Plantilla de backlog del producto

La gestión de múltiples backlogs requiere una estructura cohesiva que permita mantener a los colaboradores en la misma sintonía. Una plantilla de backlog del producto puede ayudarte a establecer esa base para tus equipos.

Crea tu plantilla

INTEGRATED FEATURES

board iconTablerostimeline iconCronogramainfo iconActualizaciones de estadoautomation iconAutomatización

Recommended apps

Ícono de GitHub
GitHub
Ícono de Jira Cloud
Jira Cloud
Ícono de Zendesk
Zendesk
Logo de Google Workspace
Google Workspace

Compartir
facebooktwitterlinkedin

Hacer un seguimiento de todos los entregables que un equipo de desarrollo de productos necesita completar puede ser un gran desafío, especialmente si cada entregable contiene información diferente. La creación de una plantilla de backlog del producto puede ayudar al equipo a mantener la cohesión del backlog en varios productos y garantizar que cada tarea incluya toda la información que un desarrollador necesita para completarla.

¿Qué es una plantilla de backlog del producto?

Una plantilla de backlog del producto es un esquema reutilizable de un backlog de productos ágil que te permite crear backlogs para proyectos nuevos de forma rápida y sencilla.

Una vez creada la plantilla, los equipos pueden usarla como marco para crear nuevos backlogs del producto. Por lo general, suele haber varios backlogs ​​que se centran en diferentes aspectos de un mismo producto general. Por ejemplo, puede haber un equipo dedicado a la experiencia del usuario y otro al control de calidad, pero ambos forman parte del mismo equipo de desarrollo de productos. Una plantilla de backlog del producto brinda coherencia entre los equipos, ya que todos pueden ver la información de manera uniforme, independientemente de quién esté trabajando en las tareas.

¿Qué es el backlog del producto?

El backlog del producto es una lista de tareas prioritarias que se usa con frecuencia en las metodologías ágiles de gestión de proyectos y, más precisamente, en el desarrollo de productos. El backlog del producto debe basarse en la hoja de ruta del proyecto, que detalla cómo debería evolucionar ese producto.

¿Cómo preparar el backlog del producto?

Al crear un backlog del producto por primera vez, es importante que te contactes con las partes interesadas clave. Trabaja con otros gerentes de productos o Scrum masters con los que colaboras regularmente para alinear los procesos. Esto permitirá crear una experiencia cohesiva y mejorar la colaboración entre equipos, brindando a todos los mismos procesos a seguir, independientemente de la parte del producto en la que estén trabajando.

Al crear una plantilla genérica de backlog del producto, podrás adaptarla para que se ajuste a las necesidades del equipo del proyecto específico. Por ejemplo, un equipo puede estar trabajando en la fase de diseño, mientras que otro puede ocuparse de la fase de control de calidad. No todos los equipos tendrán exactamente los mismos procesos, por lo que el uso de una plantilla les brinda la oportunidad de tener el mismo esquema básico y, al mismo tiempo, ofrece opciones para poder personalizarlo.

¿Qué elementos se incluyen en una plantilla de backlog del producto?

Tener un marco coherente para el backlog del producto facilita la planificación de sprints y el refinamiento del backlog. A continuación, compartimos algunas características de una buena plantilla de backlog del producto que te recomendamos incluir en tu plantilla:

  • Un nombre descriptivo de la tarea: una práctica recomendada es comenzar los nombres de las tareas con un verbo para que el desarrollador sepa exactamente qué acción debe realizar para completar la tarea.

  • Prioridad de la tarea: se trata de la importancia de una tarea individual en comparación con las demás tareas del backlog del producto.

  • Sprint: indica para qué sprint es este elemento del backlog del producto.

  • Fecha de entrega: cuándo se debe finalizar una tarea.

  • Puntos de historia: un método de estimación que indica cuánto esfuerzo debe requerir una tarea específica. 

  • Historias de usuarios: una explicación de cómo debería funcionar una herramienta desde la perspectiva de un usuario final. Las historias de usuarios suelen seguir el formato: “Como [perfil], quiero [objetivo del software], para lograr [resultado]”.

Las tareas en una plantilla de backlog del producto suelen representarse mediante tarjetas Kanban. Una plantilla de tarjeta Kanban puede ayudarte a mantener organizado el backlog de productos.

Crea tu plantilla de tarjetas Kanban

¿Para qué se usa una plantilla de backlog del producto?

La plantilla de backlog del producto se utiliza para desarrollar un repositorio de diferentes tareas que un equipo debe completar para lograr un objetivo específico. A medida que comienza el desarrollo, las tareas se acumularán en el backlog del producto resultante. A continuación, el gerente de producto o encargado del producto (product owner) decidirá qué tareas del backlog del producto se moverán al backlog del sprint para su desarrollo.

¿Cuál es la diferencia entre el backlog del producto y el backlog del sprint?

El backlog de un producto es el conjunto general de tareas de un proyecto, mientras que el backlog de un sprint es el grupo de tareas relacionadas con un sprint específico. Un gerente de producto debe organizar y refinar el backlog del producto para garantizar que cualquier elemento de backlog que ingrese al backlog del sprint tenga toda la información contextual que un desarrollador pueda necesitar para completar dicha tarea.

Funciones integradas

  • Vista de Tablero. La vista de tablero es una vista al estilo de un tablero Kanban que muestra la información del proyecto en columnas. Las columnas suelen estar organizadas por estado del trabajo (como “Pendiente”, “En curso” y “Finalizado”), pero puedes adaptar los títulos de las columnas según las necesidades de tu proyecto. Dentro de cada columna, las tareas se representan con tarjetas, con una variedad de información asociada, como el título de la tarea, la fecha de entrega y los campos personalizados. Realiza un seguimiento del trabajo a medida que avanza por las diferentes etapas y obtén información de un vistazo acerca del estado de tu proyecto.

  • Vista de Cronograma. La vista de Cronograma es una vista del proyecto al estilo de un diagrama de Gantt que muestra todas las tareas en un gráfico de barras horizontales. No solo puedes ver la fecha de inicio y finalización de cada tarea, también puedes ver las dependencias entre las tareas. Con la vista de Cronograma, puedes observar cómo encajan las piezas de tu plan. Además, cuando puedes visualizar todo tu trabajo en un solo lugar, es fácil identificar y abordar los conflictos de dependencia antes de que surjan, de modo que puedas cumplir con todos tus objetivos según lo programado. 

  • Actualizaciones de estado de los proyectos. Ya no tendrás que ir de una herramienta a otra para encontrar información sobre el estado de un proyecto o pasar horas en una reunión que podría haber sido un email. Las actualizaciones de estado de los proyectos en Asana no solo son más fáciles de usar, sino que también están directamente conectadas con el trabajo que realiza tu equipo. Por lo tanto, es más fácil para todos acceder a la información adicional del proyecto, como el plan del proyecto, el plan de comunicación, los objetivos del proyecto, los hitos, los entregables y más. En definitiva, con los informes de estado del proyecto reduces el trabajo manual, centralizas los datos y mantienes a todos al día con la información.

  • Automatización. Automatiza los trabajos manuales para que el equipo dedique menos tiempo al trabajo tedioso y repetitivo, y más a las tareas para los que fueron contratados. En Asana, las reglas funcionan con disparadores y acciones; básicamente, se describirían como “cuando sucede X, hacer Y”. Usa las Reglas para asignar trabajos automáticamente, adaptar las fechas de entrega, configurar campos personalizados, notificar a las partes interesadas y mucho más. Desde automatizaciones a medida hasta flujos de trabajo completos, las reglas le devuelven a tu equipo el tiempo necesario para dedicarlo a los trabajos estratégicos y calificados.

Aplicaciones recomendadas

  • GitHub. Sincroniza automáticamente las actualizaciones de estado de las solicitudes de extracción de GitHub con las tareas de Asana. Da seguimiento al progreso de las solicitudes de extracción y mejora la colaboración entre los departamentos, todo desde Asana.

  • Jira. Crea flujos de trabajo conectados e interactivos entre los equipos técnicos y de negocios para aumentar la visibilidad de los procesos de desarrollo de productos en tiempo real, todo sin salir de Asana. Simplifica la colaboración y el traspaso en los proyectos: crea incidencias de Jira con rapidez desde Asana para que el trabajo pase sin interrupciones entre los equipos técnicos y de negocios en el momento correcto. 

  • Zendesk. Gracias a la integración de Asana con Zendesk, los usuarios pueden crear fácil y rápidamente tareas de Asana directamente a partir de los tickets de Zendesk. Agrega contexto, adjunta archivos y vincula las tareas para dar seguimiento al trabajo necesario para cerrar los tickets. La integración también aporta visibilidad continua en ambos sistemas a la vez, para que todos trabajen al mismo ritmo y avancen independientemente de la herramienta que usen. 

  • Google Workplace. El selector de archivos de Google Workplace está integrado en el panel de tareas de Asana, lo que te permite adjuntar archivos a las tareas con tan solo unos clics.

Preguntas frecuentes

¿Qué es una plantilla de backlog del producto?

Una plantilla de backlog del producto es un marco repetible que puedes usar para crear nuevos backlogs del producto. La mayoría de los equipos de desarrollo de productos tienen varios flujos de trabajo para un solo producto o función. El uso de una plantilla de backlog del producto brinda una experiencia cohesiva para que todo el equipo de desarrollo pueda trabajar de forma alineada.

¿Qué elementos se deben incluir en una plantilla de backlog del producto?

Una buena plantilla de backlog del producto contendrá los siguientes elementos: un nombre descriptivo de la tarea, la prioridad del trabajo, el número de sprint, la fecha de entrega, los puntos de la historia y una historia de usuario. El uso de una plantilla de backlog del producto garantiza la coherencia entre varios backlogs del producto, para que todos los miembros del equipo sepan exactamente dónde encontrar la información que necesitan.

¿Por qué debería usar una plantilla de backlog del producto?
  • El backlog del producto ayuda a mantener organizado todo el trabajo relacionado. Si se usa junto con la metodología ágil, el backlog facilita que los gerentes o encargados del producto vean en qué tareas necesitan trabajar. Luego, pueden extraer esas tareas del backlog del producto y colocarlas en el backlog del sprint donde pueden programarlas y asignarlas a desarrolladores específicos.

Crea plantillas con Asana

Aprende a crear una plantilla personalizable en Asana con una prueba gratuita del plan Premium hoy mismo.

Primeros pasos