¿Qué es un plan de desarrollo profesional (PDP)? Aprende a crear tu plan en 6 pasos

Imagen del colaborador - Equipo de AsanaTeam Asana15 de junio de 20227 min de lectura
facebooktwitterlinkedin
Imagen del banner del artículo: ¿Qué es un plan de desarrollo profesional (PDP)? Aprende a crear tu plan en 6 pasos
Plantillas

Resumen

Un plan de desarrollo profesional es un documento dinámico que evalúa tus habilidades actuales, te ayuda a establecer los objetivos de tu carrera, desarrollar estrategias y encontrar recursos que te ayudarán a alcanzar tus metas. En este artículo, analizaremos algunos ejemplos de planes y objetivos de desarrollo profesional. También te mostraremos algunas herramientas que te ayudarán a dar seguimiento a tu progreso.

Los tiempos han cambiado. Si bien nuestros padres y abuelos generalmente permanecían en el mismo trabajo hasta que se jubilaban, siguiendo una trayectoria profesional muy sencilla, al trabajador del conocimiento moderno se le presenta una gran variedad de nuevas industrias, trabajos y oportunidades para demostrar sus conocimientos.

Este amplio abanico de oportunidades es fantástico pero también puede ser abrumador. Si estás buscando optimizar tus objetivos profesionales, el plan de desarrollo profesional o PDP es la herramienta ideal para ti.

Un plan de desarrollo profesional es un documento que describe tus habilidades y conocimientos actuales, tus objetivos y las acciones que debes tomar para lograrlos.

En este artículo, abordaremos los seis pasos para crear tu PDP, veremos ejemplos de objetivos y planes de desarrollo profesional, y herramientas que te ayudarán a dar seguimiento a tu desarrollo profesional.

Cómo crear un plan de desarrollo profesional en 6 pasos

Tu plan de desarrollo profesional no es un proyecto aislado. Más bien, es un documento en constante cambio que actualizas a medida que cambian tus objetivos, entorno y prioridades.

La imagen a continuación, ilustra el ciclo de vida de tu plan de desarrollo profesional.

Crea un plan de desarrollo profesional

Ahora analicemos los seis pasos que debes seguir para crear tu propio plan de desarrollo profesional (PDP).

Define y alcanza los objetivos con Asana

Paso 1: Haz una autoevaluación

La autoevaluación es la base de tu plan de desarrollo profesional y un paso fundamental que debes tomar en serio al momento de actualizar el documento en el futuro. En este paso, evaluarás tus intereses personales y profesionales, aspiraciones, planes y sueños que tengas para tu carrera, así como tus conocimientos y habilidades actuales.

Primero debes evaluar y medir tus habilidades y conocimientos actuales sobre temas relevantes para poder identificar qué necesitas mejorar o cambiar para progresar en tu carrera.

Evaluarse a sí mismo no siempre es fácil. Para poner en marcha este proceso, intenta usar una herramienta de evaluación o un test de personalidad. A continuación, compartimos algunos tests muy populares para que pruebes:

  • Modelo de los cinco grandes

  • Indicador Myers-Briggs

  • Test DISC

Estos tests pueden ayudarte a comprender mejor quién eres y cuáles son tus expectativas personales y profesionales.

Paso 2: Define tus objetivos

Ahora que has evaluado tu posición actual y tus habilidades, es momento de definir tus objetivos. Para dividir tus objetivos principales, te recomendamos establecer objetivos a largo, mediano y corto plazo.

  • Los objetivos a largo plazo pueden extenderse durante varios meses o incluso años en el futuro.

  • Los objetivos a mediano plazo abarcan un período de unas pocas semanas a unos meses.

  • Los objetivos a corto plazo oscilan entre un par de días y un par de semanas.

En términos generales, intenta establecer un objetivo a largo plazo y luego dividir los objetivos a mediano y corto plazo en partes más fáciles de gestionar. La cantidad de objetivos a corto y mediano plazo que establezcas dependerá de cuán lejos quieras planificar en el futuro y de cuántos pasos debas dar para alcanzar la meta.

Establecer varios objetivos a largo plazo solo tiene sentido si abarcan diferentes aspectos de tu vida. Por ejemplo, podrías establecer un objetivo a largo plazo para tu carrera, otro para tu estado físico y un último objetivo para tus finanzas. Si bien el progreso que logras en cada uno de estos aspectos de tu vida puede influir en los otros objetivos, son tan diferentes que requerirán sus propios objetivos a mediano y corto plazo.

Si defines más de un objetivo a largo plazo, ten en cuenta el cansancio físico, mental y emocional que puede generar tener varios objetivos y ajusta tu horario en consecuencia para evitar cualquier riesgo de padecer agotamiento.

Independientemente de que establezcas objetivos a largo, mediano o corto plazo, considera usar la técnica para definir objetivos SMART para asegurarte de que tus objetivos sean específicos, medibles, alcanzables, relevantes y de duración limitada. Más adelante veremos algunos ejemplos.

Lee: Cómo establecer objetivos grandes, complicados y audaces (BHAG) para lograr lo imposible

Paso 3: Desarrolla tus estrategias

Para poder alcanzar tus objetivos, necesitas definir un plan de acción. Para desarrollar uno, pregúntate primero cómo puedes ampliar tus conocimientos, desarrollar nuevas habilidades o lograr ese ascenso que has estado deseando.

Evalúa tus habilidades o posición actual, analiza tus objetivos, y escribe las iniciativas que debes tomar para alcanzarlos. Puede ser, por ejemplo, asistir a una conferencia para reforzar tus conocimientos, encontrar un mentor que pueda ayudarte a establecer conexiones significativas dentro de la empresa o inscribirte en un taller para perfeccionar tus habilidades. Independientemente de lo que elijas, escribe tu plan de acción para saber qué pasos tendrás que seguir para alcanzar tus objetivos.

Paso 4: Reúne tus recursos

Una vez que hayas definido tu plan de acción, piensa cómo desarrollar tu carrera profesional para tener éxito. A continuación, te mostramos algunos ejemplos de recursos que pueden ser grandes herramientas para tu desarrollo profesional:

  • Seminarios, webinars o talleres para ayudarte a perfeccionar tus habilidades

  • Recursos de aprendizaje y desarrollo para ayudarte a ampliar tus conocimientos

  • Redes profesionales para conectarte con nuevos compañeros o mentores

  • Instituciones de educación continua que te proporcionen el título que necesitas para tu ascenso

  • Plataformas de redes sociales, como LinkedIn, donde puedes conectarte con tu equipo virtual fuera del trabajo

Haz una lista de todos los recursos que se te ocurran y luego elige los que mejor se adapten a tus estrategias y objetivos.

Paso 5: Elabora un cronograma

Crear un cronograma con plazos definidos para tus objetivos puede ser de gran ayuda para poder cumplirlos. Esta también es una de las características de los objetivo SMART (de duración limitada).

Dependiendo del tipo de objetivos que establezcas, debes programar intervalos semanales, mensuales o trimestrales. Intenta encontrar el equilibrio adecuado entre darte el tiempo suficiente para lograr tus objetivos y desafiarte a ti mismo.

Si tu objetivo principal está vinculado a una fecha específica (por ejemplo, un puesto nuevo al que aspiras y que se debe ocupar a principios del próximo año), tu cronograma te impulsará a cumplir tus objetivos a corto y mediano plazo para que no te pierdas esta oportunidad profesional.

Paso 6: Haz un seguimiento de tu progreso

Con tu cronograma y tus objetivos SMART definidos, debería ser fácil para ti hacer un seguimiento de tu progreso y evaluar dónde estás parado. Esto nos lleva nuevamente al principio de todo, ya que tu PDP no es un plan lineal, sino un ciclo de vida.

Recuerda mantener tu plan de desarrollo profesional siempre actualizado. Es la única forma de poder mejorar y avanzar continuamente en tu carrera. También es importante que puedas agregar tus objetivos en un software para tal fin que te permita hacer un seguimiento de tu progreso y estar en contacto con los demás.

Define y alcanza los objetivos con Asana

Ejemplos de objetivos de desarrollo profesional

Aunque ya hemos escrito un artículo completo sobre cómo avanzar en tu carrera con metas profesionales, queremos repasar algunos de los puntos más importante sobre los objetivos de desarrollo profesional.

Las metas de desarrollo profesional son objetivos concretos que deseas alcanzar durante tu carrera. Son una combinación de objetivos a corto, mediano y largo plazo. Estas metas deben mantenerte motivado y garantizar que no te quedes estancado en tu trayectoria profesional.

Ejemplos de objetivos de desarrollo profesional

A continuación, te mostramos algunos ejemplos de objetivos de desarrollo profesional:

Objetivo: Empezar un trabajo nuevo

  • A largo plazo: Conseguir una buena oferta y renunciar a tu trabajo actual.

  • A mediano plazo: Postularte a cinco puestos de trabajo como mínimo que realmente te interesen.

  • A corto plazo: Encontrar cinco ofertas de trabajo al finalizar la semana.

Objetivo: Involucrarte más en las actividades de la empresa

  • A largo plazo: Participar y ayudar a organizar al menos un evento antes de fin de año.

  • A mediano plazo: Unirte a un grupo o comité de tu interés.

  • A corto plazo: Encontrar tres oportunidades que te interesen (un grupo de networking, una organización de caridad, etc.) y comunicarte con ellos para participar antes de fin de mes.

Dividir tu objetivo principal en partes más fáciles de gestionar te quitará algo de presión y te permitirá trabajar en tu objetivo paso a paso. Además, te dará motivos para celebrar tus pequeños logros a lo largo del trayecto.

Ejemplos de planes de desarrollo profesional

Cada plan de desarrollo profesional es único y personal. Pero para ayudarte a empezar, compartimos a continuación algunos ejemplos breves de lo que puedes incluir en tu plan de desarrollo profesional:

Autoevaluación

  • Me uní a la empresa hace apenas seis semanas

  • Mi equipo me ha hecho sentir muy bienvenido, pero me estoy reprimiendo en las interacciones sociales ya que me intimida la cercanía con los demás compañeros

Objetivos

  • Crear una red de al menos tres personas para relacionarme fuera del trabajo antes de fin de año.

Estrategias

  • Hablar e involucrarme en las reuniones

  • Asistir a conferencias, talleres y actividades después del trabajo

  • Encontrar un mentor

  • Conectar con colegas en LinkedIn

Lee: 10 preguntas que debes hacerte antes de encontrar un mentor

Recursos

  • Eventos de networking dentro y fuera de la empresa

  • Reuniones individuales con mi mentor

Cronograma

  • Para la semana próxima: Agregar colegas en LinkedIn y participar en al menos una actividad después del trabajo

  • Para el próximo mes: Encontrar un mentor y programar reuniones quincenales

  • Para el próximo trimestre:Asistir a una conferencia o taller con un colega

  • Para finales de año: Encontrar tres o más colegas con los que me sienta cómodo relacionándome fuera del trabajo

A medida que des seguimiento a estos objetivos, es posible que descubras que eran más fáciles o más difíciles de lograr de lo que esperabas. ¡Eso es completamente normal! Simplemente ajusta tus objetivos o tu cronograma y sigue adelante.

En este caso, tal vez te des cuenta de que las relaciones que tejes no solo te ayudan a sentirte más cómodo en el equipo, sino que también ayudan a que tu equipo te considere un líder natural. Esto podría conducir a que desarrolles un plan completamente nuevo para que te ayude a seguir creciendo como persona.

Plan de desarrollo profesional vs. plan de desarrollo de liderazgo

Técnicamente, un plan de desarrollo profesional no es muy diferente a un plan de desarrollo de liderazgo. Ambos planes implican evaluar tu situación actual, establecer objetivos realistas y dar seguimiento a tu progreso.

Sin embargo, si tus objetivos se centran en mejorar tus habilidades de liderazgo o avanzar a un rol de liderazgo en tu empresa, te recomendamos crear un plan de desarrollo de liderazgo para que te ayude a concentrarte en las habilidades exactas que necesitarás para transformar ese plan en acción.

Plan de desarrollo profesional vs. plan de desarrollo de liderazgo

Los dos primeros pasos siguen siendo los mismos: evaluar tu situación profesional y definir tus objetivos. El tercer paso, será recibir capacitación en liderazgo y perfeccionar tus habilidades de liderazgo. Durante este paso, también conocerás a otros líderes que pueden convertirse en tus mentores y, en última instancia, en tus compañeros.

El cuarto paso de tu plan de desarrollo de liderazgo es construir y desarrollar tu red de contactos. Para convertirte en un líder respetado y exitoso, deberás conectarte con personas de ideas afines y buscar comentarios constructivos siempre que sea posible.

El último paso es aprender o mejorar tus habilidades blandas como la comunicación efectiva, la inteligencia emocional y la resolución de conflictos. Todas estas habilidades son esenciales para garantizar el éxito en un rol de liderazgo y distinguen a un líder mediocre de un gran líder.

Ayuda a tu equipo a establecer objetivos medibles

Ya sea que estés trabajando en tu propio plan de desarrollo profesional o ayudando a un compañero de equipo, lo más importante es que los objetivos que establezcas sean medibles y precisos. Esto te permitirá hacer un seguimiento de tu progreso y celebrar los hitos.

Con el software para seguimiento de objetivos de Asana, puedes alinear tus objetivos personales con los de tu equipo o empresa y mantenerte siempre al día con tus logros.

Define y alcanza los objetivos con Asana

Recursos relacionados

Artículo

Evaluación del desempeño: 15 modelos y plantilla