Historias de usuario: 3 ejemplos para generar valor para el usuario

Imagen del colaborador - Equipo de AsanaTeam Asana21 de enero de 20227 min de lectura
facebooktwitterlinkedin
Imagen del banner del artículo “Historias de usuario: 3 ejemplos para generar valor para el usuario”
Prueba Asana

 

Resumen

Una historia de usuario es una explicación informal de una función de software, escrita desde la perspectiva del usuario final. Por lo general, una historia de usuario seguirá el siguiente formato: “Como [perfil], quiero [objetivo del software], para lograr [resultado]”. Descubre cómo redactar historias de usuario efectivas que representen con precisión cómo una función de software generará valor para el usuario.

En lo que refiere a expandir las capacidades de tu producto, las actualizaciones de software son la clave para aumentar el valor para el usuario. 

Las historias de usuario son una explicación de una función de software, escrita desde la perspectiva del usuario final. Esto ayuda a los equipos ágiles a comprender lo que quieren los usuarios y así poder ofrecerles las mejores funciones.

En este artículo, hemos reunido información clave sobre cómo redactar historias de usuario efectivas. Descubre cómo generar el mayor valor posible centrándote en la experiencia del usuario final.

¿Qué es una historia de usuario?

Una historia de usuario es una explicación informal de una función de software, escrita desde la perspectiva del usuario final. Estas historias deben escribirse utilizando un lenguaje no técnico para brindar contexto al equipo de desarrollo.

Una historia de usuario generalmente se cuenta en una oración, siguiendo el siguiente formato: “Como [perfil], quiero [objetivo del software], para lograr [resultado]”.

¿Qué es una historia de usuario?

El propósito de escribir historias de usuario es representar con precisión de qué manera una función de software se traduce en valor para el usuario. En otras palabras, ¿qué impacto produce esta función de software en el usuario final? 

El usuario final, también conocido como cliente, no necesariamente es un consumidor externo. El usuario final también puede ser un cliente interno o un miembro del equipo que se beneficiará de este trabajo. Quién es el usuario final para ti dependerá en última instancia del propósito de la función de software que estás creando.

Las historias de usuario son un componente central en el enfoque ágil. Puedes redactarlas de muchas maneras, hasta con notas autoadhesivas o fichas, pero la forma más eficaz de crear y realizar un seguimiento de las historias de usuario es con un software de gestión de proyectos. El software de gestión de proyectos eficaz te permite ajustar, editar y dar seguimiento a las historias de usuario en tiempo real para que tu equipo sepa exactamente cómo pueden brindar un mejor servicio a sus usuarios finales. Ten en cuenta que el desarrollo de software ágil tiene como objetivo poner a las personas en primer lugar, y las historias de usuario te permiten hacerlo al posicionar tu atención en el usuario final. 

Gestiona equipos ágiles con Asana

¿Quién redacta las historias de usuario?

Por lo general, el encargado del producto es quien redacta las historias de usuario con base en la investigación de los usuarios y las organiza en una lista para el equipo de desarrollo, también conocida como trabajo pendiente del producto (backlog). Aunque técnicamente cualquiera puede redactar historias de usuario, es responsabilidad del gerente de producto asegurarse de tener toda la información que el equipo de desarrollo necesita para ejecutar sus iniciativas.

Luego, el equipo de desarrollo priorizará y decidirá qué historias de usuario abordar durante su reunión de planificación de sprint

¿Quién usa las historias de usuario?

Las historias de usuario se utilizan en los marcos Scrum y Kanban

  • En Scrum, las historias de usuario ayudan a tu equipo a tener una mejor comprensión durante la planificación del sprint. 

  • En Kanban, los equipos agregan historias a su lista de trabajos pendientes y trabajan en ellas durante el sprint. Las historias de usuario brindan a los equipos el contexto y la claridad que necesitan para gestionar el trabajo y cumplir con los plazos.

Los equipos de desarrollo abordan las historias de usuario durante un flujo de trabajo o un sprint para realizar tareas y evitar la corrupción del alcance. Divide las historias de usuario de gran tamaño en diferentes sprints o épicas de ser necesario. Las épicas son grandes historias divididas en varias historias más pequeñas. Varias épicas conforman una iniciativa.

Cómo redactar una buena historia de usuario

Una historia de usuario se redacta en tres pasos y representa el punto de vista del usuario final. 

Cómo redactar una buena historia de usuario

Los tres pasos a seguir para redactar una historia de usuario son los siguientes:

  1. Perfil: el rol del usuario final

  2. Necesidad: el objetivo que tiene la función de software para el usuario final

  3. Propósito: el objetivo de la experiencia del usuario final con la función de software

Tu historia de usuario debe contener estos tres componentes. Profundicemos en cada uno de estos elementos para que comprendas mejor cómo redactar una historia de usuario efectiva. 

Paso 1. Identifica el perfil

Identifica el perfil del usuario final evaluando a tu público objetivo. Considera sobre quién impactará la función de software. 

A continuación, te presentamos algunas preguntas que tanto tu equipo como tú deben hacerse a la hora de identificar el perfil del usuario:

  • ¿Para quién estamos creando esta función de software?

  • ¿Qué tipo de características del producto quiere el usuario final?

  • ¿Cuáles son los datos demográficos y psicográficos del usuario final?

Puede haber varios perfiles en una historia de usuario determinada dependiendo del tamaño del público objetivo. 

Ejemplo de perfil: Kat, una gerenta de proyecto que dirige a un equipo de 10 personas.

Paso 2. Describe la necesidad

Describe cómo el usuario final usará tu función de software y por qué. Esto es fundamental para que tu equipo entienda por qué el público objetivo elegiría usar tu función. 

Ten en cuenta estas preguntas cuando analices la intención del usuario final:

  • ¿Qué está tratando de lograr el usuario final?

  • ¿Cómo ayudará tu función de software al usuario final a lograr sus objetivos?

Evita centrarte en las características específicas; en cambio, considera lo que el usuario final está buscando y la manera en que tu software lo ayudará a alcanzar sus objetivos. 

Ejemplo de necesidad: Ayudar a los miembros del equipo a comprender cómo las tareas individuales contribuyen a los objetivos comerciales más amplios.

Paso 3. Define el propósito

Define el propósito analizando el panorama general del lanzamiento del software. Considera cómo la función de software se ajusta a tus objetivos internos. 

Pregúntate lo siguiente para ayudar a definir el propósito:

  • ¿Cuál es el beneficio de la función de software?

  • ¿Cuál es el problema que se está resolviendo?

  • ¿Cómo encaja esto en metas más amplias?

El propósito aquí es definir el valor de tu función de software en relación con los objetivos generales.

Ejemplo de propósito: Aumentar la eficiencia al crear un camino claro.

Lee: Gestión de entregas: los cinco pasos de un proceso exitoso

Ejemplos de historias de usuario

Para que comprendas las historias de usuario ágiles un poco más, hemos reunido algunos ejemplos. Cuanto más efectivas sean tus historias de usuario, más valor podrás generar para el usuario final. 

Te presentamos tres ejemplos que representan diferentes escenarios de historias de usuario: 

Ejemplo de historia de usuario nro. 1: Desarrollo de productos 

  • Como gerente de producto, quiero una manera en que los miembros del equipo puedan entender cómo las tareas individuales contribuyen a los objetivos comerciales más amplios para aumentar la eficiencia.

Ejemplo de historia de usuario nro. 2: Experiencia del cliente

  • Como cliente recurrente, espero que mi información quede guardada para crear una experiencia de pago más fluida.

Ejemplo de historia de usuario nro. 3: Aplicación móvil

  • Como usuario frecuente de la aplicación, quiero una forma de simplificar la información relevante de la manera más rápida posible. 

En los tres ejemplos, puedes ver lo importante que es plantear actualizaciones de software desde la perspectiva del usuario final. De esta manera, las actualizaciones se realizan teniendo en cuenta el beneficio del cliente.

Consejos para lograr una historia de usuario efectiva

Además de los tres pasos descritos anteriormente, una historia de usuario efectiva debe seguir las 3 “C” y el acrónimo INVEST (invertir). Ambos te permitirán llevar tus historias de usuario a un nivel superior, lo que genera actualizaciones de software más efectivas. 

Profundicemos en cada uno de estos para que comprendas mejor los criterios de una historia de usuario efectiva. 

Las 3 “C”

Las 3 “C” son Card (tarjeta), Conversation (conversación) y Confirmation (confirmación). Las 3 “C” dividen cada historia de usuario en tres puntos de referencia diferentes, creando un proceso más organizado. Analicemos cada una de las 3 “C” a continuación:

  • Tarjeta (card): es una descripción escrita de la historia de usuario utilizada para la planificación del sprint. Para crear y compartir tarjetas de historia, prueba utilizar una herramienta de gestión del trabajo

  • Conversación (conversation): es una discusión entre clientes, usuarios y desarrolladores sobre la prioridad y las posibles soluciones para la historia del usuario.

  • Confirmación (confirmation): es un acuerdo entre las partes interesadas de que se han alcanzado los objetivos y las soluciones de la historia de usuario.

Las 3 “C” ayudan a dividir la historia de usuario en tareas simples. Esto ofrece una dirección clara a las partes interesadas involucradas.

Plantilla gratuita para planificación de sprints

INVEST

INVEST significa Independent (independiente), Negotiable (negociable), Valuable (valiosa), Estimable , Small (pequeña) y Testable (comprobable). Profundicemos en estos componentes para que comprendas mejor cómo los criterios INVEST pueden ayudarte a redactar historias más sólidas:

  • Independiente (independent): La historia de usuario debe ser independiente, lo que significa que no depende de otras tareas y es autónoma. 

  • Negociable (negotiable): La historia de usuario debe ser negociable. Esto significa que deja espacio para la discusión. 

  • Valiosa (valuable): La historia de usuario debe transmitir valor al usuario final, acercándote a objetivos de largo plazo más amplios. 

  • Estimable: Tiene que ser posible estimar la historia de usuario para garantizar que se ajuste a un sprint y se priorice correctamente. 

  • Pequeña (small): La historia de usuario debe ser un pequeño fragmento de trabajo que se puede realizar en un corto período de tiempo. 

  • Comprobable (testable): La historia debe superar pruebas de aceptación y cumplir con los criterios de aceptación predeterminados para verificar su calidad. 

Asegúrate de que tus historias de usuario estén redactadas de una manera específica y alcanzable siguiendo el acrónimo INVEST.

La importancia de que la historia de usuario sea precisa

Redactar historias de usuario de manera efectiva puede parecer una pequeña parte del desarrollo de productos, pero, en realidad, estas historias ayudan a generar resultados creativos para la funcionalidad de nuevos productos. La atención a los detalles es increíblemente importante, porque te ayuda a asegurarte de que estás invirtiendo en las necesidades de los usuarios.

La importancia de que la historia de usuario sea precisa

A continuación, presentamos tres formas en que redactar historias de usuario precisas puede ayudarte a cumplir con las expectativas de los usuarios:

  1. Coloca a los clientes en primer lugar. Las historias de usuario ponen a los usuarios finales en el centro de la conversación, un componente importante del marco ágil. Luego, tu equipo puede asignar prioridades a las necesidades de los usuarios y centrarse en formas de contribuir para generar una experiencia de usuario positiva. 

  2. Impulsa soluciones innovadoras. Cuanto más profundices en el perfil del usuario final, más innovadoras serán tus soluciones de software. Esto se debe a que te centras en las necesidades de tus usuarios, que puedes conectar con los objetivos comerciales internos. Cuanto más comprendas el tipo de usuario al que te diriges, más efectivos serán tus resultados.

  3. Promueve la colaboración en equipo. Cuando varios miembros del equipo analizan y asignan prioridades a las historias de usuario, la colaboración en el lugar de trabajo prospera. Esto genera varios puntos de vista a considerar, lo que ofrece nuevas soluciones a los obstáculos existentes. Desde resultados comprobables hasta la comprensión de los requisitos del producto, cuanto más se comunique tu equipo, más fácil será alcanzar los resultados deseados.

Posicionar las actualizaciones desde la perspectiva del usuario ayuda a crear una experiencia de usuario sólida, lo que mejora el valor comercial y el proceso general de recopilación de requisitos.

Genera valor a través de la experiencia del usuario

Poner a los clientes en primer lugar es una forma efectiva de centrar la conversación en torno a los usuarios finales y, en última instancia, generar más valor. Al mantener conversaciones sobre la experiencia del usuario final, puedes crear soluciones de software más innovadoras que mejoren el proceso de desarrollo de productos. 

Permite que tu equipo ágil logre resultados con la ayuda de un software de gestión ágil. Desde la colaboración como equipo hasta la organización de sprints, Asana puede ayudarte. 

Gestiona equipos ágiles con Asana

Recursos relacionados

Artículo

Método Kaizen: la guía para la mejora continua en las empresas