¿Qué son los puntos de historia? Seis pasos sencillos para estimar el trabajo en Agile

Whitney VigeWhitney Vige25 de abril de 202210 min de lectura
facebooktwitterlinkedin
Imagen del banner para el artículo: “¿Qué son los puntos de historia?”
Prueba Asana

Resumen

Los puntos de historia son una técnica de estimación que se usa en las metodologías ágiles de gestión de proyectos para ayudar al equipo a determinar el esfuerzo necesario para completar una tarea. Estos tienen en cuenta factores como la complejidad de la tarea y la incertidumbre, lo que los hace más precisos que otras técnicas de estimación, como aquellas basadas en el tiempo. Esta técnica puede parecer complicada, pero no te preocupes, la hemos dividido en seis pasos simples que explicaremos más abajo.

Piensa en la última vez que hiciste un viaje por carretera. ¿Te tomó el tiempo que esperabas o te retrasaste al encontrarte con situaciones inesperadas, como embotellamientos de tráfico? La planificación y estimación de proyectos puede ser muy parecido a eso. Los obstáculos inesperados y las incertidumbres del proyecto pueden retrasar el cronograma y dar como resultado la corrupción del alcance. Y, al igual que en el viaje, puede ocurrir una situación inesperada, como gastar más que el presupuesto o encontrarte con un bajo rendimiento del equipo.

Ahí es donde entran en juego las técnicas de estimación. Con este tipo de técnicas, como los puntos de historia, puedes evaluar con precisión las tareas y obtener una imagen más clara para ti y el equipo de cuánto esfuerzo requerirán y dónde podrían surgir problemas. Profundicemos en los beneficios de los puntos de historia y cómo usarlos.

¿Qué son los puntos de historia?

Los puntos de historia son una forma de calcular la cantidad de esfuerzo necesario para completar una historia de usuario en la lista de trabajo pendiente del producto. Por lo general, estimas los puntos de historia antes de una reunión de planificación del sprint, ya que allí es donde el equipo determina cuánto trabajo puede realizar en el próximo sprint.

Por lo general, los puntos de historia tienen en cuenta tres factores que pueden incidir en el alcance y el esfuerzo de una tarea, y el valor del punto de historia aumenta en consecuencia. Dado que los puntos de historia son relativos, para conocer su valor deberás tener en cuenta estos detalles y comparar tareas similares.

  • El riesgo es la cantidad de riesgo total o incertidumbre asociada con la tarea. Por ejemplo, si la tarea involucra a terceros, contratistas o partes interesadas del proyecto, puede aumentar la cantidad de riesgo.

  • La repetición es la experiencia del equipo con tareas similares.

  • La complejidad es el nivel de dificultad de la tarea (y cuán claros son los objetivos de la tarea).

Algo importante que debes saber es que los puntos de historia son relativos, lo que significa que su valor relativo y las relaciones entre sí son lo que importa, no su valor numérico real.

Mike Cohn, fundador de Mountain Goat Software y autor de Agile Estimating and Planning (Estimación y planificación ágil), popularizó los puntos de historia como parte del marco Agile.

Puntos de historia vs. estimación basada en el tiempo

Quizás te preguntes, ¿por qué no se usa el tiempo como una estimación para las tareas? De hecho, la estimación basada en el tiempo (u horas) es una forma popular para determinar el alcance del trabajo.

Pero existe una desventaja: a diferencia de los puntos de historia, las estimaciones basadas en el tiempo no tienen en cuenta la complejidad, el riesgo o la incertidumbre. También dependen de la estimación personal de cada miembro del equipo, que puede variar según la antigüedad, la comprensión de la tarea y la experiencia con tareas similares.

Los puntos de historia resuelven estos posibles problemas al fomentar la colaboración y considerar el riesgo, la complejidad y la experiencia. El resultado es un sistema de puntuación universal que mantiene alineados a los miembros del equipo.

Seis pasos para estimar los puntos de historia

Ahora que sabes qué son los puntos de historia, repasemos cómo estimarlos para conocer el alcance de las historias de los usuarios.

1. Presenta los puntos de historia al equipo

Comprender claramente qué son los puntos de historia es clave para el éxito. A fin de ayudar al equipo en el proceso, comparte los conceptos básicos y los beneficios de esta técnica. En particular, asegúrate de que todos entiendan que los valores de los puntos de historia deben relacionarse entre sí.

Consejo: Recuerda que las proporciones son lo que importa cuando se trata de los puntos de historia, no los números reales. En otras palabras, una tarea a la que se le asigna un punto de historia de 2 debería requerir el doble de esfuerzo que una tarea a la que se le asigna un 1. Una tarea a la que se le asigna un punto de historia de 3 debe requerir la mitad del esfuerzo que una tarea a la que se le asigna un punto de historia de 6. ¿Se entiende?

2. Determina la secuencia para los puntos de historia

A continuación, determina la secuencia para los puntos de historia. Esta será el método de puntuación que usará el equipo para asignar puntos de historia en la reunión de estimación (exploraremos esto más adelante). Las secuencias son útiles porque obligan al equipo a centrarse en el tamaño relativo entre los números, lo que facilita la estimación de tareas complejas. Entonces, ¿qué secuencia de puntos de historia debes usar? La secuencia Fibonacci, una serie de números donde cada número es la suma de los dos números anteriores, es popular para estimar en Agile, pero puede resultar complicado. Si los valores numéricos resultan abrumadores para tu equipo, intenta con la estimación mediante las tallas de camisetas. Como sugiere el nombre, esta secuencia divide las tareas en valores más conocidos, tallas de camisetas: XS, S, M, L, XL y XXL.

Consejo: Al realizar estimaciones en Agile, los equipos suelen cambiar la secuencia Fibonacci a 0, 0.5, 1, 2, 3, 5, 8, 13, 20, 40, 100 para facilitar su uso.

3. Crea una matriz de puntos de historia

Una matriz de puntos de historia es básicamente una versión desarrollada de la secuencia de puntos de historia. Sirve como punto de partida para la reunión de estimación y le da al equipo una idea más clara de cómo calificar cada tarea. Si no has usado esta técnica antes, te recomendamos que aproveches tus conocimientos de las tareas que el equipo suele completar y la complejidad, la incertidumbre y el esfuerzo asociado con ellas.

[Ilustración integrada] Matriz de puntos de historia (ejemplo)

Como puedes ver, los valores de los puntos de historia son más altos a medida que aumentan el esfuerzo, la complejidad y el riesgo de la tarea.

Consejo: La matriz de puntos de historia evolucionará a medida que ejecutes sprints y conozcas mejor el esfuerzo asociado con las tareas del equipo. No todo saldrá perfecto la primera vez: desarrolla la técnica a partir de las tareas típicas del equipo y dedica tiempo a revisar nuevamente la matriz después de cada sprint.

Descarga la plantilla gratuita para matriz de puntos de historia

4. Organiza una reunión de planning poker

Ahora que sabes qué secuencia de puntos de historia vas a usar y ya creaste la matriz, es hora de llegar al centro del asunto: estimar los puntos de historia en una reunión de planning poker (o póquer de planificación).

El objetivo de esta reunión es asignar puntos de historia a las historias de los usuarios, alinear al equipo y tener una idea de cuántas tareas pueden completar en el próximo sprint. Esto se logra al permitir que todos brinden su opinión sobre el trabajo futuro. Con todo el equipo involucrado, tendrás la tranquilidad de estar asignando puntos de historia en función de opiniones diversas y de evitar sesgos inconscientes.

A continuación, te mostramos cómo llevar a cabo una reunión de planning poker eficaz.

  1. Proporciona al equipo una matriz de puntos de historia definida como referencia, así como también un conjunto de tarjetas que representen la secuencia de puntos de historia. Puedes crear las tarjetas tú mismo o descargar un conjunto.

  2. Selecciona una historia de usuario.

  3. Analiza la historia con el equipo, qué actividades están involucradas y cómo pueden completarse con éxito.

  4. Pide a cada miembro del equipo que seleccione en privado la tarjeta de puntos de historia que crea que representa la cantidad de esfuerzo necesario para completar la historia.

  5. Pide a todos que revelen sus tarjetas al mismo tiempo. Si los puntos de historia se alinean, pasa a la siguiente historia de usuario. Si los puntos de historia no se alinean, continúen analizando esta historia hasta llegar a un acuerdo.

  6. Repite el proceso hasta que se hayan asignado puntos de historia a todas las tareas en la lista de trabajo pendiente del producto.

  7. Con la matriz de puntos de historia como referencia, determina cuántas tareas puede completar el equipo en el próximo sprint.

Consejo: Intenta realizar sesiones de planning poker después de que el equipo haya priorizado el trabajo pendiente y antes de que comience el sprint. Estas reuniones pueden llevar entre dos y cuatro horas (y es probable que la primera sesión demore más), así que planifica en consecuencia.

5. Planifica y ejecuta tu sprint

Si es la primera vez que usas esta técnica, no sabrás exactamente cuántos puntos de historia puedes completar por sprint (o la “velocidad del sprint”) hasta que hayas finalizado el primer sprint completo. Eso es normal. En la reunión de planificación del sprint, usa tu mejor estimación de cuántos puntos de historia incluir en el sprint en función de la complejidad de las tareas y el valor del punto de historia.

Consejo: Tu primer sprint puede incluir una gran cantidad de puntos de historia de bajo valor, pocos puntos de historia de alto valor o una combinación. Con el tiempo, aprenderás qué funciona mejor para tu equipo y mejorarás el proceso en función de sus comentarios.

Plantilla gratuita para planificación de sprints

6. Mejora las estimaciones de puntos de historia en función de estimaciones anteriores

Una vez que hayas completado el primer sprint con los puntos de historia, es momento de centrarte en un aspecto clave del marco Agile: la mejora continua. Organiza una reunión con el equipo para hablar sobre qué salió bien y qué se podría mejorar. Puedes realizar una reunión separada para esto o incluir el tema en la retrospectiva del sprint.

Haz preguntas al equipo para saber, por ejemplo, si los puntos de historia se definieron correctamente, qué cuellos de botella inesperados encontraron en el proyecto y por qué otras razones no se cumplieron los objetivos. Aprovecha las respuestas para mejorar el proceso del próximo sprint. Si es necesario, revisa nuevamente la secuencia de puntos de historia o la matriz.

Aprovecha los hallazgos para estimar la velocidad del sprint, es decir, la cantidad de puntos de historia que el equipo puede completar en un sprint determinado. Por ejemplo, si el equipo completó cuatro puntos de historia por día, su velocidad es de 40 puntos de historia por sprint de dos semanas.

Consejo: Una vez que hayas determinado la velocidad del equipo, usa esta información para distribuir los puntos de historia y saber cuántos sprints le llevará al equipo finalizar un proyecto completo.

Cómo usar puntos de historia en el marco Agile

No es ningún secreto: la planificación anticipada es clave en la gestión de proyectos. No definir correctamente el alcance y los cronogramas del trabajo puede llevar al incumplimiento de los plazos, a la corrupción del alcance y al fracaso del proyecto. Sabemos que esto parece aterrador, pero no te preocupes, los puntos de la historia pueden ayudar.

Para comprender mejor los puntos de historia, echemos un vistazo a cómo usarlos dentro del marco Agile:

  • Primero, escribe una historia de usuario para cada característica que deseas incorporar. Las historias de usuarios siguen este formato: “Como [perfil], quiero [objetivo], para lograr [resultado o beneficio]”.

  • Agrega las historias de usuario a tu lista de trabajo pendiente del producto.

  • Asigna puntos de historia a cada historia de usuario para estimar el esfuerzo.

  • Usa los puntos de historia para seleccionar historias de usuarios de la lista de trabajo pendiente, y asegúrate de elegir la “cantidad” correcta de trabajo para cada sprint.

  • Ejecuta el sprint.

Supongamos que tu historia de usuario es “Como usuario, quiero poder enviar comentarios y preguntas a través del sitio para lograr comprender mejor las características del producto”. Primero, debes asignar a esta historia de usuario un punto de historia, es decir, la cantidad de esfuerzo que crees que se requiere para completar la historia. A continuación, puedes dividir la historia en tareas más pequeñas, como definir el alcance del formulario de comentarios, diseñarlo, escribir el código del formulario, preparar la página, probar el formulario y publicar la página.

Gestiona equipos ágiles con Asana

Beneficios de usar puntos de historia

Los puntos de historia se consideran la más útil de las técnicas de estimación, ya que facilitan el cálculo del esfuerzo y simplifican la planificación del sprint. Pero eso no es todo. Estos son algunos beneficios adicionales de usar puntos de historia:

  • Impulsar una planificación más rápida. Los puntos de historia son relativos, lo que significa que para calcular el valor de un punto de historia debes compararlo con puntos similares ya estimados. Usar un método de puntuación relativa conduce a una estimación más rápida con el tiempo, lo cual es una gran ventaja para tu equipo.

  • Considerar la imprevisibilidad y el riesgo. Los puntos de historia incluyen elementos como la imprevisibilidad y el riesgo. Incorporar estos factores en la planificación elimina las conjeturas de la estimación, lo que te permite evaluar el esfuerzo con mayor precisión.

  • Eliminar el sesgo de habilidades de la planificación y alinear al equipo. Confiar en las estimaciones individuales de los miembros del equipo no siempre es lo mejor. Después de todo, las estimaciones de alguien nuevo o alguien que trabaja hace tiempo en el equipo no serán las mismas. Con los puntos de historia puedes evitar estos problemas al fomentar la colaboración con reuniones de planning poker.

  • Definir plazos razonables. A nadie le gustan las fechas de entrega arbitrarias, pero eso sueles obtener cuando usas otras técnicas de estimación. Dado que los puntos de historia incluyen más matices, tendrás como resultado fechas de entrega razonables.

  • Generar mejores estimaciones en el futuro. Una de las principales ventajas de los puntos de historia es que los puedes adaptar y reutilizar. Eso significa que una vez que hayas creado una matriz de puntos de historia y realizado el primer sprint, puedes usar estos aprendizajes para reevaluar los valores de los puntos de historia originales y desarrollar estimaciones más precisas.

Cinco errores al usar puntos de historia y cómo evitarlos

No todo es fácil cuando se trata de los puntos de historia. Sirven para agilizar el proceso de gestión de proyectos, pero solo si evitas ciertos errores en tus estimaciones. Estos son algunos errores comunes que cometen los equipos al calcular los puntos de historia y cómo evitarlos.

  • Usar puntos de historia que no son relativos. La naturaleza relativa de los puntos de historia hace que sea más fácil para el equipo comprender cómo se comparan las tareas entre sí. Es por eso que no debes asignar puntos arbitrariamente; recuerda que los valores deben relacionarse entre sí.

  • Usar horas para los puntos de historia. Dado que la estimación de tiempo no tiene en cuenta factores como la complejidad y la incertidumbre, al usar estimaciones de horas o días como puntos de historia se perdería el propósito. En su lugar, considera los tres componentes que analizamos (complejidad, riesgo y repetición) para determinar los valores de los puntos de historia.

  • Usar el promedio de los valores proporcionados por el equipo en la reunión de planning poker. Si las estimaciones de puntos de historia del equipo no coinciden, no saques un promedio. En su lugar, hablen abiertamente sobre la discrepancia. Una vez que comprendan mejor por qué las estimaciones no se alinean, pueden encontrar un punto de historia en el que todos estén de acuerdo.

  • Asignar puntos de historia a historias de usuario demasiado amplias. No es posible asignar un punto de historia a todo. Si una historia de usuario es tan amplia que sientes que ninguno de los valores de los puntos en la matriz representa el esfuerzo requerido, quizá sea mejor desglosarla.

  • No establecer expectativas claras con los miembros del equipo sobre los valores de los puntos de historia. Si el equipo no entiende los puntos de historia, no serán útiles. Afortunadamente, hay una solución sencilla: habla con el equipo sobre este método de estimación, guíalos a través de una matriz de puntos de historia de ejemplo y analicen cada tarea para que puedan asignar puntos de historia con precisión.

Gestiona la planificación de sprints y los puntos de historia con plantillas

Los puntos de historia son una pieza importante del rompecabezas de la gestión de proyectos, pero estimar correctamente el esfuerzo y completar las tareas es mucho más fácil cuando la lista de trabajo pendiente del producto está bien organizada y coincide con el trabajo del equipo. Asana está aquí para ayudarte. Organiza el trabajo pendiente, realiza un seguimiento de los proyectos Agile y comunícate con el equipo de manera eficiente con una plantilla para planificación de sprints que fomenta la colaboración tanto como tu equipo.

Plantilla gratuita para planificación de sprints

Recursos relacionados

Artículo

Método Kaizen: la guía para la mejora continua en las empresas