6 trucos para organizar y mejorar tu oficina en casa

Imagen del colaborador - Equipo de AsanaTeam Asana28 de octubre de 20218 min de lectura
facebooktwitterlinkedin
Imagen del banner para el artículo 6 trucos para organizar y mejorar tu oficina en casa
Prueba Asana

Resumen

En un espacio pequeño puedes armar una oficina en casa, pero transformarlo en un entorno de trabajo óptimo requiere tiempo, atención y algunos elementos esenciales. En este artículo, encontrarás consejos para organizar tu oficina en casa, así tendrás un espacio exclusivo para concentrarte en el trabajo de alto impacto.

Algo genial de trabajar desde casa es pasar de la cama a la oficina sin tener que viajar durante horas y poder usar un atuendo más informal. Pero, aunque tiene sus beneficios, puede ser un desafío combinar el espacio laboral y personal.

Un espacio pequeño puede funcionar como oficina, pero transformarlo en un entorno de trabajo adecuado requiere tiempo y esfuerzo, sin mencionar algunos elementos esenciales. En este artículo, encontrarás sugerencias para organizar tu oficina, así podrás trabajar desde casa y concentrarte en las tareas de mayor impacto.

Cómo armar tu oficina en casa
Gestiona el trabajo remoto con Asana

1. Mantén un clima agradable

Muchas oficinas son notoriamente frías, y esto probablemente se deba a que los empleadores quieren asegurarse de que todos se sientan cómodos. Si tienes frío, puedes ponerte un suéter, pero si tienes calor, no hay mucho que puedas hacer. Una investigación realizada por la Universidad de Cornell reveló que el aumento de la temperatura de la oficina de 20 a 25 °C redujo los errores de mecanografía de los empleados en un 44 %.

Afortunadamente, cuando trabajas desde casa, solo tú tienes que estar cómodo. Prueba subir la temperatura del aire acondicionado y analiza si afecta tu trabajo. Esto también te permitirá ahorrar dinero en la factura de electricidad, lo cual es una ventaja adicional.

2. Coloca el monitor a la altura de los ojos

Cuando trabajas de forma remota, es fácil distraerte. Quizá comienzas la jornada laboral en el escritorio, pero la terminas en el sofá por la tarde. Perder la concentración es un mal hábito, y trabajar en una posición encorvada desde el sofá puede afectar la postura y la vista. Elegir el monitor adecuado para tu oficina en casa puede hacer que prefieras permanecer en el escritorio todo el día.

El monitor debe estar a la altura de los ojos para evitar dolores de cabeza. Otras instrucciones para posicionar el monitor de una manera saludable según la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA) del Departamento de Trabajo de los Estados Unidos incluyen las siguientes:

  •    Mantén el monitor a una distancia de entre 50 cm y 1 m frente a ti.

  •    Asegúrate de que la parte superior de la pantalla esté a la altura de los ojos o por debajo de ella.

  •    No inclines el monitor más de 20°.

  •    Coloca el monitor perpendicular a las ventanas para evitar el resplandor.

Comprar un monitor con un soporte giratorio es una buena idea porque te permite ajustarlo si cambias de posición en el asiento.

Sugerencia: Si tienes una laptop y el escritorio no tiene espacio para un monitor, usa un soporte para la laptop y un teclado externo.

3. Coloca el teclado y el mouse al mismo nivel que los brazos

Una laptop tiene teclado y mouse integrados, pero, si es posible, invierte en dispositivos externos para tu comodidad y conveniencia. De esta manera, puedes usar la laptop y el segundo monitor como pantallas y mantener ambos a una distancia segura de la cara mientras trabajas.

Al posicionar el teclado y el mouse, asegúrate de que estén lo suficientemente cerca del cuerpo para mantener los codos a los lados. Extender demasiado los codos mientras escribes puede provocar tensión en los hombros.

El teclado y el mouse también deben estar lo suficientemente bajos para que los brazos permanezcan paralelos al suelo. Quizá necesites un escritorio con una bandeja para el teclado. Uno de pie ajustable también puede mejorar tu postura al escribir durante largos períodos de tiempo. Cuando escribes, para tener las manos más cómodas sobre el teclado y el mouse, puedes comprar un reposamuñecas.

Sugerencia: Si no sabes qué teclado y mouse externos comprar, busca uno con conectividad inalámbrica Bluetooth. Esto facilita la conexión y te permite transportarlos.

4. Mantén el escritorio ordenado

Elegir un escritorio puede parecer la decisión más importante a la hora de organizar tu oficina en casa, pero no importa tanto como el espacio alrededor. Cualquier superficie plana puede funcionar como escritorio, siempre que elijas un área lo suficientemente grande para que quepan el monitor y la laptop. Puedes agregarle algunos toques personales al escritorio y tener plantas de interior cerca, pero la mejor manera de mantener la productividad en el trabajo es con un escritorio despejado para reducir las distracciones.

5. Usa luz natural

Si tienes la posibilidad, intenta colocar el escritorio cerca de una ventana o en algún lugar con mucha luz natural. Si tu oficina en casa tiene poca luz o una demasiado intensa, puede provocarte fatiga visual, estrés y cansancio. Diferentes investigadores estudiaron los efectos de la luz en el cuerpo desde 1979 y descubrieron que tanto la luz natural como las vistas naturales reducen el estrés, disminuyen los dolores de cabeza y mejoran el estado de ánimo y la moral.

Si no tienes más remedio que armar la oficina en casa en una habitación sin ventanas y con iluminación artificial, lo mejor que puedes hacer es caminar durante el día. Incluso breves momentos de luz natural pueden aumentar tu motivación y compromiso. También puedes comprar una lámpara solar si vives en un sitio con clima nublado.

6. Elige una silla ergonómica

La silla es posiblemente lo más importante para armar tu oficina en casa. Si no cuentas con una silla de oficina cómoda, tendrás dificultades para trabajar de forma remota porque será más probable que sufras de dolor de espalda y dolores de cabeza. Una silla cómoda puede ayudarte a sentirte mejor para realizar los proyectos y gestionar un equipo remoto si eso es parte de tus tareas. No puedes hacer un buen trabajo si no te sientes bien. Estos son algunos consejos para elegir una silla ergonómica:

  • Soporte lumbar: Compra una silla con soporte lumbar para que la curva natural de la espalda baja se apoye mientras estás sentado.

  • Profundidad del asiento: Busca una silla que se adapte al tamaño de tu cuerpo. Esto significa que debes poder recostarte cómodamente y tener 3 o 5 cm entre el asiento y la parte posterior de las rodillas.

  • Altura de la silla: Mide la silla en función de la altura del escritorio para asegurarte de ajustarla correctamente. Recuerda que las piernas deben entrar debajo del escritorio y los pies deben descansar planos sobre el piso o el reposapiés.

  • Apoyabrazos: Los apoyabrazos deben permitir que los brazos descansen paralelos al escritorio y al suelo. Deben estar a una altura adecuada para alcanzar el teclado y el mouse con facilidad.

  • Respaldo reclinable: Conseguir una silla que pueda reclinarse te permitirá relajar el cuerpo mientras trabajas. Si te sientas todo el tiempo en un ángulo de 90° puedes sufrir tensión muscular y estar demasiado cerca del monitor.

La mejor manera de elegir la silla adecuada para la oficina es probarla en persona. Comprar una silla de escritorio en línea puede ser arriesgado porque quizá no te guste la sensación de la silla una vez que llegue. Si vas a una tienda, puedes probar diferentes materiales, profundidades y alturas, y determinar cuál es mejor para tus necesidades.

Cómo organizar el espacio de trabajo

A muchas personas les encanta agregar toques personales a su oficia en casa. Si hace poco empezaste a trabajar desde casa, es posible que pases horas buscando en Amazon ideas de diseño para tu oficina. Esto no es malo, pero puedes ahorrar tiempo y dinero si sabes qué artículos comprar.

Cómo organizar el espacio de trabajo

Echa un vistazo a esta lista de los elementos más importantes para tu oficina en casa:

  • Un espacio de almacenamiento: Dependiendo de tu trabajo, es posible que no uses papeles físicos a menudo, por lo que la cantidad de almacenamiento es relativa. Quizá necesites un archivador o algo tan pequeño como una bandeja de papel.

  • Un escritorio libre: Es probable que desees agregar artículos personales en tu escritorio, ya sean fotos, plantas o decoración inspiradora. Independientemente de lo que pongas en el escritorio, asegúrate de tener un amplio espacio para mover los brazos, ver las pantallas y escribir con lápiz y papel. También debes limitar los elementos en el escritorio para evitar las distracciones.

  • Una habitación sin distracciones: Si tienes niños, mascotas, compañeros de cuarto o vives en un vecindario ruidoso, evalúa cómo estas distracciones pueden afectar tu espacio de trabajo. Intenta conseguir una máquina de sonido para ahogar el ruido exterior, cierra la puerta de la oficina o cuelga una cortina opaca en la ventana.

  • Una computadora ordenada: Mantener el escritorio ordenado te ayudará a concentrarte en tus tareas, pero es probable que gran parte del trabajo que realices sea en la Mac o PC. Si no organizas las aplicaciones de escritorio y no sabes cómo navegar por tus archivos, será más difícil hacer tu trabajo. Ordenar la computadora es un paso importante al armar tu oficina en casa.

Si bien es importante lograr que la oficina en casa se sienta cómoda, adopta un enfoque minimalista. Tener demasiados dispositivos o decoración será, en última instancia, una distracción a la hora de trabajar.

Lee: 5 formas de mantener motivado a tu equipo remoto cuando no pueden verse personalmente

Mejora tu espacio de trabajo con estos elementos esenciales

Ahora que sabes cómo mejorar tu oficina en casa y cómo organizar el escritorio para lograr una productividad óptima, explora esta última lista de elementos que necesitas.

Elementos esenciales de la oficina en casa

Esta lista incluye algunos elementos esenciales para el trabajo desde casa que ya se mencionaron, así como otros que puedes agregar para mejorar tu concentración, felicidad y capacidad para colaborar de forma remota con el equipo.

  1. Laptop o PC: Esto es una obviedad, pero necesitarás una laptop o PC con Wi-Fi confiable para trabajar desde casa. Independientemente de la marca o el estilo, deberás asegurarte de que pueda ejecutar los diversos programas que utiliza tu empresa, como Zoom o un software de gestión de proyectos.

  2. Segundo monitor: Vale la pena invertir en un segundo monitor. Este puede hacer tu vida mucho más fácil cuando trabajas de forma remota. Un segundo monitor puede reducir la fatiga visual, mejorar la postura y aumentar la productividad, ya que tienes más espacio para trabajar.

  3. Escritorio: Tener un escritorio donde entre el monitor, la computadora portátil y el teclado es importante. El escritorio también debe tener espacio adicional para que puedas escribir en papel, tener una lámpara y guardar papeles a un lado. Si evitas el desorden, puedes tener un escritorio compacto y aún tener espacio para esto.

  4. Silla de oficina ergonómica: Aunque parezca una exageración, contar con una buena silla de oficina es fundamental. Cuando te sientes bien en el trabajo, te desempeñas mejor.

  5. Auriculares: Quizá no parezcan una necesidad, pero si vives en un vecindario ruidoso o tienes compañeros de cuarto con horarios variables, los auriculares pueden ayudarte a concentrarte.

  6. Organizadores de cables: Puedes mantener tu espacio de trabajo despejado con organizadores para ordenar los cables sobre el escritorio y detrás de él. Los cables son una molestia a la vista y pueden obstaculizar tu trabajo, pero con estos organizadores económicos, puedes agruparlos de forma más práctica.

  7. Plantas de interior: Si bien no debes abarrotar el espacio con plantas, tener algunas en la oficina puede beneficiar tu flujo de trabajo. Las plantas purifican el aire y te hacen sentir como si estuvieras al aire libre mientras trabajas.

  8. Tableros de ideas: Instalar un tablero de ideas detrás del escritorio es una excelente manera de fomentar la inspiración sin distraerte. Puedes mirar el tablero para motivarte a lo largo del día y aumentar tu moral.

  9. Humidificador o ventilador: No solo aumentarán el flujo de aire en la oficina, sino que también generarán ruido blanco para que puedas concentrarte. El zumbido constante del aire que se mueve mientras trabajas puede ser relajante.

  10. Lugar para estirarte: Pasar todo el día sentado en una silla no es saludable para la mente ni para el cuerpo. Debes programar tiempo para levantarte y estirarte si deseas trabajar mejor. Tener un lugar cerca del escritorio para estirarte te permitirá adquirir ese hábito. Puedes usar una pelota Bosu, una colchoneta para yoga o simplemente pararte y estirar el cuerpo.

Algunos elementos de esta lista son necesarios, mientras que otros pueden ayudarte a mejorar tu salud física y mental. Los trabajadores remotos carecen de muchos de estos elementos y rara vez se dan cuenta de cuánto podrían mejorar su calidad de vida al hacer una pequeña inversión en ellos mismos. Si no tienes muchos de los elementos en esta lista, intenta incorporarlos uno a la vez y verás cuánto ayudan.

Lee: Cómo mantener la productividad mientras trabajas desde casa: 11 consejos para promover la eficiencia

Optimiza tu oficina en casa y aumenta tu rendimiento

Si personalizas tu oficina en casa, sentirás tranquilidad cada vez que te sientes frente a la computadora. Cuando estás relajado, la mente puede ponerse a trabajar sin obstáculos. Tener la oficina en casa ofrece muchos beneficios y, si es un lugar donde puedes dar lo mejor, lograrás tus principales objetivos.

También puedes facilitar el trabajo de los miembros de tu equipo remoto al aprovechar un software de trabajo remoto. Estas herramientas pueden aumentar la visibilidad del equipo, mejorar la comunicación remota y mantener a todos alineados, sin importar dónde se encuentren.

Gestiona el trabajo remoto con Asana

Recursos relacionados

Artículo

Return to office: 7 ways to help your team do great work