El plan de 30-60-90 días: cómo lograr la incorporación fluida de los nuevos empleados

Imagen del colaborador - Equipo de AsanaTeam Asana24 de noviembre de 20218 min de lectura
facebooktwitterlinkedin
Imagen del banner del artículo “El plan de 30-60-90 días”

Resumen

El plan de 30-60-90 días describe los primeros 90 días de empleo de un nuevo miembro del equipo y lo familiariza con las políticas de la empresa, el trabajo en equipo y los objetivos. Este plan de acción ayuda a los miembros de tu equipo a ir incorporando elementos esenciales a medida que se adaptan al nuevo entorno de trabajo. En este artículo, describiremos los componentes clave de un plan de 30-60-90 días y explicaremos por qué puede ser beneficioso.

Todo el mundo concuerda en que los primeros 90 días en una empresa pueden ser intimidantes. Esto no se puede atribuir a ninguna persona o programa en particular. Los nuevos miembros del equipo tienen mucho que aprender, como el uso de diferentes herramientas y las normas del equipo, y además deben adaptar sus propias expectativas. Pero cuando brindas orientación y expectativas a los empleados nuevos, los capacitas para comenzar con el pie derecho desde el primer día.

El plan de 30-60-90 días es una guía para empleados nuevos durante el proceso de incorporación. Este plan de acción ayuda a los miembros de tu equipo a establecer objetivos alcanzables e ir incorporando elementos esenciales a medida que se aclimatan a su nuevo puesto. En este artículo, describiremos los componentes clave de un plan de 30-60-90 días y explicaremos por qué puede ser beneficioso.

¿Qué es un plan de 30-60-90 días?

Un plan de 30-60-90 días describe los primeros 90 días del trabajo de un nuevo miembro del equipo y lo familiariza con las políticas de la empresa, el trabajo en equipo y los objetivos de aprendizaje. Después de leer el plan de 30-60-90 días, el nuevo empleado debería comprender los hitos y entregables previstos para sus primeros 90 días, así como los objetivos SMART a largo plazo.

¿Qué es un plan de 30-60-90 días?

Los diferentes puntos de referencia podrían ser los siguientes:

  • Días 1 a 30: durante los primeros 30 días se imparte una capacitación intensiva con relación al puesto de trabajo. Aquí es cuando el nuevo empleado aprende todo lo posible sobre las políticas de la empresa, la estructura del equipo y las responsabilidades asociadas al puesto de trabajo. 

  • Días 31 a 60: los siguientes 30 días en el trabajo representan la oportunidad del empleado nuevo para poner en práctica lo que aprendió al asumir nuevas tareas. Este es un período de aprendizaje clave, pero también hay margen para el error y el crecimiento durante esta etapa. 

  • Días 61 a 90: el tercer mes de empleo es cuando el empleado nuevo comienza a dominar las habilidades de su puesto, lo que significa que puede comenzar a lograr los objetivos SMART que se describieron en el plan de 30-60-90 días. En este punto, el nuevo empleado debería poder cumplir con las expectativas que estableciste. 

El propósito de un plan de 30-60-90 días es garantizar que cada empleado nuevo se sienta bienvenido en la empresa y comprenda las responsabilidades asociadas a su puesto. El plan de 30-60-90 días puede tener partes similares aplicables a todas las nuevas incorporaciones, como las políticas y los recursos de la empresa, pero muchas partes del plan son únicas en función del rol y las responsabilidades de cada individuo.

Plantilla gratuita para incorporación de empleados

¿Qué deben lograr los empleados nuevos en sus primeros 90 días?

El enfoque del empleado nuevo durante los primeros 90 días debería centrarse en integrarse con la cultura de la empresa y dominar las tareas que su puesto de trabajo implica. Si bien hay tiempo durante este período inicial para que los nuevos miembros del equipo ayuden con tareas ajenas a la incorporación, los objetivos iniciales deben girar en torno a la aclimatación básica.

Entre algunos de los logros que puedes pedirle al nuevo empleado durante sus primeros 90 días se incluyen los siguientes:

Debes realizar una revisión de desempeño al final de los primeros 90 días de trabajo del nuevo empleado para evaluar su progreso. En ese momento, puedes ofrecer comentarios constructivos sobre lo que ha logrado y cómo puede seguir mejorando en su puesto.

Cómo redactar un plan de 30-60-90 días

Por lo general, el plan de 30-60-90 días se redacta antes de la incorporación del nuevo empleado o inmediatamente después de que comience a desempeñarse en su puesto. Como resultado, probablemente no sepas mucho sobre su personalidad o fortalezas. En lugar de adaptar el plan de 30-60-90 días a las habilidades personales del miembro del equipo, aplica tus expectativas con respecto a la evolución que esperas que tenga en su nuevo rol para personalizar cada plan. 

Cómo redactar un plan de 30-60-90 días

Paso 1: Haz preguntas

Una vez que hayas contratado a un nuevo empleado, comienza tu plan de 30-60-90 días observando el panorama general y evaluando cómo encaja el empleado en ese panorama. Hazte cualquier pregunta que te venga a la mente sobre el puesto de trabajo, el proceso de incorporación y el equipo. A continuación, te presentamos algunas preguntas con las que puedes comenzar la lluvia de ideas:

  • ¿Qué necesidad esperas que satisfaga esta persona? 

  • ¿Qué problema específico esperas que resuelva esta persona?

  • ¿Qué debe saber esta persona para tener éxito?

  • ¿Cuáles serán las responsabilidades diarias del nuevo empleado?

  • ¿Cómo participará el nuevo empleado en el desarrollo del proyecto?

En última instancia, tu plan de 30-60-90 días le dará al nuevo empleado una idea clara de cómo serán los primeros tres meses. Responder estas preguntas durante las instancias iniciales lo preparará para el éxito y lo ayudará a desarrollar sus habilidades para el puesto.

Paso 2: Plantea expectativas realistas

Tu plan de 30-60-90 días no es una lista diaria de actividades en las que el nuevo empleado estará trabajando. Más bien, tu objetivo es brindarle una descripción general de su propósito dentro de la empresa. 

Al crear tu plan de 30-60-90 días, también debes tener en cuenta que existe un límite para lo que el nuevo miembro del equipo puede hacer y aprender durante sus primeros meses de empleo. Si bien es posible que tengas algunas necesidades urgentes que abordar, trata de no abrumar al nuevo empleado dándole demasiado trabajo en poco tiempo. 

Considera cuál debería ser una carga de trabajo razonable y redúcela durante al menos los primeros 30 días. Ten en cuenta que habrá una curva de aprendizaje. Luego, si te encuentras con que el miembro del equipo aprende rápido, puedes ir agregándole trabajo según corresponda. 

Lee: 11 pasos sencillos para fomentar la colaboración en los equipos

Paso 3: Establece objetivos SMART

Según un estudio del año 2014 realizado por BambooHR, la empresa promedio pierde una sexta parte de sus empleados nuevos cada mes durante los primeros tres meses. Establecer objetivos SMART para el nuevo integrante apenas se une al equipo puede aumentar la tasa de retención dado que se le brinda un objetivo medible por el cual trabajar. 

El objetivo específico que establezcas para tu empleado nuevo dependerá del puesto y nivel que tenga dentro de la empresa. Te presentamos algunos ejemplos de objetivos SMART de 90 días para diferentes puestos de trabajo:

  • Escritor: publicar con éxito tres artículos para uno de nuestros clientes, lo que incluye que cada artículo transite todo el proceso de publicación, desde el control de calidad hasta las ediciones internas, las ediciones del cliente y las ediciones finales. 

  • Agente de atención al cliente: trabajar con los miembros del equipo para cerrar 30 tickets, lo que incluye aprender a usar el sistema informático interno y resolver una serie de problemas técnicos inesperados. 

  • Agencia: colaborar con los participantes para escribir un artículo promocional. Luego, promocionar el artículo entre blogueros y publicarlo con éxito en al menos tres sitios web relevantes para el cliente.

Si bien durante los primeros 90 días del empleado nuevo deberías enfocarte en ayudarlo a sentirse cómodo en su nuevo puesto, agregar objetivos medibles a su plan de acción puede brindarle un proyecto en el que trabajar para evitar que sienta que su único propósito es seguir a los demás. 

Prueba el software de gestión de proyectos

Paso 4: Asígnale un mentor

El plan de 30-60-90 días no es un documento que entregarás al empleado nuevo para luego simplemente mandarlo a realizar sus tareas. Este documento es una referencia que el empleado debe consultar mientras colabora contigo y otros miembros del equipo para realizar las tareas. 

Al redactar tu plan, asigna un mentor al empleado nuevo para que le brinde los consejos o la orientación que pueda necesitar. Esta persona será su guía de referencia durante las primeras semanas en caso de que surjan preguntas. Un buen mentor puede ayudar a orientar al nuevo empleado para que no se sienta tan abrumado por su nuevo entorno de trabajo.

Asegúrate de que el mentor que asignes al nuevo empleado no sea su gerente. De esa manera, tendrá a quien acudir en caso de tener preguntas sobre la sinergia y las normas del equipo. Como su gerente, puedes concentrarte en brindar una guía general con respecto a los objetivos a largo plazo y las mejores prácticas de colaboración en equipo.

Paso 5: Programa reuniones de seguimiento regulares

Algo importante que debes recordar a la hora de crear un plan de 30-60-90 días es que debes ser flexible. Incluso si sientes que tu plan describe exactamente lo que esperas que logre el nuevo empleado, no hay garantía de que los primeros 90 días vayan a ser como lo esperas. 

Por ejemplo, otro equipo puede necesitar la ayuda del empleado nuevo una semana después de su incorporación, y esto puede afectar los objetivos SMART que inicialmente estableciste para él. También es posible que el nuevo empleado aprenda a un ritmo más lento o más rápido de lo que esperabas. Cuando comprendas que el plan es un bosquejo y no un programa que debes seguir al pie de la letra, te sentirás mejor con el trabajo que le dedicaste.

Componentes esenciales de un plan de 30-60-90 días

El contenido de un plan de 30-60-90 días es diferente para cada miembro del equipo que se une a tu organización, pero el marco del plan debe ser similar. Entre los componentes esenciales del plan de 30-60-90 días se incluyen los siguientes:

Componentes esenciales de un plan de 30-60-90 días
  • Misión de la empresa: en la parte superior del plan de 30-60-90 días, indica brevemente cuál es la misión de tu empresa para darle al nuevo empleado una idea de lo que esta representa. 

  • Puntos de referencia: aquí puedes incluir información sobre la cultura corporativa y detallar los valores esenciales de tu empresa. Por ejemplo, estos puntos pueden incluir aspectos como los siguientes: “Haz preguntas... Valora las relaciones... Ten una mentalidad de equipo... Dale prioridad a tu salud...”.

  • Conoce al equipo: en esta sección, incluye fotografías y descripciones de las personas con las que el nuevo empleado trabajará estrechamente. Puede ser una buena referencia para el nuevo empleado en una etapa en la que debe aprender los nombres y los roles del equipo. 

  • Información para el primer día: esta es la única sección del plan de 30-60-90 días que presenta un programa detallado para el empleado nuevo. Si bien este programa puede cambiar, haz todo lo posible para brindarle toda la información que necesitará en este primer día, como usuarios y contraseñas para iniciar sesión o cómo configurar su email y correo de voz telefónico. De esa manera, no arrancará sintiéndose perdido e inseguro con respecto a qué hacer o adónde ir. 

  • Prioridades fundamentales: aquí incluye una descripción general de las responsabilidades laborales del nuevo empleado y las necesidades que esperas que cubra en su nuevo rol. 

  • Objetivos SMART: como se mencionó anteriormente, los objetivos SMART que incluyas en el plan de 30-60-90 días deben ser objetivos medibles relacionados con el trabajo que esperas que el nuevo empleado realice dentro de sus primeros 90 días. 

  • Recursos: en esta sección, incluye enlaces al manual de la empresa, la descripción del puesto, el directorio del equipo y otros recursos relevantes. Puedes agregar cualquier recurso que creas que será útil para el nuevo miembro del equipo durante el proceso en el que se familiariza con la empresa y el trabajo.

Usa este bosquejo de plan de 30-60-90 días como marco para elaborar y personalizar un plan que funcione para cada empleado nuevo que incorpores.

Optimiza el proceso de incorporación con herramientas de gestión del trabajo

Si estás trabajando de manera presencial, es recomendable que imprimas el plan de 30-60-90 días y se lo entregues al empleado nuevo en su primer día de trabajo. Pero si estás incorporando a alguien de forma remota, deberás compartir el plan de 30-60-90 días en línea. Una forma eficaz de hacerlo es a través de un software de gestión de proyectos. Una vez que compartes el plan, puedes usar el software para dar seguimiento y supervisar el progreso del miembro del equipo.

El software de gestión de proyectos también te permite optimizar el proceso de incorporación con acciones concretas diarias. De esa manera, una vez que el nuevo empleado finalice sus primeros 90 días de empleo, puede pasar sin problemas a un rol activo dentro del equipo. Para preparar al nuevo miembro del equipo para el éxito, consulta nuestra plantilla gratuita para incorporación de empleados.

Plantilla gratuita para incorporación de empleados

Recursos relacionados

Artículo

The top 16 project charts to visualize project effectiveness