¿Cuáles son las etapas del desarrollo de un equipo?

Foto de la colaboradora - Sarah LaoyanSarah Laoyan19 de mayo de 20226 min de lectura
facebooktwitterlinkedin
Etapas del desarrollo de un equipo - imagen del encabezado
Prueba Asana

Resumen

¿Alguna vez te has preguntado por qué un equipo nuevo necesita tiempo para poder rendir al máximo? En este artículo, analizamos las diferentes etapas del desarrollo de un equipo y cómo los líderes pueden guiar a sus equipos a través de esas etapas para aumentar la colaboración.

El objetivo de los líderes de equipo es apoyar y capacitar a los empleados para que puedan hacer su trabajo de mayor impacto. Cuando los miembros de tu equipo se sienten cómodos entre sí, les resulta más fácil colaborar juntos. Por el contrario, si tienen problemas para conectar, tardarán más en hacer su trabajo.

El psicólogo Bruce Tuckman fue el primero en registrar las diferentes etapas de desarrollo por las que pasan los equipos de trabajo. En este artículo, analizamos estas etapas y te contamos cómo puedes guiar a tu equipo a través de ellas para optimizar la colaboración.

¿Cuáles son las etapas del desarrollo del equipo?

El psicólogo Bruce Tuckman definió las fases del modelo de desarrollo de equipos por primera vez en su ensayo de 1965 titulado “Developmental sequence in small groups” (Secuencia de desarrollo en grupos pequeños). El artículo analiza cómo los miembros del equipo empiezan como un grupo de extraños y luego pasan por cinco etapas diferentes antes de convertirse en un equipo de alto rendimiento.

Este ensayo sirvió como base para la teoría de las etapas de desarrollo grupal. El modelo de Tuckman ayuda a los líderes de equipo a comprender cómo cambia la dinámica del equipo a medida que avanza un proyecto. Al comprender las cinco etapas del desarrollo grupal, puedes ayudar a tu equipo durante el proceso en que los miembros se conocen entre sí para lograr rápidamente una mayor colaboración y trabajo en equipo.

Lee: 10 pasos sencillos para fomentar la colaboración en los equipos

Las 5 etapas del desarrollo del equipo

Según el modelo de Bruce Tuckman, las cinco etapas del desarrollo del equipo son: formación, conflicto, normalización, desempeño y finalización o disolución.

Etapa 1: Formación

La primera etapa del desarrollo del equipo es la de formación. Aquí los miembros del equipo apenas empiezan a conocerse por lo que todavía no están seguros de cómo interactuarán entre sí. Durante esta etapa, el grupo no es muy productivo, ya que todavía se están adaptando y descubriendo el papel que desempeñará cada uno de ellos en el equipo.

Etapa 2: Conflicto

La siguiente etapa del desarrollo del grupo es la de conflicto. Es aquí cuando los miembros del equipo aprenden a trabajar juntos. A medida que los miembros del equipo comienzan a colaborar, suelen surgir conflictos, ya sea por las diferencias entre las distintas personalidades o por desacuerdos sobre cómo debería progresar un proyecto. Dado que aún no está claro qué función desempeña cada individuo en el equipo, las relaciones suelen entrar en conflicto, ya que todos luchan por encontrar el rol adecuado para ellos.

Establecer una colaboración grupal desde el principio puede ayudar a reducir, o incluso prevenir, el impacto de esta etapa. Esto no significa necesariamente que no habrá ningún conflicto. De hecho, el desacuerdo es esencial para una buena colaboración en equipo. Por eso, cuando hay conflictos, es más productivo resolverlos a medida que surgen que evitarlos. Y si los miembros del equipo ya tienen habilidades de colaboración, los conflictos se resuelven de manera mucho más sencilla y rápida.

Etapa 3: Normalización

En esta etapa todo comienza a estabilizarse a medida que el equipo encuentra su ritmo. Las personas se sienten más cómodas trabajando juntas, pidiendo ayuda para finalizar una tarea o recibiendo comentarios constructivos. La productividad del equipo aumenta durante esta etapa a medida que se van familiarizando con el resto de sus compañeros de equipo y sus estilos de trabajo.

Lee: Eficiencia vs. efectividad en los negocios: Por qué tu equipo necesita ambas cualidades

Etapa 4: Desempeño

En esta etapa, el equipo ha logrado una cohesión y todos trabajan juntos alcanzando su máximo potencial. El grupo sigue flujos de trabajo establecidos y siente que está contribuyendo a un objetivo común. Esta es la etapa ideal del desarrollo del grupo, por lo que tu objetivo como líder de equipo, debe ser trabajar para llegar a esta etapa lo más rápido posible. Más adelante analizaremos cómo puedes llevar a tu equipo a este punto.

Etapa 5: Finalización o disolución

La quinta etapa del desarrollo del equipo, también conocida como etapa de duelo, es la fase final por la que pasará un equipo. Después de que finaliza un proyecto o cuando un equipo se disuelve, las personas que han colaborado juntas pasarán por un pequeño período de duelo. Es posible que tengan dificultades para trabajar con otros grupos, dado que han experimentado una fuerte dinámica grupal con el equipo anterior.

Este también es el momento en el que los equipos pueden celebrar todo lo que han logrado juntos. Tómate el tiempo para reflexionar sobre los logros y recordarle a tu equipo por qué está haciendo lo que hace. También es la oportunidad perfecta para reconocer y elogiar los talentos de cada miembro del equipo.

Cómo ayudar a tu equipo durante las etapas del desarrollo del grupo

Al formar un equipo nuevo, es importante tener en cuenta las etapas del desarrollo para poder ayudar a cada miembro del equipo a alcanzar su máximo potencial y a que todos puedan colaborar juntos de manera efectiva. Si bien no existe una forma única de apoyar a un equipo, puedes probar estas cuatro estrategias para impulsar la cohesión de tu equipo.

Lee: El secreto de una excelente dinámica de grupo

Establece la misión de tu equipo con anticipación

Ya sea que estés formando un equipo nuevo o trabajando en un proyecto específico con colaboradores de otros departamentos, es importante establecer el objetivo del equipo desde el principio. Al establecer un objetivo, incluso antes de comenzar a colaborar juntos, te aseguras de que todos estén en la misma sintonía y avancen juntos hacia el mismo objetivo.

Dependiendo del equipo, necesitas definir lo siguiente:

  • Una declaración de misión general. Por ejemplo, la declaración de misión de un equipo de contenido podría ser: “Crear contenido que atraiga e informe a nuestro mercado objetivo”. 

  • Un objetivo de proyecto. Para equipos más pequeños e interdisciplinarios, puedes usar tu objetivo de proyecto principal como declaración de misión del equipo. Por ejemplo, un equipo interdisciplinario de Desarrollo Web y Marketing puede establecer el objetivo del proyecto de “Reducir el tiempo de carga del sitio web a 1.5 segundos”. 

  • Los roles del equipo. Por ejemplo, en un equipo equipo interdisciplinario, puedes asignarle a un miembro de cada departamento la función de informar a su equipo sobre lo que están trabajando. Otro compañero podría ser el responsable de gestionar las actualizaciones de estado. 

Además de establecer la misión o el objetivo del equipo, también es importante definir los roles de cada miembro del equipo. A medida que el equipo crece, presta atención a los recursos y habilidades que necesitarás para finalizar el proyecto. Tan pronto como los roles se hayan solidificado, es importante dejar esas responsabilidades claras para que todos sepan quién está haciendo qué y para cuándo. Si aún no lo has hecho, considera crear un gráfico RACI para que cada miembro del equipo sepa quiénes son responsables, aprobadores, consultados e informados para cada iniciativa específica.

Define claramente las expectativas con respecto a las comunicaciones

Durante la formación del equipo, te recomendamos crear un plan de comunicación claro. Un plan de comunicación es un esquema de cómo el equipo comunicará información importante a los participantes clave. Cuando los distintos canales de comunicación son claros, los empleados comprenden sus funciones, pueden trabajar de manera eficiente y además saben dónde encontrar la información que necesitan. Establecer un plan de comunicación puede ayudarte a organizar todos estos puntos de una manera que el equipo pueda seguirlo fácilmente.

En caso de que surja un conflicto, el equipo también sabrá qué medidas implementar para resolverlo. Las habilidades de comunicación sólidas son la columna vertebral de la resolución de conflictos. Con un plan de comunicación claro, el equipo sabrá cómo abordar los problemas con sus compañeros de manera constructiva.

Lee: 12 consejos para lograr comunicaciones efectivas en el trabajo

Céntrate en las fortalezas de cada miembro del equipo

Los roles individuales que desempeñan los miembros del equipo son muy importantes para el rendimiento del equipo. Estos roles pueden ser la función principal para el que fueron contratados, o el rol en el que encajan naturalmente dentro de la dinámica del grupo.

Como líder del equipo, debes asignar responsabilidades y designar los roles teniendo en cuenta las fortalezas de cada miembro del equipo. Algunas personas son líderes natos, mientras que otras, aunque más retraídas, pueden aportar ideas sólidas en lo que respecta a la estrategia y la planificación. Las fortalezas individuales de cada miembro generan un mayor sentido de trabajo en equipo, ya que cada uno desempeña una función específica. Si notas que algunos miembros no participan, puedes invitarlos a que compartan sus pensamientos e ideas.

Aborda los conflictos de manera asertiva

Puede ser tentador evitar los conflictos, pero hacerlo no ayuda a formar un equipo sólido. Un equipo que trabaja en conjunto para resolver los problemas desarrollará confianza mutua. Pueden confiar el uno en el otro para hacer el trabajo exigente para el que fueron contratados, a pesar de las diferencias que surjan.

La resolución de conflictos es una forma de construir un lugar de trabajo honesto y sin prejuicios. Como líder, es tu responsabilidad establecer los estándares para la resolución de conflictos en el equipo. Por ejemplo, puedes brindar comentarios honestos con regularidad durante las reuniones individuales y ofrecer sugerencias sobre cómo los miembros del equipo pueden mejorar. Si necesitas abordar conflictos más grandes, asegúrate de involucrar solo a unas pocas personas para evitar los chismes en el equipo.

Lee: La mejor estrategia para resolución de conflictos que deberías usar

Ayuda a tu equipo a alcanzar sus objetivos con liderazgo firme

Un buen líder es la columna vertebral de todo equipo de alto rendimiento. Sin un liderazgo sólido, los empleados pueden tener dificultades para alcanzar un buen desempeño. Al desarrollar tus propias habilidades de liderazgo, puedes incorporar las mejores prácticas de colaboración y ayudar a tu equipo a alcanzar su máximo potencial.

Descubre cómo convertirte en un gran líder con los recursos para líderes de Asana.

Recursos relacionados

Artículo

What is work anxiety? 10 tips to overcome your work worries