Cómo entender los procesos iterativos (con ejemplos)

Foto de la colaboradora - Julia MartinsJulia Martins20 de abril de 20217 min de lectura
facebooktwitterlinkedin
Imagen del banner para el artículo de Asana “Cómo entender los procesos iterativos (con ejemplos)”
Prueba Asana

Cuando hablamos de procesos iterativos nos referimos a esos términos como metodologías ágiles, que nos hacen pensar automáticamente en equipos de ingeniería. Pero la mayoría de los equipos, de algún modo u otro, trabajan con un método iterativo para reducir riesgos, gestionar la eficiencia y afrontar los problemas de una manera flexible y dinámica. 

Si estás pensando en probar los procesos iterativos, este artículo es para ti. Te enseñaremos a definir un proceso iterativo y también, cómo implementarlo con tu propio equipo.

¿Qué es un proceso iterativo?

El proceso iterativo es la práctica de elaborar, refinar y mejorar un proyecto, producto o iniciativa. Los equipos que usan procesos de desarrollo iterativos crean, prueban y hacen revisiones hasta que se sienten satisfechos con el resultado final. Puedes pensar en un proceso iterativo como si fuese una metodología de prueba y error que acerca el proyecto al objetivo final.

Los procesos iterativos son una pieza fundamental de las metodologías Lean y la gestión ágil de proyectos. Pero cualquier equipo puede implementar estos procesos, no hace falta que sea uno que ya trabaje con metodologías ágiles. Durante un proceso iterativo, mejorarás continuamente tu diseño, producto o proyecto hasta que tanto tus compañeros como tú estén satisfechos con la versión final del proyecto.

Entonces, ¿cuáles son los procesos no iterativos?

En un proceso no iterativo, los miembros de tu equipo trabajarían todos juntos para concebir un producto final sin tener que, necesariamente, probar ideas nuevas en el camino. Normalmente, para llevar a cabo los procesos no iterativos se necesita más tiempo para las fases de conceptualización y creación, para que todo funcione como se ha previsto durante la etapa de pruebas.

El proceso no iterativo más común es el que llamamos “cascada”. Con este modelo de cascada, el equipo definirá las fases del proyecto antes de iniciarlo. Cada fase empieza cuando la anterior se ha terminado por completo. Los requisitos y recursos, por lo general, son los fijados antes de que comience el proyecto y el equipo evita cambiar el plan del proyecto, siempre que sea posible.

Por ejemplo, imagina que trabajas con una agencia de diseño para crear un ebook. La primera necesidad es proporcionar a todos el texto del ebook. Después, la agencia de diseño tomará el texto y creará los diseños. Finalmente, tu equipo interno editará el texto del ebook diseñado para asegurarse de que todo se vea bien. Este es un ejemplo del modelo en cascada porque cada fase depende de la anterior (es decir, no puedes hacer la edición del ebook diseñado sino hasta que el diseño esté terminado).

Dependiendo del equipo en que te encuentres y del tipo de proyectos con los que trabajes, los procesos no iterativos pueden ser complicados porque no le dan tiempo a tu equipo para iterar los trabajos y dedicarse a la mejora continua. Dado que en la ingeniería puede haber muchos imprevistos y sorpresas, estos equipos en particular tienden a usar procesos iterativos en vez de no iterativos, aunque pueden ser muy útiles para cualquier tipo de equipo. 

¿El diseño incremental es igual al proceso iterativo?

La mayoría de los equipos usan los procesos iterativos o de diseño incremental indistintamente. Y en la práctica, por lo general, van de la mano. Pero sí hay una diferencia entre ambos términos.

En un proceso iterativo, el equipo trabaja para refinar y mejorar el proyecto basado en comentarios o información nueva. La clave de los procesos iterativos es que se trabaja a prueba y error: el proyecto mejora con el tiempo como resultado de estos cambios. 

Con el diseño incremental, a veces llamado desarrollo incremental, agregas funciones nuevas y mejoras el producto a partir de la primera versión o entregable. Para llevar a cabo un proceso de diseño incremental, los equipos elaboran intencionalmente un borrador del entregable final del proyecto para poder lanzarlo lo antes posible (como el viejo mantra de Facebook, “avanza rápido y te harás camino”). Después, el equipo itera y mejora la versión inicial con incrementos que incluyen más funciones que las que había originalmente. Continúan así hasta que el entregable tiene todas las funciones necesarias.

La mayoría de los equipos que usan procesos iterativos también aplican el diseño incremental y viceversa. Los buenos procesos iterativos también son incrementales para que se pueda mejorar continuamente el entregable original. Los buenos diseños incrementales también son iterativos porque es necesario poder responder a los comentarios del cliente y cambiar rápido el rumbo si es necesario.

Prueba Asana para la gestión de proyectos

Ejemplos de procesos iterativos

Ingeniería

Muchos equipos de ingeniería usan el proceso iterativo para desarrollar funciones nuevas, implementar reparaciones de errores o realizar pruebas A/B antes de implementar nuevas estrategias. En muchos casos, los equipos de ingeniería crean algunas iteraciones que consideran que tienen las mismas posibilidades de prosperar, después las prueban con los usuarios. De este modo, detectan los puntos débiles y también los fuertes. Después, siguen desarrollando la propuesta que resultó mejor en la prueba.

Desarrollo de productos

Te sorprendería darte cuenta de que la mayoría de los desarrollos de productos son muy iterativos. Piensa en cualquier tecnología que hayas comprado para uso personal, probablemente haya habido una versión anterior a la que compraste y, tal vez, también haya otra después de esta. Piensa en el desarrollo de los teléfonos móviles a lo largo del tiempo, cómo los altavoces se han vuelto cada vez más pequeños y portátiles, o incluso cómo algunos refrigeradores de la misma marca han cambiado para adaptarse a las necesidades de las familias de hoy en día. Todos estos son procesos iterativos.

Marketing

Algunos equipos de marketing adoptan procesos iterativos, otros no tanto. Pero, en cierta medida, gran parte del marketing es iterativo. Por ejemplo, algunos equipos de marketing pueden probar diferentes tipos de textos publicitarios para ver cuál genera mayor participación o pueden enviar por email dos versiones de un mismo boletín para comparar sus respectivas tasas de clics. Los equipos de marketing de marca también pueden usar procesos de diseño iterativos para identificar qué imágenes son las más adecuadas para su público objetivo.

Ventas

Si bien la mayor parte del trabajo de cara al cliente de un equipo de ventas no es iterativo, algunas de las tareas pueden beneficiarse de los procesos iterativos. Por ejemplo, un equipo de ventas puede adoptar un enfoque iterativo para enviar emails a los clientes. Los representantes de ventas pueden enviar emails con diferentes tipos de textos en el asunto y analizar los resultados. En función de los resultados, podrán implementar el texto que haya tenido mayor respuesta.

Los 5 pasos de un proceso iterativo

El proceso iterativo puede ayudarte durante el ciclo de vida de un proyecto. En cada paso del proceso, tus objetivos y requisitos servirán como punto de partida del proyecto. Luego, tu equipo utilizará pruebas, prototipos e iteraciones para lograr el mejor resultado posible. A continuación te mostramos cómo:

1. Planificación y requisitos

Durante este paso del proceso iterativo, definirás tu plan del proyecto que deberá estar alineado con los objetivos generales del proyecto. En esta etapa también especificarás los requisitos esenciales que deben cumplirse para que tu proyecto tenga éxito. Sin este paso, corres el riesgo de iterar pero sin alcanzar tus objetivos. 

2. Análisis y diseño

Durante este paso, tú y tu equipo se centrarán en las necesidades comerciales y los requisitos técnicos de tu proyecto. Si en el primer paso has definido tus objetivos, durante el segundo paso llevarás adelante una lluvia de ideas para definir el diseño que eventualmente te ayudará a alcanzar esos objetivos. 

3. Implementación

Durante el tercer paso, tu equipo creará la primera iteración del entregable del proyecto. Esta iteración se basará en tu análisis y diseño, y debería funcionar para alcanzar el objetivo final de tu proyecto. El nivel de detalle y el tiempo que dediques a esta iteración dependerán del proyecto.

4. Pruebas

Ahora que tienes una iteración, la probarás de la forma que mejor funcione para el proyecto. Si estás trabajando para mejorar una página web, por ejemplo, puedes realizar una prueba A/B para compararla con tu página web actual. Si estás creando una función o producto nuevos, puedes realizar pruebas de facilidad de uso con un grupo de clientes potenciales. 

Además de las pruebas, también te recomendamos consultar con las partes interesadas del proyecto. Pídeles que se involucren en la iteración y brinden sus comentarios.

Lee: ¿Qué es el ciclo Planificar-Hacer-Verificar-Actuar (PHVA)?

5. Evaluación y revisión 

Después de las pruebas, tu equipo puede evaluar el éxito de la iteración y centrarse en todo aquello que se necesite cambiar. ¿Esta iteración cumple con los objetivos de tu proyecto? ¿Por qué o por qué no? Si es necesario cambiar algo, puedes volver a iniciar el proceso iterativo y repetir el paso dos para diseñar la iteración siguiente. Ten en cuenta que la planificación y los objetivos iniciales deben ser los mismos para todas las iteraciones. Sigue trabajando en función de la iteración anterior hasta que obtengas un entregable con la que estés satisfecho.

Si vuelves a iniciar el proceso iterativo, asegúrate de que todos estén alineados con los objetivos del proyecto. El proceso iterativo puede llevar semanas o meses, dependiendo de la cantidad de iteraciones que realices. Es importante centrarte en los objetivos del proyecto cada vez que vuelvas a iniciar el proceso iterativo, para asegurarte de no perder de vista tu estrella guía.

Los beneficios y desafíos del proceso iterativo

El modelo iterativo no es adecuado para todos los equipos, ni para todos los proyectos. A continuación te mostramos las principales ventajas y desventajas del proceso iterativo para tu equipo.

Ventajas:

  • Mayor eficiencia. Debido a que los procesos iterativos se basan en métodos de prueba y error, a menudo pueden ayudarte a lograr el resultado deseado de forma más rápida que los procesos no iterativos. 

  • Mayor colaboración. En lugar de trabajar con planes y especificaciones predefinidos (que también llevan mucho tiempo crear), tu equipo trabaja activamente en conjunto.

  • Mayor adaptabilidad. A medida que adquieres conocimientos nuevos durante las fases de implementación y prueba, puedes ajustar tu iteración para alcanzar tus objetivos con mayor facilidad, incluso si eso implica realizar acciones que no estaban contempladas al comienzo del proceso. 

  • Mayor rentabilidad. Si necesitas cambiar el alcance del proyecto, el tiempo y esfuerzo invertido en el proceso habrá sido mínimo. 

  • Capacidad para trabajar en paralelo. A diferencia de otras metodologías no iterativas, como el método en cascada, las iteraciones no dependen necesariamente de las tareas precedentes. Los miembros del equipo pueden trabajar en varias tareas del proyecto en paralelo, lo que puede acortar el cronograma general. 

  • Disminución de los riesgos del proyecto. En el proceso iterativo, los riesgos se identifican y solucionan durante cada iteración. En lugar de lidiar con grandes riesgos al comienzo y al final del proyecto, trabajarás constantemente para solucionar riesgos menores.

  • Comentarios de usuarios más fiables. Si tienes una iteración que los usuarios pueden ver o probar, podrán brindarte comentarios sobre lo que funciona y lo que no para ellos.

Desventajas:

  • Mayor riesgo de sufrir una corrupción en el alcance. Debido a que el proceso iterativo se basa en la metodología de prueba y error, el proyecto podría desarrollarse de una forma inesperada y exceder el alcance original del proyecto. 

  • Planificación y requisitos rígidos. El primer paso del proceso iterativo es definir los requisitos del proyecto. Si cambias estos requisitos durante el proceso iterativo, corres el riesgo de interrumpir el flujo de tu trabajo y crear iteraciones que no están alineadas con los objetivos de tu proyecto.

  • Cronogramas imprecisos. Debido a que los miembros del equipo crearán, probarán y revisarán diferentes iteraciones hasta lograr un resultado satisfactorio, no se puede definir con exactitud el cronograma iterativo. Además, puede variar la duración de las pruebas de cada iteración, lo que también afecta el cronograma general del proceso iterativo. 

Impleméntalo, modifícalo y vuelve a intentarlo

En definitiva, todos los equipos pueden aprender algo del proceso iterativo. Siempre que sea posible, aborda el trabajo con un enfoque de prueba y error. En caso de duda, apóyate en la flexibilidad y la colaboración. Y, finalmente, ya sea que implementes o no el método iterativo, esfuérzate siempre por mejorar constantemente en tu trabajo.

Para más consejos, lee nuestro artículo sobre las 25 habilidades esenciales de gestión de proyectos.

Prueba Asana gratis

Recursos relacionados

Artículo

Método Kaizen: la guía para la mejora continua en las empresas