Qué es la comunicación corporativa y por qué es importante

Gabriel IvlevGabriel Ivlev
28 de noviembre de 2023
8 min de lectura
facebookx-twitterlinkedin
corporate-communication (image)
Plantillas

Resumen

La comunicación corporativa es el conjunto de procesos, estrategias y acciones mediante los cuales una empresa se comunica tanto interna como externamente. Esto incluye la gestión de la imagen, la transmisión de valores y mensajes, y la interacción con diferentes públicos. En este artículo, revisaremos su importancia, los tipos que existen y qué herramientas te pueden ayudar a gestionar la comunicación en tu empresa. Una comunicación corporativa eficaz contribuye al éxito y la sostenibilidad. Así que, vamos allá.

En el mundo de las grandes empresas, la comunicación corporativa es algo más que la mera transmisión de mensajes; constituye el medio para comprender la cultura de una empresa y construir conexiones sólidas con empleados y clientes. Desde la gestión de la imagen hasta la transmisión de valores, cada detalle contribuye a forjar una identidad robusta. A lo largo de este artículo, desciframos las diversas facetas de la comunicación corporativa y su papel en el escenario empresarial actual.

También analizaremos cómo estrategias y herramientas bien aplicadas se convierten en el motor que impulsa el éxito y la sostenibilidad, abordando la comunicación empresarial y los distintos tipos de interacciones que dan forma al entorno de una empresa. Veremos cómo estas prácticas no solo impactan en la percepción interna sino que también influyen en la forma en que la empresa se presenta al mundo exterior.

Cómo gestionar la comunicación de tu equipo

¿Qué es la comunicación corporativa?

La comunicación corporativa se define como el conjunto de procesos y acciones que permiten a una empresa interactuar eficientemente con sus distintos públicos, tanto internos como externos. Se trata además, del eje del plan de comunicación.

Es el medio a través del cual la compañía comparte información, objetivos y valores, fomentando un entendimiento común entre todos los actores involucrados. Este diálogo continuo fortalece la cohesión interna y forja conexiones auténticas con clientes, socios y otras partes interesadas, generando un impacto positivo en la percepción general de la empresa.

Dentro del complejo ecosistema empresarial, existen diferentes tipos de comunicación en una empresa con distintos roles. A continuación, exploraremos los distintos tipos de comunicación en una empresa, desglosando cómo cada uno contribuye a la eficacia y dinámica interna, así como a la proyección de la imagen corporativa hacia el exterior.

Tipos de comunicación de una empresa

Comunicación Interna

Vertical descendente: Este tipo de comunicación fluye desde la alta dirección hacia los niveles inferiores de la jerarquía organizacional. Se utiliza para transmitir políticas, metas, instrucciones y cualquier otra información relevante.

Vertical ascendente: Contrariamente a la comunicación descendente, la vertical ascendente se refiere a la transmisión de información desde los niveles inferiores hacia la alta dirección. Esto puede incluir retroalimentación, sugerencias, informes de progreso y preocupaciones de los empleados.

Horizontal: La comunicación horizontal ocurre entre personas del mismo nivel jerárquico. Facilita la colaboración entre departamentos y equipos de recursos humanos, promoviendo la cohesión y el intercambio de información valiosa para las tareas y proyectos en curso.

Comunicación Externa

Clientes: La comunicación con los clientes es esencial para establecer y mantener relaciones sólidas. Incluye publicidad, servicio al cliente, mensajes de marketing y cualquier interacción que la empresa tenga con sus clientes.

Proveedores: La comunicación con proveedores implica coordinar pedidos, gestionar entregas, discutir términos contractuales y mantener una relación colaborativa para garantizar un flujo eficiente de productos o servicios.

Acciones públicas y relaciones con los medios: La relación de la empresa con la sociedad y los medios de comunicación es crucial para gestionar su imagen pública. Esto abarca desde comunicados de prensa hasta eventos públicos y programas de responsabilidad social corporativa.

Comunicación formal e informal

Formal: La comunicación formal sigue canales y estructuras predefinidos dentro de la empresa. Incluye documentos oficiales, memorandos, informes y cualquier comunicación que siga protocolos establecidos.

Informal: La comunicación informal se produce de manera espontánea y no sigue necesariamente un canal estructurado. Puede ocurrir en pasillos, áreas comunes o a través de plataformas de mensajería instantánea, y a menudo implica intercambio de información social o no oficial.

Comunicación de marketing

Publicidad: La comunicación a través de anuncios y campañas publicitarias destinadas a promocionar productos o servicios y construir la marca de la empresa.

Promociones de ventas: Comunicación centrada en estrategias para aumentar las ventas, como descuentos, cupones u ofertas especiales.

Relaciones públicas: Gestión proactiva de la imagen de la empresa, incluyendo eventos, patrocinios y actividades que fortalecen la reputación.

Estos son solo algunos ejemplos de los diversos tipos de comunicación que se producen en el contexto empresarial. Cada uno de estos tipos desempeña un papel único en el funcionamiento de la empresa y contribuye a su éxito a nivel interno y externo.

Ahora, veamos los elementos fundamentales que dan forma y estructuran la comunicación corporativa y cómo estos componentes son clave para la coherencia, eficacia y alineación con los objetivos estratégicos de la empresa.

Gestiona la comunicación en tu empresa

¿Cuáles son los elementos de la comunicación corporativa?

Una comunicación corporativa efectiva implica gestionar elementos clave para construir y gestionar la imagen y reputación de una empresa. Aquí están los elementos fundamentales de la comunicación corporativa:

1. Emisor: En el contexto corporativo, el emisor puede ser la alta dirección, un departamento específico o un portavoz designado.

2. Mensaje: El mensaje abarca la información que el emisor desea transmitir, desde políticas internas y actualizaciones de proyectos hasta mensajes de marketing.

3. Receptor: Los receptores en la comunicación corporativa incluyen empleados, clientes, inversores, medios de comunicación y otros interesados.

4. Canal de Comunicación: Los canales pueden variar e incluir reuniones, correos electrónicos, documentos oficiales y redes sociales.

5. Código: El código en el contexto corporativo se refiere al lenguaje específico de la industria, la terminología técnica y el tono de comunicación adoptado por la empresa.

6. Contexto: El entorno o situación en la que se produce la comunicación. Comprender el contexto es esencial para interpretar adecuadamente el mensaje, especialmente en situaciones como cambios organizativos o crisis.

7. Feedback: La respuesta o retroalimentación que el receptor proporciona al emisor. La capacidad de recibir y utilizar el feedback mejora la efectividad de la comunicación corporativa.

8. Ruido: Interferencias o barreras que pueden afectar la claridad y comprensión del mensaje, como distracciones o malentendidos.

9. Objetivo de Comunicación: Cada comunicación corporativa tiene un propósito específico, ya sea informar, persuadir, motivar o generar una respuesta específica.

La gestión adecuada de estos elementos es crucial para garantizar que la comunicación corporativa sea efectiva, consistente y alineada con los objetivos estratégicos de la empresa. En la siguiente sección, analizaremos detenidamente las funciones clave de la comunicación corporativa y cómo estas contribuyen al desarrollo y éxito sostenido de la empresa.

¿Cuáles son las funciones de la comunicación corporativa?

Las funciones de la comunicación corporativa son variadas y abarcan diversos aspectos de la gestión empresarial. A continuación, te detallamos algunas de las funciones más importantes:

Transmisión de la identidad corporativa

La comunicación corporativa se encarga de transmitir la identidad, los valores y la cultura de la empresa. Esto incluye la creación y gestión de la imagen corporativa, el establecimiento de la misión y visión, y la difusión de los principios éticos y culturales de la organización.

Relaciones con los empleados

Fomentar una comunicación efectiva con los empleados es esencial para mantener un ambiente de trabajo positivo. La comunicación corporativa se ocupa de informar sobre políticas internas, cambios organizativos, oportunidades de desarrollo profesional y otros aspectos relevantes para el personal.

Comunicación externa

La comunicación con el público externo, que incluye clientes, proveedores, accionistas, medios de comunicación y la sociedad en general, es fundamental. Esta función busca construir y mantener relaciones positivas con estos grupos, así como gestionar la reputación de la empresa en el mercado.

Gestión de crisis

Ante situaciones adversas y entornos cada vez más complejos, la comunicación corporativa juega un papel crucial en la gestión de crisis. Establece canales de comunicación efectivos para abordar rápidamente los problemas, brindar información precisa y proteger la reputación de la organización.

Marketing y publicidad

La comunicación corporativa contribuye al desarrollo de estrategias de marketing y publicidad, ayudando a promover productos, servicios y la marca en general. A través de mensajes coherentes y persuasivos, se busca generar interés y confianza en los consumidores.

Responsabilidad social corporativa (RSC)

La comunicación corporativa también tiene un papel importante en la difusión de las iniciativas de responsabilidad social corporativa de la empresa. Comunicar las acciones éticas y sostenibles contribuye a construir una imagen positiva y fortalecer las relaciones con la comunidad.

Coordinación interna

Facilitar la coordinación y el flujo de información entre diferentes departamentos y niveles jerárquicos es esencial para el buen funcionamiento de una organización. La comunicación corporativa establece canales efectivos para garantizar una colaboración fluida y alineada con los objetivos organizativos.

Facilitar la toma de decisiones

Proporcionar información clara y oportuna es crucial para respaldar la toma de decisiones en todos los niveles de la organización. La comunicación corporativa contribuye, así, a la transparencia y al acceso a datos relevantes para una toma de decisiones informada.

Ahora, exploremos cómo mejorar la comunicación corporativa en tu empresa.

Cómo mejorar la comunicación corporativa en tu empresa

La comunicación empresarial es la columna vertebral de toda empresa, y en este panorama dinámico, contar con herramientas efectivas es esencial. Asana, en este caso, ofrece herramientas específicas que mejoran significativamente la comunicación interna y externa. Estas son algunas de ellas:

Proyectos centrales de colaboración:

Crea proyectos dedicados a la colaboración en equipo. Utiliza secciones y tareas para organizar la información relevante, los archivos y las discusiones. Esto proporcionará un espacio centralizado para que los equipos trabajen juntos de manera efectiva.

Seguimiento transparente:

Aprovecha las funciones de seguimiento de Asana para mantener a todos actualizados sobre el progreso de las tareas y proyectos. Las actualizaciones automáticas y los comentarios permiten una comunicación transparente y en tiempo real.

Documentación detallada:

Usa las funciones de Asana para documentar decisiones clave, detalles importantes y la evolución de los mensajes clave. Esto proporciona un registro detallado que puede ser útil para futuras referencias y para el aprendizaje organizacional.

Calendarios compartidos:

Los calendarios de Asana permiten visualizar fechas límite, eventos e hitos importantes. Esto facilita la coordinación de equipos al proporcionar una visión clara de las fechas clave y asegurar que todos estén en la misma página.

Integración de herramientas de comunicación:

Asana se integra con varias herramientas de comunicación, como Slack y Microsoft Teams. Esta integración facilita la comunicación en tiempo real y permite a los equipos utilizar las herramientas que mejor se adapten a sus necesidades.

Seguimiento de problemas:

Utiliza la función de seguimiento de problemas para abordar cualquier obstáculo o desafío que pueda surgir durante la ejecución de proyectos. Esto garantiza una resolución rápida y efectiva de problemas que puedan afectar la comunicación y el progreso.

Asana no solo es una herramienta de gestión de proyectos, sino también una poderosa plataforma que mejora la eficiencia y la organización de la comunicación empresarial. Al adoptar estas prácticas, tu empresa puede aprender, crecer y adaptarse de manera más efectiva en un entorno empresarial dinámico.

¿Por qué es importante la comunicación corporativa para las empresas?

La importancia de la comunicación corporativa, radica en su capacidad para forjar y mantener relaciones sólidas tanto interna como externamente. A continuación, te detallamos algunas de las razones por las que la comunicación corporativa es tan importante para las empresas:

1. Forja relaciones internas y externas: La comunicación corporativa es fundamental para establecer y mantener relaciones sólidas tanto dentro como fuera de la empresa.

2. Ambiente laboral saludable: Internamente, una comunicación clara y efectiva nutre un ambiente de trabajo saludable, fomentando la colaboración, comprensión y compromiso de los empleados con los valores de la empresa.

3. Impulsa la productividad: Contribuye al impulso de la productividad al fortalecer la cohesión organizacional y mejorar la eficiencia de los equipos de trabajo.

4. Da voz y rostro a la empresa: Externamente, la comunicación corporativa sirve como la voz y la cara de la empresa ante clientes, inversores y la sociedad en general.

5. Construye una imagen positiva: Construir y mantener una imagen positiva a través de mensajes coherentes y transparentes es esencial para ganar la confianza del público y destacarse en un mercado competitivo.

6. Gestión estratégica de crisis: En un entorno empresarial dinámico, la comunicación corporativa se convierte en una herramienta estratégica para gestionar crisis, anticipar cambios y adaptarse a un entorno en constante evolución.

7. Aprendizaje continuo y mejora: La capacidad de aprender de experiencias pasadas y mejorar continuamente las estrategias comunicativas refuerza la resiliencia de la empresa frente a desafíos del mercado.

8. Configuración de cultura organizacional: No es solo un complemento en la gestión empresarial; la comunicación corporativa es un componente esencial que da forma a la cultura, imagen y rendimiento a largo plazo de la organización.

Potencia tu comunicación corporativa con Asana

Asana no solo sirve como plataforma para la planificación y seguimiento de proyectos, sino que también actúa como un repositorio centralizado para las comunicaciones. La capacidad de rastrear mensajes, decisiones y progreso en un solo lugar simplifica enormemente el análisis retrospectivo, permitiendo a las empresas aprender de sus experiencias previas y perfeccionar sus enfoques comunicativos. Así, Asana se convierte en una herramienta valiosa para impulsar la eficiencia y la efectividad de la comunicación corporativa, facilitando la colaboración, la transparencia y la mejora continua en el corazón de la empresa.

Gestiona la comunicación en tu empresa

Recursos relacionados

Artículo

Los 12 mejores software de gestión de proyectos en 2024