidad de cultivar especialidades en nichos específicos dentro de distintos departamentos.

3. Estructura matricial.

La estructura matricial es la más distinta a otras estructuras de equipos, ya que no sigue el modelo jerárquico típico. En cambio, esta estructura del equipo está organizada en forma de cuadrícula, y los miembros de los equipos responden a más de un líder. Las relaciones, por lo general, se estructuran como dependencias primarias y secundarias.

Las organizaciones aplican estas estructuras para lograr un equilibrio en el equipo directivo y, en definitiva, en el proceso para tomar decisiones.

El sistema que elijas dependerá de la naturaleza de tus equipos y de la estructura de dependencias con que trabajen. El principal beneficio de esta estrategia en particular es que creas una estructura organizativa equilibrada. Se puede lograr si estableces varias líneas de dependencia de cada trabajador con líderes de diferentes departamentos o divisiones.

Es ideal para los equipos que buscan lo siguiente:

  • Equilibrio entre las distintas unidades de negocios y entre los productos.

  • Mejora de la colaboración y las comunicaciones.

  • Un equilibrio fluido del liderazgo.

Tiende a funcionar bien para los equipos que quieren garantizar que las decisiones no queden en manos de un conjunto reducido de personas sino que, preferiblemente, todos los miembros de los equipos se sientan empoderados como para tomar decisiones.

Lee: 12 consejos para lograr comunicaciones efectivas en el trabajo

4. Estructura basada en procesos.

En una estructura basada en procesos el énfasis se pone en los diferentes procesos internos en vez de en los departamentos. Al igual que lo que sucede con otras estructuras, también está organizada por jerarquías, y el equipo directivo está conectado con estos distintos procesos.

A este tipo de estructura de equipos la prefieren las organizaciones cuyos procesos prevalecen sobre otros proyectos individuales. Pueden ser procesos nuevos u otros que la organización ya haya implementado.

Es ideal para los equipos que buscan lo siguiente:

  • Eficiencia.

  • Crecimiento de la organización.

  • Asistencia con muchos procesos diferentes.

Los equipos adecuados para esta estructura tienden a centrarse en los procesos internos y en la eficiencia más que en los proyectos de cara al cliente.

5. Estructura circular.

Si bien son diferentes en cuanto a lo visual, las estructuras circulares siguen la misma organización jerárquica que la mayoría de las estructuras. Los miembros del equipo con cargos más altos se representan en el círculo del centro y los miembros de niveles más bajos, en los círculos externos. Los directores ejecutivos se muestran en el centro del círculo, lo que representa la fluidez de las relaciones que tienen con los directivos de cada departamento.

Estructura circular

Esta estructura organizativa totalmente circular mantiene a todos conectados, pero, a la vez, separados en sus propios círculos. La cantidad de anillos de la estructura seguirá creciendo hasta que se hayan ubicado a todas las personas en los niveles a los que pertenecen.

Debido a la naturaleza visual de esta estructura, es más adecuada para los equipos pequeños en los que se quieren incentivar las comunicaciones fluidas.

Es ideal para los equipos que buscan lo siguiente:

  • Comunicaciones más simples.

  • Flujo sencillo de la información.

  • Relaciones fluidas.

Si bien se diferencia de muchas otras estructuras, esta estrategia moderna puede funcionar bien para las organizaciones con trabajo remoto que necesitan que las comunicaciones entre los líderes y los demás miembros del equipo sean efectivas.

6. Estructura horizontal.

A diferencia de lo que sucede con la forma triangular de una estructura organizativa tradicional, una estructura horizontal es una red de interconexiones entre diferentes niveles horizontales. En esos niveles se incluyen todos los grados de liderazgo, desde los ejecutivos a los gerentes medios y demás. La diferencia es que solamente hay un par de pasos entre el equipo directivo y los demás equipos, a diferencia de cómo funciona una estructura jerárquica que podría tener muchos niveles entre los ejecutivos y los miembros de los niveles más básicos.

La estructura horizontal es excelente para equipos que quieren crear redes vinculares centralizadas y unificadas que se asocien con los objetivos comunes.

Las conexiones variarán en función de los equipos y de la participación de los ejecutivos. El objetivo principal de esta estructura es generar un equilibrio entre el equipo directivo y los demás equipos de los diferentes departamentos.

Es ideal para los equipos que buscan lo siguiente:

  • Mayor productividad.

  • Objetivos alineados.

  • Claridad en la organización.

Si te interesa probar con una estrategia poco tradicional, el método horizontal podría generar un enorme impacto en la productividad y claridad de la empresa. 

Prueba gratis los objetivos de Asana

7. Estructura organizativa en red.

En una estructura organizativa en red, la estructura de los equipos se basa en redes asociadas. En principio, es adecuada para organizaciones en las que al trabajo lo deben hacer equipos externos, que tienen instalaciones en distintos lugares del mundo o incluso, que poseen muchos negocios pequeños.

En esta estructura, cada una de las redes se organiza como una entidad separada que se conecta con las demás mediante centros.

Al separar los equipos en centros se puede compartir mucha información dentro de las redes, algo muy diferente a lo que significaba compartir muy poca información en muchas redes sin centralizar. El motivo es que los integrantes del equipo tienen más probabilidades de conocer a los miembros apropiados de cada equipo a quienes conviene contactar dentro del centro; entonces, la información puede fluir sin problemas.

Es ideal para los equipos que buscan lo siguiente:

  • Comunicaciones dentro de redes específicas.

  • Información clara de contacto.

  • Especializaciones dentro de redes específicas.

La estructura de redes se usa más comúnmente cuando existe una necesidad real. La mayoría de las organizaciones no la aplican a menos que sus equipos ya estén organizados en redes de algún tipo.

8. Estructura divisional centrada en el producto.

En una estructura divisional se agrupan divisiones separadas según las funciones. Dentro de este tipo de estructuras hay gran variedad de áreas de especialización, incluidas las estructuras centradas en productos.

Estructura divisional centrada en el producto

En este sistema, cada división se separa en líneas de productos individuales.

A partir de allí, se seleccionan los equipos responsables de cada línea de productos. Es muy útil para organizaciones que giran mucho en torno a la producción y que quieren que las responsabilidades entre distintos departamentos queden bien claras.

Es ideal para los equipos que buscan lo siguiente:

  • Divisiones semiautónomas.

  • Mejoras continuas de productos.

Estas características son excelentes para equipos que están profundamente vinculados al desarrollo de productos y que prefieren hallar un equilibrio entre el trabajo individual y el trabajo en equipo.

9. Estructura divisional centrada en el mercado.

Si bien es similar a la estructura centrada en el producto, la división centrada en el mercado (ya habrás adivinado) se orienta a los mercados individuales. Puede tratarse de cualquier cosa, desde diferentes sectores del mercado hasta diferentes tipos de clientes. Las organizaciones que ponen en práctica esta estructura pueden tener muchas marcas bajo una única empresa que las abarca o, incluso, pueden tener una amplia gama de productos y servicios diferentes.

Este tipo de estructura divisional construye responsabilidades claras para departamentos específicos. Las empresas que aplican estas estructuras por lo general tienen una gran variedad de productos y necesitan ayuda para organizar los departamentos de diferentes líneas de productos.

Es ideal para los equipos que buscan lo siguiente:

  • La posibilidad de centrarse en un mercado a la vez.

  • Equipos especializados.

  • Logros individuales.

Es similar a otras estructuras divisionales en cuanto a que la estructura centrada en el mercado es excelente para equipos que prefieren el equilibrio entre el trabajo individual y el trabajo en equipo.

10. Estructura divisional geográfica.

El último tipo de estructura divisional se centra en las áreas geográficas. Las regiones, los territorios o los distritos se organizan en divisiones separadas y se crean así límites claros y transparencia en cuanto a la logística entre las diferentes geografías. Esta estructura es ideal para organizaciones que dependen de los clientes o de cadenas de distribución dentro de regiones específicas.

La división del trabajo puede tener un impacto positivo en muchas funciones diferentes, como en las especializaciones individuales y en agregar valor a ubicaciones geográficas elegidas.

Es ideal para los equipos que buscan lo siguiente:

  • La posibilidad de atender a comunidades locales.

  • Buenas comunicaciones con clientes o instalaciones de distribución locales.

  • Colaboración en equipo.

En cierto modo es similar a la estructura de red. Este tipo de estructura divisional se usa con más frecuencia cuando existe una necesidad específica. Si tu organización no se basa en divisiones geográficas, como sería el caso si tuvieran locales físicos en diferentes zonas, entonces no debes preocuparte por usar este sistema. Una vez más, puede ser una opción excelente para los equipos que necesitan hallar una solución para trabajar dispersos a nivel geográfico.

¿Qué estructura de equipo es la adecuada para tu caso particular?

La estructura correcta de equipo para tu organización dependerá de muchos factores, como el tamaño de cada equipo, la cantidad de ejecutivos que hay y los valores de la empresa. Para algunos pueden ser preferibles estructuras más tradicionales, mientras que otros pueden preferir las más modernas.

Un par de factores clave a tener en cuenta cuando analices qué estructura nueva del equipo incorporar pueden ser las comunicaciones y el equilibrio en el liderazgo. Ambos aspectos pueden favorecer o entorpecer la dinámica de un equipo.

La comunicación y las estructuras de equipos

Para lograr buenas comunicaciones y claridad dentro de una organización, tiene mucho peso hallar el equilibrio entre demasiado o muy poco. Comunicar demasiado puede causar confusión y el agotamiento de los empleados. Por otra parte, muy pocas comunicaciones pueden generar trabajos duplicados y productividad baja.

Entre las estructuras de equipos que logran incorporar comunicaciones y claridad bien equilibradas se incluyen las siguientes:

  • La estructura matricial.

  • La estructura circular.

  • La estructura de red.

Estos tipos de estructuras se pueden usar para equipos de Desarrollo, de Marketing y para muchos otros.

El equipo directivo y las estructuras de equipos

Del mismo modo que es necesario que haya un equilibrio en las comunicaciones de una organización, también la dinámica entre los líderes y los demás miembros del equipo es crucial. Cuando las brechas entre los niveles más altos y más bajos de los empleados son muy amplias, es muy probable que falte claridad y que se presenten problemas de comunicación.

Hallar el equilibrio puede resultar complicado. Por una parte, quienes ocupan roles de liderazgo deben tener autoridad sobre las áreas que tienen mayor impacto en la organización en general. Por otra, limitar la autoridad a unas pocas personas puede resultar desalentador para la gran mayoría de los miembros del equipo.

Entre las estructuras de equipos con las que se logra el equilibrio de autoridad en el liderazgo se incluyen las siguientes:

  • La estructura horizontal.

  • La estructura matricial.

  • La estructura jerárquica.

La estructura correcta de autoridades ayudará a empoderar a los integrantes del equipo para que sientan la libertad de contribuir con ideas y de presentar trabajos excelentes que generen mayor impacto.

Lee: Liderazgo vs. gestión: ¿cuál es la diferencia?

Prepara la estructura de tu equipo para el éxito

La estructura del equipo afecta a todo, al fortalecimiento del equipo, al estado de ánimo de los empleados e incluso, al éxito del negocio. Como gerente de proyectos, si determinas límites claros entre los diferentes equipos puedes ayudar a mejorar la productividad y el desempeño.

¿Quieres mejorar el nivel de tu estructura? Prueba con un software para colaboración y simplifica las comunicaciones del equipo.

Colabora en Asana de forma gratuita

Recursos relacionados

Artículo

5 tips to set great company values that reflect your unique culture (with examples)