Mucho más que una palabra de moda: cómo generar sinergia en el equipo

Foto de la colaboradora - Julia MartinsJulia Martins16 de noviembre de 20226 min de lectura
facebooktwitterlinkedin
Imagen del banner del artículo “Mucho más que una palabra de moda: cómo generar sinergia en el equipo”
Plantillas

Las palabras de moda tienen mala reputación —en particular las que se usan en negocios—. Freemium, hiperlocal y muchos otros neologismos se usan con tanta frecuencia que pierden la esencia del significado real. Una búsqueda rápida en Google arroja innumerables listas con “las 100 peores palabras de moda de negocios” y en casi todas está sinergia. 

Como tantas otras palabras de moda en el mundo de los negocios, la sinergia se ha usado con tanta frecuencia que no siempre tiene la misma fuerza que solía tener. Pero cada palabra tiene un propósito detrás de su creación, y la sinergia no es la excepción. En este artículo, ahondaremos en la definición verdadera de sinergia y en cómo usar el término —no como una moda— sino como motivación para el crecimiento y el impacto del equipo. 

¿Qué es la sinergia?

La sinergia se produce cuando dos o más cosas —organizaciones, departamentos o incluso, equipos— trabajan juntos para desarrollar algo de valor. Esta palabra de moda, que en muchos casos se usa mal, proviene de la filosofía de la Grecia antigua que indica que “el todo es más importante que la suma de sus partes”. De hecho, la palabra “sinergia” proviene del latín synergia, derivada de la palabra griega synergos que significa “trabajar juntos” o “colaborar”.

En esencia, la sinergia te será útil para conectarte, comunicarte y colaborar de manera efectiva con colegas que cumplen otras funciones. Entonces, ¿por qué se ha ridiculizado tanto esta palabra?

Mejora la colaboración en equipo con Asana

El origen de “sinergia” como palabra de moda

El concepto sinergia en negocios adquirió popularidad en la década de 1990, cuando los ejecutivos de corporaciones y los banqueros dedicados a inversiones utilizaban el término sinergia corporativa para ganar aceptación para las fusiones y adquisiciones que se proponían. 

La sinergia corporativa describe al valor adicional esperado que alcanzan las empresas al fusionarse. En otras palabras, dos empresas que trabajan juntas después de una fusión o adquisición pueden producir más valor que la suma de sus efectos individuales. Esto se debe en gran medida a las economías de gran escala. Las empresas más grandes que se fusionan no solo se complementan, sino que además logran reducir costos, lo que, en definitiva, conduce a una mayor rentabilidad.

A veces, la sinergia corporativa no solo fundamenta al proceso de fusiones y adquisiciones. También se usa cuando una empresa vende el trabajo de otra o cuando presta miembros del equipo para, por ejemplo, el desarrollo conjunto de un producto entre distintas compañías.

En la práctica, no es nada fácil lograr la sinergia corporativa, particularmente, la sinergia financiera, que es la que se produce cuando se fusionan las finanzas de dos empresas. La integración de dos negocios y lo que representan en su totalidad incluidas las finanzas, los empleados, los productos, la cultura y las prácticas demandan mucho tiempo y esfuerzo. La falta de un proceso adecuado para la gestión de los cambios puede hacer que el proceso de fusiones y adquisiciones no sea suficiente para cumplir con los beneficios esperados. A esto se lo llama sinergia negativa. 

Las expectativas de la sinergia corporativa en relación con las fusiones y adquisiciones, combinadas con los potenciales efectos negativos de cuando las acciones conjuntas no han dado resultado, contribuyen a la asociación actual de la sinergia con su uso como palabra de moda. 

Lee: ¿Qué es la gestión de cambios? 6 pasos para crear un excelente proceso de gestión de cambios

Qué relación tiene la sinergia con el trabajo en equipo

En esencia, la sinergia expresa una forma de trabajar juntos para producir excelentes resultados. A pesar de que el término ha sido absorbido por los ejecutivos corporativos, no se refiere estrictamente a las fusiones y adquisiciones. Después de todo, el término proviene de la Grecia antigua y se empezó a poner en práctica ya en el siglo XVII.

La sinergia del equipo capta la idea de que el todo es más importante que la suma de sus partes y la aplica al trabajo en equipo. Esta sinergia positiva permite que los miembros del equipo sean realmente auténticos con sus propias experiencias, perspectivas, talentos y estilos de comunicación. De hecho, la perspectiva única de cada persona es exactamente lo que hace que el equipo logre producir trabajos de excelencia. Al apoyarse en las fortalezas personales de cada miembro y ofrecer también oportunidades para que aprendan unos de otros, el equipo puede lograr mucho más en grupo de lo que hubiera podido hacer cada integrante por separado. 

Mejora la colaboración en equipo con Asana

La diferencia entre diversidad y sinergia

La diversidad distingue cuán similares o diferentes son las personas de tu equipo. Mientras más variadas sean las experiencias, los pasados, las perspectivas y las creencias que haya en el equipo, más diverso este será. 

Sabemos que con, solamente, valorar la diversidad no hacemos nada. Aquí es donde entran en juego las iniciativas como los programas de Diversidad e Inclusión (D&I). El compromiso con trabajar con equipos diversos consiste en desarrollar un entorno más equitativo e inclusivo.

La sinergia del equipo se centra en que “trabajar” sea parte de la diversidad. Para lograr la sinergia del equipo, no basta con tener un equipo diverso, también debes empoderar la colaboración y las comunicaciones entre los miembros del equipo para generar algo extraordinario juntos. Cuando los miembros de los equipos pueden ser realmente auténticos en el trabajo, logran que la colaboración y la sinergia fluyan mejor.

Lee: El enfoque de Asana respecto a la diversidad, la inclusión y la igualdad

Cómo desarrollar la sinergia del equipo

El efecto sinérgico de un equipo conduce al trabajo en grupo efectivo y a resultados de gran impacto en el equipo en general. Pero al igual que sucede con todas las habilidades interpersonales, para desarrollar la sinergia del equipo se requiere de tiempo y esfuerzo. Prueba con estas tres estrategias:

1. Empieza por las comunicaciones

La esencia del trabajo sólido en equipo son las comunicaciones. Es particularmente fundamental en el caso de los equipos diversos. El valor de un grupo diverso se basa en las diferencias de opinión y de experiencias que aporten los integrantes. Pero deben sentirse lo suficientemente cómodos como para compartir esas experiencias. Con comunicaciones efectivas en el trabajo los miembros del equipo se pueden expresar con libertad y precisión, y lograr entonces, la preciada sinergia sin mayor esfuerzo.

Para empezar a desarrollar buenas habilidades comunicativas para el trabajo:

  • Establece por dónde se debe comunicar el equipo y sobre qué temas. Cuando los miembros del equipo entiendan por dónde comunicarse, la barrera para lograrlo dejará de ser un obstáculo. Si todavía no lo has hecho, define y comparte un plan de comunicaciones para trabajar con el equipo entero.

  • Prioriza las comunicaciones en dos sentidos. Parte de ser un miembro colaborativo en un equipo, en particular en un grupo diverso, consiste en escuchar las ideas de los demás en vez de solamente intentar imponer las ideas propias. Para desarrollar esas habilidades, invita a los miembros del equipo a que practiquen la escucha activa.

  • Diferencia los hechos de los relatos. “Hechos vs. relatos” es una técnica de liderazgo consciente. Los “hechos” son detalles observables como lo sería saber quién asistió a una reunión. Un “relato”, por otra parte, es tu interpretación de la situación. Al separar los relatos de los hechos, puedes evitar actuar según lo relatado hasta que puedas comprobarlo.

Lee: 12 consejos para lograr comunicaciones efectivas en el trabajo

2. Fomenta la confianza y la colaboración

Además de saber cómo comunicarte de manera efectiva, los miembros del equipo también necesitan sentirse cómodos. Asegúrate de dar lugar a que los integrantes puedan ser realmente auténticos en el trabajo. Para lograrlo, adapta las mejores prácticas para colaboración en equipo.

Para fomentar la colaboración:

  • Invita a la cocreación. Una parte esencial de la sinergia del equipo es trabajar juntos en aquellas cosas que los integrantes no podrían hacer solos por separado. Para lograrlo, no basta con decirles a los miembros del equipo que trabajen juntos en un proyecto. Mejor, organiza sesiones de lluvias de ideas, invita al debate y abre las puertas a las discrepancias. La cocreación es la elaboración de una idea juntos, no una forma de desgastarse por separado con el mismo objetivo en común.

  • Fomenta las comunicaciones abiertas. Los miembros del equipo se deberían sentir cómodos como para decir lo que piensan, opinar sobre los proyectos o manifestar su desacuerdo con otros miembros del equipo. Por lo general, tratamos a la falta de acuerdo como algo malo, pero las discrepancias razonables son realmente buenas para la colaboración del equipo. 

  • Predica con el ejemplo. Se necesita mucho tiempo para desarrollar la colaboración del equipo. La mejor manera de empezar es con un modelo del tipo de comportamiento que quieres ver en el equipo. Asegúrate de invitar siempre a la cocreación y de aceptar las opiniones nuevas; empezarás a ver que el equipo hace lo mismo.

Lee: 10 pasos sencillos para fomentar la colaboración en los equipos

3. Define las normas del equipo con intencionalidad 

Las normas grupales son reglas no dichas que guían el modo en que interactúan los miembros del equipo. Incluso, aunque no establezcas las normas del grupo, se desarrollarán por naturaleza a medida que el equipo trabaje junto. Si no se controlan, las normas del equipo pueden derivar en malas prácticas que hagan que los integrantes no se sientan cómodos y en que, a la larga, se afecte negativamente la dinámica grupal

Si actúas con proactividad y defines las normas grupales, facilitarás la colaboración en el equipo. Al revelar esas “reglas que no se dicen” disminuyes las dudas y la incertidumbre en el trabajo. Entonces, los miembros del equipo pueden dedicar menos tiempo a preocuparse y más a lograr trabajos de excelencia en colaboración.

Evita esa falta de claridad, sé proactivo en la definición de las normas grupales. Accede a nuestro artículo con consejos de 7 gerentes de Asana para crear normas de grupo para equipos de alto rendimiento

Chau, chau, palabra de moda

La sinergia no es solo la palabra del día o una aburrida palabra de moda. Con una sinergia efectiva del equipo, puedes empoderar a un grupo diverso para que trabajen juntos sin mayor esfuerzo y para que logren trabajos de excelencia juntos. 

Para obtener más consejos sobre cómo facilitar la realización de trabajos excelentes en equipo, lee nuestro artículo con 45 juegos para fortalecer el espíritu de equipo y mejorar la comunicación y la camaradería.

Mejora la colaboración en equipo con Asana

Recursos relacionados

Artículo

Evaluación del desempeño: 15 modelos y plantilla