22 tipos de objetivos empresariales para medir el éxito

Foto del colaborador - Julia MartinsJulia Martins16 de septiembre de 20216 min de lectura
facebooktwitterlinkedin
Imagen del banner para el artículo “22 tipos de objetivos empresariales para medir el éxito”

Resumen

Al definir objetivos empresariales claros es más fácil cumplir con la declaración de misión y visión de la empresa a largo plazo. Estas metas pueden variar, desde objetivos financieros hasta otros más específicos de la organización. Explora estos 22 tipos de objetivos empresariales que puedes establecer y aprende cuándo será conveniente usarlos y cuándo será mejor aplicar algunos de los otros 14 marcos de objetivos.

Ya sea que trabajes en una empresa pequeña o emergente, seas líder de equipo en una organización más grande o seas el propietario, eres responsable de identificar los objetivos empresariales que les permitirán alcanzar las metas a largo plazo. Establecer metas y objetivos estratégicos es la mejor manera de saber hacia dónde se dirige la empresa y cómo llegar allí.

En este artículo, exploraremos 22 tipos de objetivos empresariales y cómo hacerlos alcanzables. Luego, echaremos un vistazo a los 15 tipos de objetivos diferentes que puedes aprovechar, según el propósito que desees lograr.

¿Qué es un objetivo empresarial?

Los objetivos empresariales son los resultados que deseas lograr para cumplir con la visión de tu empresa a largo plazo. Piensa en ellos como las métricas para medir tu éxito comercial general.

Alcanzar tus objetivos empresariales significa que estás en el camino correcto para cumplir con otras metas más amplias de la empresa. Por eso, estos deben centrarse en el impacto organizacional a gran escala y ser medibles, específicos y de duración limitada.

Lee: Redacta mejores objetivos SMART con estos consejos y ejemplos

22 tipos de objetivos empresariales

Es importante que establezcas objetivos empresariales basados ​​en factores que te permitan impulsar y medir el éxito de tu organización. Echa un vistazo a esta lista de ejemplos que puedes usar:

Objetivos empresariales financieros

1. Rentabilidad: un objetivo comercial centrado en la rentabilidad es importante si tu organización depende de inversores externos. Lograr y mantener la rentabilidad garantiza el éxito a largo plazo para que puedas avanzar hacia la misión general de tu empresa.

2. Ingresos: este tipo de objetivo empresarial te ayuda a equilibrar los ingresos y los costos para mantener la continuidad del negocio. Puedes establecer metas a fin de lograr un cierto volumen de ingresos anuales o para aumentarlos en un determinado porcentaje durante un período de tiempo específico.

3. Costos: esto se relaciona con la cantidad de dinero que gastas en tu negocio. Reducir los costos puede ayudarte a aumentar los ingresos y la rentabilidad. Con este tipo de objetivo puedes controlar los costos de producción o de las operaciones y mejorar el rendimiento financiero de la empresa.

4. Flujo de caja: esto se relaciona con el dinero que entra y sale de tu empresa. Puede ser positivo, cuando ganas más de lo que gastas, o negativo, cuando gastas más de lo que ganas. De manera similar a la rentabilidad, un objetivo orientado al flujo de caja puede ayudarte a alcanzar el éxito financiero a largo plazo.

5. Crecimiento sostenible: para crecer como negocio, debes hacerlo de manera sostenible. Establecer objetivos empresariales en torno a este aspecto puede ayudarte a planificar las proyecciones financieras, los costos de los empleados y otros factores relacionados.

Objetivos empresariales centrados en el cliente

6. Posicionamiento competitivo: un elemento importante de tu estrategia de negocios es cómo se compara tu producto o servicio con otros en el mercado. Al establecer un objetivo empresarial centrado en el posicionamiento competitivo, puedes asegurarte de que tu producto o servicio cumpla con lo que se espera en el mercado o supere a la competencia en un área clave.

7. Participación en el mercado: este objetivo empresarial se relaciona con la cuota de mercado que ocupa el producto o servicio de tu empresa. Cuanto mayor es, más alcance tendrás. Establecer este tipo de objetivo es útil si estás tratando de aumentar tu presencia en el mercado. Puedes hacerlo a través de iniciativas en las redes sociales, campañas de publicidad concertadas o actividades de seguimiento y rendimiento de la marca.

8. Satisfacción del cliente: para tener éxito como negocio, necesitas clientes felices. Con un objetivo basado en la satisfacción de los clientes puedes trabajar para brindarles un mejor servicio. Dependiendo del objetivo empresarial, podrías centrarte en un programa para convertir a los clientes en promotores, ofrecer un mejor servicio de asistencia u otra oferta similar orientada a la clientela.

9. Conciencia de marca: tu marca hace que tu organización se destaque entre la multitud. La conciencia de marca es una buena manera de comprender qué piensan los clientes sobre tu marca y cuán presente la tienen frente a la competencia. Entender y aumentar la conciencia de marca es una parte clave de tu estrategia de marketing a largo plazo.

10. Ventas: a menudo encontrarás objetivos empresariales relacionados con la mejora o el perfeccionamiento del ciclo de ventas. Esto podría incluir desde reducir el costo de adquisición de clientes (CAC), hasta desarrollar un mejor seguimiento de clientes potenciales, aumentar las ventas cruzadas y más.

11. Fuga de clientes: en los negocios, la tasa de fuga de clientes hace referencia a la cantidad de clientes que pierdes durante un período de tiempo determinado. Reducir la rotación de clientes es una excelente manera de aumentar los ingresos y garantizar que los clientes estén satisfechos con el producto o servicio que brindas.

Alcanza tus metas estratégicas con Asana

Objetivos empresariales internos

12. Satisfacción y participación de los empleados: parte de tu negocio se basa en cómo se siente el personal al trabajar en tu empresa. Cuando aumenta su satisfacción y participación, son más felices, padecen menos agotamiento y trabajan de manera más eficaz.

13. Retención de los empleados: una meta interna clave es cuánto tiempo trabajan los empleados en tu empresa. Al aumentar la permanencia y reducir la rotación puedes completar proyectos más complejos con empleados capacitados.

14. Crecimiento de la empresa: para que tu negocio crezca, también necesitas aumentar la cantidad de empleados. Lograr un crecimiento sostenible puede ser difícil, por eso, las organizaciones a menudo definen este aspecto como un objetivo empresarial clave.

15. Cultura de la organización: la cultura de la organización incluye los ideales, los valores y las normas grupales que delinean cómo los miembros del equipo interactúan dentro de la empresa. Una buena cultura impulsa la participación de los empleados y aumenta la retención, por eso, muchas compañías establecen objetivos centrados en la cultura de la organización.

16. Gestión de cambios: implementa cambios en toda la empresa sin inconvenientes con la gestión de cambios. Aunque este no es un tipo de objetivo que las organizaciones definen año tras año, puede ser útil si tienes planeado hacer grandes cambios en el futuro.

17. Productividad: en Asana, creemos que la productividad no es hacer lo máximo que puedas. Para nosotros, se trata de optimizar el tiempo y hacer un trabajo excepcional. Al aumentar la productividad de los empleados, tus equipos podrán completar el trabajo de alto impacto de manera más eficiente.

18. Efectividad de los empleados: los equipos no solo necesitan ser eficientes, también deben saber en qué conviene trabajar. Las empresas que tienen más éxito buscan mejorar la eficiencia y la efectividad. Aquí es donde entra en juego un objetivo empresarial basado en la efectividad. Para obtener más información, lee nuestro artículo sobre la diferencia entre eficiencia y efectividad.

19. Diversidad e inclusión: un aspecto clave para lograr una cultura empresarial agradable es asegurarse de que los empleados sientan que pertenecen. Al invertir en programas de diversidad e inclusión, tu empresa puede convertirse en un espacio ameno para tus empleados actuales y potenciales.

Lee: Cómo la moral del equipo afecta el desempeño de los empleados

Objetivos empresariales relacionados con las regulaciones

20. Control de calidad: implementar medidas de control de calidad como objetivo puede ayudarte a garantizar que tus productos o servicios tengan el nivel que esperas. Esto, a su vez, te permite mejorar las relaciones con los clientes y aumentar los ingresos.

21. Cumplimiento de las normativas: si tu empresa tendrá que cumplir con cierta normativa en un futuro cercano, establecer esos requisitos como una meta hará que puedas alcanzarlos en el plazo esperado.

22. Sostenibilidad: algunas empresas establecen estos objetivos para reducir los desperdicios o aumentar la sostenibilidad. Si bien quizá esto no te afecte de forma directa, demostrar que te preocupas por el medio ambiente puede ayudarte a llegar a ciertas audiencias específicas.

¿Qué marco relativo a los objetivos es el mejor para tu empresa?

Saber exactamente qué tipo de objetivo debes establecer puede ser complicado y cada marco es ligeramente diferente, pero si implementas el correcto tendrás éxito.

El tipo de objetivo dependerá de las actividades y las metas específicas de la empresa. Si debes adaptarte a un plazo de tiempo, quizá sea mejor establecer objetivos a corto plazo, mientras que si tienes objetivos más amplios puedes usar marcos específicos.

Si no sabes cómo empezar, explora estos 15 marcos de objetivos para diferentes situaciones:

1. Objetivos empresariales: define metas basadas en factores operativos que inciden en el éxito a largo plazo de la empresa.

2. Plan de negocios: también conocido como plan de estrategia de negocios, se basa en documentar los objetivos de negocios y planificar cómo alcanzarlos.

3. Declaración de visión: define un “norte” para toda la organización.

4. Objetivo grande, complicado y audaz (BHAG): establece metas ambiciosas en función del tamaño de la organización.

5. Valores de la empresa: alinea al equipo en torno a principios básicos.

6. Plan estratégico: define los objetivos de la empresa para los siguientes tres a cinco años durante el proceso de planificación estratégica.

7. Objetivo estratégico: establece los objetivos que deseas haber alcanzado al completar el plan estratégico.

8. Factores clave del éxito: aclara los objetivos de alto nivel que es necesario alcanzar para lograr los objetivos estratégicos.

9. Gestión estratégica: implementa el plan estratégico para lograr los objetivos de la empresa.

10. Objetivos de negocios: define metas predeterminadas que deben alcanzarse en un período de tiempo establecido.

11. Objetivos y resultados clave (OKR): establece y comunica los objetivos anuales de la empresa.

12. Indicadores clave de rendimiento (KPI): establece metas cuantitativas.

13. Objetivos del proyecto: comparte qué es lo que quieres lograr al final de un proyecto.

14. Entregas del proyecto: determina el producto final de un proyecto.

15. Logros del proyecto: programa puntos de control específicos durante el cronograma del proyecto.

Más recursos para definir objetivos

Definir objetivos claros es esencial para el funcionamiento de la organización. Ahora que ya leíste este artículo, si quieres obtener más consejos sobre cómo establecer metas y lograr resultados de alto impacto, consulta nuestro centro de recursos para definir objetivos. Luego, empieza a usar Asana para darles seguimiento. Con Asana, puedes conectar los objetivos de tu empresa con el trabajo necesario para alcanzarlos, en un solo lugar.

Prueba gratis los objetivos de Asana

Recursos relacionados

Artículo

10 questions to ask before finding a mentor