Cómo desarrollar el pensamiento crítico en 7 pasos (incluye ejemplos)

Foto del colaborador - Julia MartinsJulia Martins29 de septiembre de 20218 min de lectura
facebooktwitterlinkedin
Imagen del banner del artículo sobre el pensamiento crítico

Resumen

El pensamiento crítico es, justamente, crítico. Cuando desarrollas estas habilidades, puedes mejorar tu capacidad para analizar información y tomar la mejor decisión posible. En este artículo, cubriremos los conceptos básicos y cómo implementar todo el proceso de pensamiento crítico en tan solo 7 pasos.

El pensamiento crítico implica hacer las preguntas correctas para llegar a la mejor conclusión posible. Los pensadores críticos exitosos analizan la información desde diferentes puntos de vista para luego determinar el curso de acción más apropiado.

No te preocupes si crees que no tienes buenas habilidades de pensamiento crítico. En este artículo te ayudaremos a desarrollar las bases del pensamiento crítico para que puedas comprender, analizar y tomar decisiones más informadas.

¿Qué es el pensamiento crítico?

El pensamiento crítico es la capacidad de recopilar y analizar información para llegar a una determinada conclusión. Esta habilidad es importante en prácticamente todo el mercado laboral y aplicable a una gran variedad de puestos de trabajo. Esto se debe a que el pensamiento crítico no se reduce a un tema específico, sino que se trata de la facultad para analizar información, datos, estadísticas y otros detalles para luego encontrar una solución satisfactoria.

El desarrollo de las habilidades de pensamiento crítico mejora tu capacidad para tomar decisiones y resolver problemas. Además, te brinda una metodología para poder abordar problemas complejos. Las personas con grandes habilidades para el pensamiento crítico se sienten cómodas con la ambigüedad y están dispuestas a cuestionar sus hipótesis para poder llegar a las mejores conclusiones.

Las 8 habilidades más importantes para el pensamiento crítico

Como la mayoría de las habilidades blandas, el pensamiento crítico no se aprende a través de un curso. Consiste más bien en una variedad de habilidades analíticas e interpersonales. Desarrollar el pensamiento crítico implica aprender a adoptar una postura abierta y flexible y aplicar el pensamiento analítico al proceso de resolución de problemas.

A continuación te mostramos las ocho habilidades más importantes para un pensamiento crítico (sin un orden en particular):

  1. Pensamiento analítico: Parte del pensamiento crítico implica analizar datos de diversas fuentes para poder llegar a las mejores conclusiones. El pensamiento analítico permite a las personas deshacerse de los prejuicios y esforzarse en recopilar y evaluar toda la información disponible para llegar a la mejor conclusión. 

  2. Mentalidad abierta: Esta habilidad de pensamiento crítico implica dejar atrás los prejuicios personales para poder analizar y procesar toda la información y así llegar a una conclusión objetiva, respaldada por los datos. 

  3. Resolución de problemas: El pensamiento crítico es una parte esencial de la resolución de problemas ya que implica llegar a una conclusión apropiada basada en toda la información disponible. Cuando se usa correctamente, el pensamiento crítico te ayuda a resolver cualquier problema, desde los desafíos en el trabajo hasta las dificultades que se presentan en la vida diaria. 

  4. Autorregulación: La autorregulación se refiere a la capacidad de regular los pensamientos y dejar de lado los prejuicios personales para poder llegar a la conclusión más adecuada. Para desarrollar un pensamiento crítico, es importante cuestionar toda la información que tienes disponible y las decisiones que favoreces; solo entonces podrás llegar a la mejor conclusión. 

  5. Observación: Esta habilidad ayuda a ver más allá de lo evidente. Para desarrollar un pensamiento crítico, debes tener puntos de vista diferentes y usar el sentido de la observación para identificar problemas potenciales.

  6. Interpretación: Para desarrollar un pensamiento crítico es importante entender que no todos los datos se crean de la misma manera. Además de recopilar información, es importante determinar qué información es importante y relevante para cada situación. De esa forma, podrás sacar las mejores conclusiones de los datos recopilados. 

  7. Evaluación: Las preguntas complejas rara vez tienen respuestas evidentes. Si bien el pensamiento crítico insiste en la necesidad de dejar de lado los prejuicios, es importante poder tomar una decisión con confianza en función de los datos disponibles. 

  8. Comunicación: Una vez que se ha tomado una decisión, es importante poder compartirla con los demás involucrados. Las comunicaciones eficaces y claras en el trabajo comprenden presentar las pruebas que respalden la conclusión a la que has llegado, especialmente si hay varias soluciones posibles. 

Prueba la comunicación de equipo con Asana de forma gratuita

Los 7 pasos para desarrollar un pensamiento crítico

El pensamiento crítico es una habilidad que puedes desarrollar siguiendo estos siete pasos. De esta manera, podrás asegurarte de que estás abordando un problema desde el ángulo correcto y que consideras todas las alternativas posibles para poder llegar a una conclusión objetiva.

Empecemos por el principio: cuándo se recomienda seguir los 7 pasos del proceso de pensamiento crítico

El proceso de pensamiento crítico involucra varias acciones, y no todas las decisiones deben ser pensadas con tanto cuidado. A veces, solo se necesita dejar de lado los prejuicios y abordar un proceso de manera lógica. En otros casos más complejos, la mejor manera de determinar el resultado ideal es pasar por todo el proceso de pensamiento crítico.

Los siete pasos del proceso de pensamiento crítico ayudan a tomar decisiones complejas en áreas poco conocidas. Asimismo, pueden ayudarte a abordar un problema con el que estás familiarizado pero desde un ángulo diferente, sin ningún prejuicio.

Si necesitas tomar una decisión menos compleja, considera una estrategia de resolución de problemas diferente. Las matrices de decisiones son una excelente manera de considerar la mejor opción entre diferentes alternativas. Te recomendamos consultar nuestro artículo sobre los 7 pasos para crear una matriz de decisiones.

1. Identifica el problema

Antes de poner en práctica el pensamiento crítico, primero debes identificar el problema que quieres resolver. Este paso incluye analizar el problema desde diferentes perspectivas y hacerse preguntas como:

  • ¿Qué está sucediendo? 

  • ¿Por qué está sucediendo? 

  • ¿Qué suposiciones estoy haciendo? 

  • A simple vista, ¿cómo creo que podemos solucionar este problema? 

Una parte importante del desarrollo de las habilidades de pensamiento crítico es aprender a llegar a conclusiones objetivas. Para lograrlo, primero debes ser consciente de los sesgos que afectan tu pensamiento actual. ¿Alguien de tu equipo cree que sabe la respuesta? ¿Estás haciendo suposiciones que no son necesariamente ciertas? Reconocer estos detalles te ayudará durante el proceso.

2. Investiga

A esta altura, probablemente tengas un panorama general del problema. Sin embargo, para poder encontrar la mejor solución es importante investigar un poco más.

Durante el proceso de investigación, intenta recopilar información relacionada con el problema, incluidos datos, estadísticas, información sobre proyectos anteriores, comentarios del equipo y mucho más. Asegúrate de recopilar información de diversas fuentes, especialmente si esas fuentes presentan datos opuestos a tu opinión personal sobre la naturaleza del problema o sobre cómo resolverlo.

La recopilación de información variada es esencial para poder aplicar el proceso de pensamiento crítico. Si no obtienes suficiente información, tu capacidad para tomar una decisión final estará sesgada. Recuerda que el pensamiento crítico te ayuda a determinar la mejor conclusión objetiva. No se trata de seguir tu instinto, sino de realizar una investigación exhaustiva para poder encontrar la mejor opción.

3. Determina la relevancia de los datos

Así como es importante recopilar una variedad de información, también es importante determinar qué tan relevantes son las diversas fuentes de información. Después de todo, el hecho de que haya datos no significa precisamente que sean relevantes.

Una vez que hayas reunido toda la información, examínala detenidamente y determina qué datos son relevantes y cuáles no. Sintetizar toda esta información y determinar su importancia te ayudará con el proceso de evaluación de las diferentes fuentes para llegar a la mejor conclusión más adelante en el proceso de pensamiento crítico.

Para determinar la importancia de los datos, puedes hacerte las siguientes preguntas:

  • ¿Qué tan confiable es esta información? 

  • ¿Cuán importante es esta información? 

  • ¿Esta información está actualizada? ¿Se especializa en un área en particular? 

4. Haz preguntas

Uno de los pasos más importantes del proceso de pensamiento crítico es la toma de decisiones objetivas. Para ello, debes dar un paso atrás durante el proceso y cuestionar las suposiciones que estás haciendo.

Todos tenemos prejuicios, y no necesariamente es algo malo. Los sesgos inconscientes (también conocidos como sesgos cognitivos) a menudo sirven como atajos mentales para simplificar la resolución de problemas y facilitar la toma de decisiones. Aun así, debes ser consciente de los prejuicios que tengas para poder dejarlos de lado cuando sea necesario.

Antes de encontrar una solución, pregúntate lo siguiente:

  • ¿Estoy haciendo algún tipo de suposición sobre esta información? 

  • ¿Hay otras variables que no he considerado? 

  • ¿He evaluado la información desde todas las perspectivas? 

  • ¿Hay algún punto de vista que no he considerado? 

Lee: 19 sesgos inconscientes que debemos superar para promover la inclusión

5. Encuentra la mejor solución

Finalmente tienes todo listo para llegar a una conclusión. Para encontrar la mejor solución, establece una conexión entre la causa y el efecto. Usa los datos que has reunido para llegar a la conclusión más objetiva.

Ten en cuenta que puede haber más de una solución. A menudo, los problemas que enfrentas son complejos e intrincados. El proceso de pensamiento crítico no conduce necesariamente a una solución sencilla, sino que te ayuda a comprender las diferentes variables que existen para que puedas tomar una decisión informada.

6. Presenta tu solución

La comunicación es una habilidad esencial del pensamiento crítico. No es suficiente pensar por ti mismo, también es importante compartir las conclusiones con los demás participantes del proyecto. Si existen varias soluciones, preséntalas todas. Puede haber ocasiones en donde implementes una solución y la pruebes para ver si funciona antes de implementar otra solución.

7. Analiza tu decisión

Los siete pasos del proceso de pensamiento crítico conducen a un resultado. Luego será el momento de implementar esa solución. Una vez implementada, evalúa si fue efectiva o no. ¿Has podido resolver el problema inicial? ¿Qué lecciones —positivas o negativas— puedes aprender de esta experiencia para ser más crítico la próxima vez?

Dependiendo de cómo tu equipo comparta la información, considera documentar las lecciones aprendidas en una fuente centralizada de referencias. De esa manera, los miembros del equipo que deban tomar decisiones similares o relacionadas en el futuro comprenderán por qué tomaste determinada decisión y cuáles fueron los resultados.

Prueba los informes universales

Ejemplo de pensamiento crítico en el trabajo

Imagina que gestionas el equipo de Diseño de Experiencia del Usuario (UX). Tu equipo se centra en los precios y las ofertas y en garantizar que los clientes comprendan claramente los diferentes servicios que ofrece la empresa. A continuación, se explica cómo aplicar los siete pasos del proceso de pensamiento crítico:

Empieza por identificar el problema

La página de precios actual no está funcionando tan bien como quisieras. Algunos clientes te han comentado que los servicios ofrecidos no son claros y que la página no responde a sus preguntas. Esta página es muy importante para tu empresa, ya que es donde los clientes se registran para adquirir los servicios. El equipo tiene algunas teorías sobre por qué la página actual no funciona bien; sin embargo, deciden aplicar el proceso de pensamiento crítico para asegurarse de tomar la mejor decisión para la página.

Reúne información para poder entender cómo comenzó el problema

Parte de la identificación del problema incluye entender cómo surgió. La página de precios y ofertas es importante, por lo que seguramente la hayan planificado detenidamente antes de que el equipo la diseñara. Antes de evaluar cómo mejorar la página, hazte las siguientes preguntas:

  • ¿Por qué se diseñó la página de precios de esa manera? 

  • ¿Quiénes son las personas que deben participar en el proceso de toma de decisiones? 

  • ¿Cuáles son algunos de los problemas de la página para los usuarios?

  • ¿Hay alguna función que actualmente esté funcionando?

Luego, te pones a investigar

Además de comprender el historial de la página de precios y oferta, es importante comprender qué funciona bien. Parte de la investigación incluye analizar cómo se ven las páginas de precios de los competidores.

Hazte las siguientes preguntas:

  • ¿Cómo han configurado sus páginas de precios los competidores?

  • ¿Existen mejores prácticas para diseñar páginas de precios? 

  • ¿Cómo influyen los colores, el posicionamiento y la animación en la navegación? 

  • ¿Existe algún diseño estándar que los clientes esperan ver?

Organiza y analiza la información

Luego de recopilar toda la información que necesitas, debes organizarla y analizarla. ¿Qué tendencias, si las hay, has notado? ¿Existe alguna información relevante que debas considerar?

Haz preguntas abiertas para reducir los sesgos

Como parte del proceso de pensamiento crítico, es importante ser consciente de los prejuicios y dejarlos de lado tanto como sea posible. Para ello, pregúntate lo siguiente:

  • ¿Qué suposiciones estoy haciendo? 

  • ¿Estoy pasando algo por alto? 

  • ¿Me he puesto en contacto con los participantes adecuados? 

  • ¿Hay otros puntos de vista que deba considerar? 

Determina la mejor solución para tu equipo

Ya tienes toda la información que necesitas para diseñar la mejor página de precios. Dependiendo de la complejidad del diseño, considera la posibilidad de diseñar varias opciones para presentarlas a un grupo pequeño de clientes o realizar pruebas A/B en el sitio web activo.

Presenta tu solución a los participantes clave

El pensamiento crítico te ayudará en todos los aspectos de tu vida. Sin embargo, en el trabajo también debes involucrar a los participantes clave del proyecto ya que te ayudarán a determinar los próximos pasos, como por ejemplo, si debes realizar primero una prueba A/B en la página. Según la complejidad del problema, considera organizar una reunión o compartir un informe de estado para mantener a todos informados.

Analiza los resultados

Todos los procesos deben finalizar con una evaluación de los resultados. Luego de que la nueva página haya estado activa durante un tiempo, evalúa si funciona mejor que la página anterior. ¿Qué funcionó? ¿Qué salió mal? Esto también te ayudará a tomar mejores decisiones en el futuro.

Logra el éxito de manera crítica

Se necesita tiempo para desarrollar el pensamiento crítico. Sin embargo, con esfuerzo y paciencia puedes aplicar una mentalidad analítica e imparcial a cualquier situación. El pensamiento crítico constituye una de las muchas habilidades blandas que te convertirán en un miembro del equipo, gerente y trabajador eficiente. Si estás buscando desarrollar aún más tus habilidades, consulta nuestro artículo sobre las 25 habilidades esenciales de gestión de proyectos que necesitas para tener éxito.

Recursos relacionados

Artículo

Building a cross-functional team: 9 tips and benefits