Cómo pedir feedback para seguir creciendo y superándote

Foto de la colaboradora - Alicia RaeburnAlicia Raeburn17 de junio de 20227 min de lectura
facebooktwitterlinkedin
Imagen del banner del artículo sobre cómo pedir feedback para seguir creciendo y superándote
Prueba Asana

Resumen

Pedir feedback puede ser bastante incómodo, pero hay formas de hacerlo más agradable, tanto para ti como para la persona a la que le pides. Aprovecha estos consejos y guiones para solicitar feedback.

Puede ser bastante difícil recibir comentarios negativos sobre uno mismo. Pero a menudo evitamos pedir feedback porque nos sentimos incómodos o porque tenemos miedo de que nos afecte. Es normal querer protegernos de este tipo de conversaciones tan delicadas, pero pedir feedback honesto es en realidad una de las mejores herramientas para seguir creciendo y mejorando, ya que obtendrás información sobre tu estilo de trabajo, liderazgo y competencias.

Al momento de pedir feedback, te recomendamos seguir una estructura e implementar las mejores prácticas para asegurarte de que la conversación sea siempre productiva y recibas solo comentarios útiles.

¿Por qué es importante pedir feedback?

Pedir feedback puede ayudarte a crecer y convertirte en un mejor líder, colega y empleado. Esto se debe en parte a que puedes aplicar el feedback recibido a tu trabajo y hacer cambios en las áreas donde necesitas mejorar, pero también este tipo de conversaciones ayudan a desarrollar conexiones más profundas. Ya sea un mensaje de LinkedIn a un reclutador o una conversación en persona con tu jefe, pedir la opinión de otros puede ayudarte a:

  • Generar confianza. Las conversaciones honestas en las que recibes feedback abiertamente ayudarán a desarrollar la confianza entre la persona involucrada y tú.

  • Mejorar la comunicación. Pedir feedback demuestra que estás dispuesto a tener conversaciones difíciles, sean las que sean.

  • Elevar la moral. Si tu equipo sabe que puede acudir a ti para darte feedback detallado sobre tu desempeño, también saben que tienen un líder en el que pueden confiar. 

  • Identificar oportunidades de crecimiento. Los comentarios recibidos te ayudan a desempeñarte mejor y sentirte más cómodo en tu entorno de trabajo.

  • Reducir malentendidos. Si recibes feedback sobre una pregunta específica, sabes exactamente qué debes mejorar. Eso te ayuda a evitar malentendidos.

Lee: 12 consejos para lograr comunicaciones efectivas en el trabajo

En este artículo, nos centraremos específicamente en cómo pedir feedback. Si estás buscando información sobre cómo dar feedback o incorporar los comentarios recibidos, puedes consultar los siguientes artículos:

6 consejos para pedir mejor feedback

Es normal sentirse nervioso al momento de pedirle feedback a otra persona. Pero si lo haces correctamente, te resultará cada vez más fácil. Estos consejos te mostrarán cómo pedir feedback, para que puedas prepararte con anticipación y disminuir la tensión y los nervios.

1. Mantén una comunicación clara y abierta

Si la otra parte responde a tu solicitud de feedback, te recomendamos aclarar algunos puntos. Recuérdale que estás preguntando porque realmente te interesa su opinión, y que este es un espacio seguro en el que puede ser abierto y honesto. Si le explicas el porqué (por ejemplo, “te pregunto porque realmente valoro tu punto de vista”), podrá comprender que sus comentarios te serán de gran ayuda.

2. Antes de preguntar, verifica tu estado de ánimo

Antes de iniciar una conversación, verifica tu estado emocional. ¿Cómo te sientes? Si estás nervioso o si sientes que estás a la defensiva, probablemente no sea el momento adecuado para pedir feedback.

En Asana, implementamos el marco del Grupo de liderazgo consciente (CLG, por sus siglas en inglés) para determinar si estamos preparados para recibir comentarios antes de continuar con las revisiones internas. Antes de empezar, debemos hacernos la siguiente pregunta: ¿Estamos por encima o por debajo de la línea emocional para poder recibir feedback en este momento? Si estamos por encima de la línea, entonces estamos abiertos y listos para recibir comentarios. Si estamos por debajo de la línea, quiere decir que nos sentimos a la defensiva o muy reservados. Cuando te encuentras por debajo de la línea, lo mejor será que reprogrames tu sesión de feedback para más adelante.

Lee: 15 tipos de evaluaciones de desempeño de los empleados (con plantillas y ejemplos)

3. Haz las preguntas correctas

Las preguntas que realices orientarán los resultados de la sesión de feedback, por lo que es muy importante elegir las preguntas correctas. El feedback concreto es mucho más útil que las opiniones vagas. Por lo tanto, céntrate en hacer preguntas específicas y bien enfocadas. También es importante que evites las preguntas abiertas, como: “¿Qué puedo hacer mejor?”.

Por ejemplo, si eres un líder y quieres pedir feedback sobre tus procesos, puedes hacer preguntas como:

  • ¿Los briefs creativos son lo suficientemente detallados como para realizar una solicitud individual en un día?

  • ¿Puedes acceder fácilmente a todas las guías de procesos en nuestro software de gestión de proyectos?

  • ¿Qué pasos suelen faltar en nuestros nuevos procesos de contratación? 

4. Elige el entorno apropiado

Dado que las sesiones de feedback pueden hacer que las personas se sientan vulnerables, lo mejor es realizarlas cara a cara. Los comentarios son más productivos si se dan durante una conversación, que es más difícil de entablar en un mensaje asíncrono o por email. Al elegir el entorno para esta instancia, intenta siempre que sea durante una reunión presencial o una videollamada. Usa el email o los mensajes asincrónicos como último recurso.

5. Mantén una mentalidad abierta

Asegúrate siempre de tener la mente abierta al momento de pedir feedback. Para empezar, la persona a la que le estás pidiendo comentarios podría negarse a dártelos. Es posible que se sienta incómoda haciéndolo, especialmente si estás en una posición de liderazgo. Si bien esto puede ser decepcionante, debes aceptar su incomodidad y recurrir a otra persona.

Al pedir feedback, debes permanecer abierto y comprometido sin importar la respuesta que recibas. Tal vez esto los anime a decir que sí en el futuro, o tal vez solo les demuestres que están en un lugar de trabajo cómodo y que no deben sentir ninguna presión adicional. Si dicen que sí, mantente con la mente abierta durante toda la conversación, para que puedas ser lo más objetivo posible al momento de recibir su opinión.

6. Haz un seguimiento

Si no recibes una respuesta inmediata a tu pedido de feedback, puedes establecer un recordatorio para hacer un seguimiento. La mayoría de las personas están dispuestas a ayudar, o al menos te avisarán si no pueden. Si no has recibido ninguna respuesta, es probable que hayan pasado por alto tu solicitud o se hayan olvidado. Dependiendo de tu relación con la otra persona, puedes enviarle un recordatorio amable entre una y tres semanas después de tu primera solicitud.

Cómo pedir feedback de manera efectiva (con ejemplos)

Cuando se trata de pedir feedback, es importante saber qué decir. A continuación, compartimos cuatro ejemplos comunes sobre a quién pedirle feedback y cómo pedirlo concretamente.

Pedir feedback a los colegas

Tus colegas te conocen y conocen muy bien tu trabajo. Pedirles feedback puede generar un impacto en tu trabajo, crear un sentido de comunidad y una buena relación entre todos. Además, puede ayudarte a ser un mejor miembro o líder de equipo. Esta es una buena forma de pedirles comentarios a tus colegas:

“Hola, (nombre), me gustaría recibir feedback sobre el lanzamiento del producto que lideré el trimestre pasado. Me interesa mucho conocer la opinión de alguien como tú, con quien ya tengo una relación laboral. ¿Estarías disponible para que nos reunamos el próximo viernes para conversarlo?”

Pedir feedback a los subordinados directos

Si eres gerente de personal, es muy probable que brindes feedback a los demás con regularidad. Pero para liderar y guiar a tu equipo de manera efectiva, primero debes entender cómo puedes apoyar mejor a las personas que tienes a cargo. Pedirles su opinión puede ser un desafío, después de todo, tú eres el gerente. Dado que ocupas una posición de autoridad en esta relación, debes dejar en claro que tu actitud y tu opinión sobre ellos no cambiará si recibes comentarios negativos. Si bien siempre es mejor realizar sesiones de feedback en persona, en este caso podría ser más productivo realizar una encuesta en línea anónima, para que los empleados se sientan más cómodos brindando comentarios honestos. También puedes ofrecerles la opción de elegir entre un formulario en línea o una conversación en persona. Por ejemplo:

“¡Hola, equipo! Me interesa mucho conocer sus opiniones sobre mi estilo de gestión y cómo impacta en su trabajo. Para recibir sus comentarios, creé un formulario anónimo con algunas preguntas sencillas sobre mí como gerente de Recursos Humanos. Esta es simplemente una instancia para identificar oportunidades de crecimiento para poder apoyarlos mejor a ustedes y a su trabajo. Por lo tanto, tómense la libertad de ser completamente honestos y abiertos. Si tienen alguna pregunta o prefieren programar una reunión personal, no duden en escribirme”.

Pedir feedback a los clientes

Tus clientes tienen información única sobre cómo trabajas y te desempeñas fuera de la empresa. Sus aportes pueden servir de base para el desarrollo de productos, especialmente si usas la metodología ágil. En los proyectos ágiles, los comentarios de los clientes se convierten en historias de usuarios, que luego se usan para la planificación de sprints. Si se aborda correctamente, la metodología ágil ayuda a los equipos a desarrollar funciones y actualizaciones de productos que respondan directamente a las necesidades e intereses de los clientes. Sin embargo, también puedes pedir feedback a los clientes de manera informal luego de que el cliente adquiere un producto o a través de encuestas de satisfacción, etc. Si te comunicas con los clientes directamente, puedes abordarlo de la siguiente manera:

“¡Hola, (nombre del cliente)! Estamos implementando algunos cambios en (nombre de la empresa) para poder brindarles un servicio de primer nivel. ¿Tendrías unos minutos para brindarnos tu opinión durante una breve llamada telefónica? Me encantaría saber el impacto que ha tenido mi trabajo y qué más puedo hacer para ayudarlos a lograr mucho más”.

Lee: Asana para metodologías ágiles y Scrum

Pedir feedback por email

Si necesitas pedir feedback por email, asegúrate de que tu solicitud sea clara y específica. Cuando la retroalimentación no se da en persona, el riesgo de que se malinterprete es mayor. Cuanto más específico seas, menor será la probabilidad de que haya malentendidos. En cualquier caso, el email puede ser una herramienta útil para solicitar feedback a personas que sabes que están demasiado ocupadas para tener una reunión más formal contigo. Puedes usar el siguiente ejemplo para pedir feedback por email:

“Hola, (name). Agradecería si pudieras brindarme tus comentarios sobre el código que envié la semana pasada. ¿Tendrías unos minutos disponibles para responder algunas preguntas si las envío por email?”

Cómo prepararte para recibir feedback

Una vez que pidas feedback, debes estar preparado para recibirlos. La mejor manera de aceptar y tener en cuenta el feedback de los demás es siendo objetivo. Recuerda que este no es un proceso negativo, incluso si el feedback no es tan positivo como esperabas. No pierdas de vista el objetivo final: que todos los comentarios te ayuden a superarte y dar lo mejor de ti.

Para mantener una actitud objetiva al momento de recibir feedback, intenta practicar la consciencia plena (mindfulness). Esta técnica te ayudará a estar presente, para que, en lugar de preocuparte por las acciones pasadas por las que has recibido comentarios negativos, puedas concentrarte en lo que está sucediendo ahora, que es lo único que puedes controlar. Además, durante la sesión de feedback, practica la escucha activa para asegurarte de escuchar toda la conversación. Es normal captar solamente las opiniones de mayor impacto o carga emocional, pero la información subyacente es lo que más te ayudará.

Cómo dar feedback eficiente

El proceso de feedback implica tanto pedir y recibir, como brindar comentarios. A continuación compartimos algunos puntos importantes a tener en cuenta para asegurarte de aportar feedback valioso:

  1. Brinda feedback concreto

  2. Asegúrate de documentarlo

  3. Hazlo de forma privada

  4. Avísale a la persona involucrada con anticipación antes de la conversación

Lee: ¿Te resulta difícil brindar comentarios? Estos 20 consejos son ideales para ti

Cada vez te resultará más fácil pedir feedback

Como cualquier conversación difícil, pedir comentarios se vuelve un poco más fácil con el tiempo y la práctica. Organiza reuniones periódicas para poder seguir practicando el proceso de pedir y recibir feedback, con la certeza de que cada vez que lo hagas, te estarás convirtiendo en un mejor empleado, miembro y líder del equipo.

Pedir feedback es más fácil cuando ya estás colaborando con otros. Te recomendamos usar una plataforma de gestión de proyectos para planificar reuniones individuales, coordinar proyectos y así mantenerte al día y en contacto con todos los miembros de tu equipo.

Mejora las comunicaciones del equipo con Asana

Recursos relacionados

Artículo

Gestión de la fuerza laboral: Cómo optimizar la productividad del equipo