Utiliza el método Cornell para tomar notas en tus reuniones

Maria Alonso HeadshotMaría Alonso23 de noviembre de 20225 min de lectura
facebooktwitterlinkedin
Imagen del artículo Método Cornell
Plantillas

Resumen

Acudes a una reunión de trabajo con un cliente que te explica qué necesita de ti. A veces, el cliente ni siquiera está seguro de lo que espera lograr contratando tus servicios y no tiene un briefing claro. Así que tomas notas en la reunión, no muchas porque también necesitas escucharle atentamente. Cuando regresas a tu oficina de la reunión y ves tus notas sientes que te faltan detalles. Si esto te ha pasado alguna vez, necesitas conocer el método Cornell para tomar notas, porque te ayudará a sintetizar y no dejarte nada.

Tomar notas en las reuniones más importantes es una de las tareas que realizamos con más frecuencia en el día a día. La acción de tomar notas nos ayuda a registrar las ideas y temas más importantes surgidos en la reunión, estructurar la información, memorizar lo más relevante y tener un primer boceto para arrancar nuestro proyecto o tal vez nuestra reunión de brainstorming

Sin embargo, tomar buenas notas no es tan fácil. Si alguna vez has tenido la sensación, cuando has vuelto a ver tus notas de una reunión, de no haber escrito todo lo relevante que se dijo o de no tener toda la información sobre las conclusiones, necesitas conocer el método Cornell. Con este método, podrás tomar notas de tus reuniones y luego pasarlas a tu gestor de proyectos fácilmente. Si tomas buenas notas en tus reuniones de trabajo, luego te resultará más fácil definir el cronograma de tu proyecto en tu gestor online.

¿Qué es el método Cornell?

El método Cornell es un sistema para tomar notas o apuntes creado en la Universidad de Cornell en la década de los 40 pero que se utiliza cada vez más por sus beneficios para el aprendizaje en educación y por sus ventajas para resumir y sintetizar ideas importantes. El método Cornell fue ideado por Walter Paul, doctor en Psicología en esta universidad. El profesor analizó todas las técnicas que utilizaban sus alumnos para repasar y estudiar y todas las fórmulas que ponían en práctica para tomar apuntes. Con toda esta información escribió el libro “Cómo estudiar en la universidad”. 

Gracias a la información recopilada, el profesor Walter Paul creó su propio sistema para tomar notas y apuntes. Con el método Cornell es más fácil tomar notas y organizarlas de forma que resulten después útiles. 

El método Cornell para tomar notas divide la hoja en la que tomas los apuntes en cuatro zonas que se corresponde con:

  • Título

  • Ideas clave

  • Notas

  • Resumen

Ahora que ya sabes qué es el método Cornell veamos paso a paso cómo aplicarlo.

¿Cómo tomar notas con el método Cornell?

Para comenzar con el método Cornell solo necesitas una hoja o libreta y algo para apuntar tus notas. Traza una línea horizontal a pocos centímetros de la parte superior de tu hoja para añadir ahí el título. Después, traza una línea vertical y perpendicular a la primer línea para dividir la hoja en dos mitades. Una de las mitades será más estrecha que la otra. Ahí colocaremos las ideas clave y en la mitad más grande las notas. Por último traza otra línea horizontal, esta vez a pocos centímetros de la parte inferior para añadir ahí el resumen de la reunión. Ahora, empieza a tomar notas de la reunión

Título 

Escribe en el título una descripción de la reunión que te ayude más tarde cuando quieras recuperar tus notas a encontrarla fácilmente e identificar el objetivo de esa reunión. Deberás escribir el título antes de que comience tu reunión. También te ayudará añadir la fecha de la reunión. De esta forma, si después de esta hay más reuniones sobre el mismo tema podrás seguir tus notas en orden.

Intenta que tu título refleje el objetivo de la reunión. Mira estos ejemplos de títulos según el método Cornell:

Reunión para briefing de la campaña del nuevo champú

Reunión para revisión de objetivos

Reunión de presentación de resultados de la campaña

Notas 

Ahora llega el momento de tomas las notas que deberás añadir en la mitad derecha de tu hoja de notas o de tu libreta. Aquí deberás ir añadiendo las notas que durante la reunión, te servirán para después entender, resumir y esquematizar lo más importante de la reunión. En realidad, es como si estuvieras creando la primera versión de un mapa mental.

Según el método Cornell, intenta escribir ideas que representen un tema. Por ejemplo, si en una reunión de una agencia con el cliente éste comienza a darte detalles sobre su empresa. Puedes añadir una nota que comience con el término “empresa” seguido de los datos más relevantes que te estará dando sobre su organización. Después puede que te dé datos sobre el producto que va a lanzar, entonces, deberás añadir el término “producto” seguido, tal vez, de los adjetivos que caractericen a ese producto. Y así con el resto de notas. Algunos ejemplos de categorías de notas para tus reuniones serán:

  • Objetivos

  • Next Steps

  • To do lists

  • Fechas importantes

  • Empresa

  • Campaña

  • Estilo

  • Imprescindibles

  • Hitos

  • Departamentos implicados

  • Presupuesto

Ideas clave

Puedes rellenar este apartado cuando preveas que está finalizando la reunión o nada más llegar a la oficina. En el recuadro de ideas clave del método Cornell, ¡sólo tendrás que añadir palabras clave, conceptos o incluso alguna duda que tengas y que necesites aclarar con otro u otros participantes de la reunión. En este recuadro no debes escribir frases ni párrafos sino más bien, palabras clave, algún dato o concepto que te ayude a entender y recordar lo más importante de la reunión.

Para que te hagas una idea más clara, con lo que escribas en este apartado podrías hacer un mapa mental.

Resumen

Después, según el método Cornell, solo te faltará completar la parte del resumen. En esta área se trata de esquematizar y resumir lo máximo posible las ideas principales que has rescatado en tus notas. Debería bastarte con dos frases como mucho para resumir todas tus notas. Este resúmen te ayudará si después tienes que contar a algún compañero de qué ha ido la reunión, actualizar a tu jefe sobre la reunión.

Otros métodos útiles para tomar notas en reuniones de trabajo

El método Cornell es uno de los métodos más utilizados por organizaciones educativas, profesores y alumnos, por lo que es un método excelente no sólo para tomar notas sino para retener y memorizar información. Pero existen otros métodos para tomar notas que pueden ayudarte también:

  • El método esquemático. En este caso es necesario que el organizador comparta previamente la agenda de la reunión. Así la estructura de la agenda será tu esquema de puntos clave para comenzar a tomar notas

  • Método de los cuadrantes. En este modelo la hoja se divide en cuatro cuadrantes: notas generales, mis tareas pendientes, preguntas y tareas pendientes para el resto del equipo.

  • Método de diapositivas. En este caso, se trata de tomar las notas en cada diapositiva del organizador. Sin embargo, esto solo es posible si antes te han pasado las notas.

Cómo aplicar el método Cornell directamente en un gestor online de proyectos

Has tomado notas de tu reunión y ahora tienes las ideas claras. El siguiente paso es incorporar lo más relevante de esa reunión al flujo de trabajo en tu proyecto. Pero lo tienes todo en una hoja de papel, que luego deberás pasar a un mail, o a un documento de word. En el mejor de los casos puedes haber tomado las notas en una plantilla online del método Cornell pero aún así deberás enviar un mail para compartirlo o seleccionar lo que es más importante para cada miembro del equipo o de la organización. 

Puedes aplicar este método para tomar notas en las reuniones pero hacerlo directamente en tu gestor de proyectos. De esta forma, podrás:

  • Compartir tus notas con todo el equipo o parte de él de forma instantánea.

  • Los miembros del equipo podrán comentar también lo que necesiten en esas notas

  • Tus notas se pueden convertir inmediatamente en tareas. Cuando estás tomando notas en tu aplicación de gestión de proyectos puedes crearlas como tareas, por lo que de forma inmediata estarás planificando lo necesario. 

  • Puedes crear plantillas para diferentes tipos de reuniones que ayudarán al equipo y al proyecto a estandarizar los temas que suelen ser más relevantes dependiendo del área o departamento. Por ejemplo, con Asana puedes crear:

Y ahora que ya sabes cómo funciona el método Cornell, podrías crear tu propia Plantilla de notas Cornell y compartirla con el equipo. Olvida las notas sueltas en folios perdidos o cuadernos que siempre están en un cajón y comienza a agendar y documentar tus reuniones con una plataforma de gestión de proyectos como Asana.

Prueba Asana para la gestión del trabajo

Recursos relacionados

Tool

20-day productivity challenge