Planificación de los objetivos, las metas y los resultados clave de la empresa (OKR)

Muchas organizaciones dedican tiempo y recursos a la definición de objetivos que después caen en el olvido. Con los Objetivos en Asana, tienes una fuente única de referencias acerca de cuáles son esos objetivos y cómo se relacionan con el trabajo que hay que hacer para alcanzarlos. Sigue leyendo para entender más.

Si en tu organización todavía no definieron los objetivos y resultados clave, para empezar, lee nuestro ebook sobre planificación de objetivos. Así entenderás cuál es el marco de trabajo y podrás probarlo.

¿Qué son los objetivos y resultados clave de la empresa (OKR)?

Estos conceptos pueden variar entre una empresa y otra, así que te contamos cómo puedes planteártelos en Asana. Las OKR forman un método compuesto por dos partes con el que se definen y miden los objetivos y los resultados clave (KR). Los objetivos responden a la pregunta “¿hacia dónde nos dirigimos?” y con los KR se deja en claro si ya has llegado o no. Juntos, conforman las bases para la función Objetivos.

Por ejemplo, si tu meta es “ganar la lealtad de los clientes”, los resultados clave para medir si realmente lo has logrado podrían ser los siguientes:

  1. Cumplir con la rentabilidad recurrente esperada
  2. Alcanzar un puntaje 40 en cuanto a lealtad de los clientes (NPS)
  3. Publicar 20 casos de uso en segmentos clave

En Asana, significaría que “ganar la lealtad de los clientes” es tu objetivo principal y los resultados clave serían los subobjetivos.

¿Cómo se relaciona la función Objetivos con el resto del trabajo en Asana?

Las organizaciones trabajan mejor cuando todos tienen en claro la misión, las metas y el trabajo diario que hay que hacer para lograrlos. Con Asana, tienes claridad tanto de una subtarea asignada a un pasante nuevo, como de una meta de la que se ocupa un director general.

La pirámide de la claridad de Asana, donde se muestra la misión de la organización en la parte más alta, seguida por los objetivos, a los que se les da seguimiento con el trabajo que se encuentra en los portafolios compuestos por proyectos en los que hay tareas asignadas.

La mayoría de los equipos comienzan con tareas y proyectos para gestionar el trabajo. Cuando tienes suficientes proyectos y los agregas a un portafolios logras ver en tiempo real lo que sucede con las iniciativas principales. Al agregar los Objetivos, las organizaciones ahora pueden trabajar con un solo sistema para definir sus metas y gestionar todo el trabajo necesario para alcanzarlas; algo casi imposible de lograr sin Asana.

¿Cómo establecer y dar seguimiento a los objetivos en Asana?

Captura de pantalla de los Objetivos en Asana donde se muestran tres objetivos que abarcan a toda la empresa, con el botón para crear destacado para mostrar a los usuarios dónde deben hacer clic para crear un objetivo.

Crear un objetivo es algo así como crear una tarea. Comienza por responder a estas preguntas:

  • ¿El objetivo que quiero establecer abarca a toda la organización o solamente a mi equipo? → Usa el menú desplegable para seleccionar tu organización o solamente a tu equipo. Todos en tu organización o equipo verán tu objetivo.
  • ¿Quién es el responsable de que se cumpla ese objetivo? ¿Hay un plazo que cumplir? → Igual que con una tarea, asignarás el objetivo a un compañero de equipo y le colocarás una fecha de entrega si la tiene.
  • ¿Cómo sabrás que el objetivo se ha cumplido? → Haz clic en el objetivo y luego en Agregar métrica de progreso para mostrar el % de cumplimiento, el monto en dólares alcanzado, o agrega una opción para marcar si se ha cumplido o no.
  • ¿Cómo medirás si se alcanzó tu objetivo? → Haz clic en el objetivo y agrega subobjetivos que representen tus resultados clave. Los subobjetivos también pueden tener responsables y fechas de entrega.
  • ¿Qué proyectos o portafolios relevantes se conectan con este objetivo? → Agrega proyectos y portafolios en el extremo inferior derecho para conectar el objetivo con un trabajo relacionado.

¿Te cuesta mucho responder estas preguntas? No te preocupes. Con nuestro marco metodológico para objetivos podrás resolverlo.

Más consejos sobre cómo usar los Objetivos

  • El responsable de un objetivo, debería actualizar la métrica de progreso con regularidad. Crea una tarea recurrente para no olvidarte.
  • Para recibir actualizaciones de estado del trabajo que lleva al objetivo, puedes usar las actualizaciones de estado de los proyectos. Si creas un portafolios con todos los proyectos con los que se contribuye al objetivo, podrás ver actualizaciones en tiempo real de todos los proyectos en un mismo lugar.
  • Los objetivos deberían abarcar a toda una organización o a un equipo. Para los objetivos personales, usa los logros y dales seguimiento en el proyecto de los objetivos generales, para compartirlos con los gerentes y los compañeros de equipo correspondientes.

Lee la sección específica sobre esta función en nuestra página de Ayuda para entenderla en profundidad.

Recursos extra para la planificación de objetivos

Recursos para crear un proyecto de objetivos y metas de la empresa Enlace
Plantilla creada por Asana Usa las plantillas
Un curso en línea Regístrate en la Academia Asana
Caso de uso Descubre cómo Car Next Door lleva adelante una mejor alineación con el seguimiento de sus objetivos y resultados clave en Asana
Ebook Accede al marco de trabajo de Asana para establecer y medir los objetivos, los resultados clave, y para trabajar con los objetivos en general según nuestro método.

¿Y si no tengo la función de los Objetivos?

Los Objetivos están disponibles para los clientes con planes Business. ¿No es el caso de tu equipo? Aún puedes dar seguimiento a los objetivos en un proyecto de Asana, si asignas tareas como objetivos y le dices al responsable de esa tarea que comunique las novedades con regularidad en forma de comentarios. Incluso puedes resumirlo en actualizaciones de estado periódicas. Comienza con nuestra plantilla para proyectos de Objetivos y metas de la empresa donde encontrarás más consejos.

registrarse

Definir y dar seguimiento a los objetivos con Asana puede ayudar a impulsar el rendimiento individual y del equipo y, a la vez, garantizar que tu organización se centre en lo prioritario para obtener los resultados esperados.

Iniciar sesión

or

¿Olvidaste la contraseña?

Regístrate

Usa tu email de trabajo, de esta forma podemos conectarnos contigo y con tu equipo en Asana.

Prueba Asana gratis

Usa tu email de trabajo, de esta forma podemos conectarnos contigo y con tu equipo en Asana.

Comienza tu prueba gratuita

Usa tu email de trabajo, de esta forma podemos conectarnos contigo y con tu equipo en Asana.

Comienza tu prueba gratuita

Usa tu email de trabajo, de esta forma podemos conectarnos contigo y con tu equipo en Asana.

Obtén Asana Premium

Usa tu email de trabajo, de esta forma podemos conectarnos contigo y con tu equipo en Asana.

Obtén Asana Business

Usa tu email de trabajo, de esta forma podemos conectarnos contigo y con tu equipo en Asana.

¡Caray, no fue posible registrarte!

Lo intentamos, pero hubo un problema al crear tu cuenta. ¡Cierra esta ventana y vuelve a intentarlo!

¡Qué tal, ya nos conocemos!

Lo sentimos, este navegador no es compatible

Asana no funciona con el navegador de internet que utilizas actualmente. Regístrate utilizando uno de estos navegadores compatibles.


Inicia sesión o regístrate en Asana para calcular tu precio

or

¿Olvidaste la contraseña?

Hola, creo que no nos hemos conocido antes.

Continúa para registrarte con .

Elige el idioma

Al seleccionar un idioma, este cambia y también puede cambiar el contenido en asana.com.

Tutoriales de Asana

Aprende lo básico en Asana en menos de 15 minutos con estos rápidos tutoriales

Tareas

Tareas Lessons

Dar seguimiento a todo tu trabajo

3 minutos

Mis tareas

Mis tareas Lessons

Siempre sabe qué hacer después

3 minutos

Proyectos

Proyectos Lessons

Trabajar con compañeros de equipo

3 minutos

Bandeja de entrada

Bandeja de entrada Lessons

Comunícate incluso más rápidamente

3 minutos

Puedes usar las tareas para dar seguimiento, colaborar y organizar todo tu trabajo.

Las tareas pueden ser pendientes, ideas, notas o recordatorios.

Asigna una tarea a un compañero de equipo o a ti mismo.

Presiona Tab+M para asignarte rápidamente una tarea.

Agrega una fecha de entrega para tener claro el plazo.

Agrega instrucciones y expectativas en el campo de descripción de la tarea.

Escribe @ para vincular a otras tareas, personas, conversaciones o proyectos.

Al @mencionar a alguien, se agregará como seguidor de la tarea.

Los seguidores reciben notificaciones cuando se agregan nuevos comentarios o archivos adjuntos.

Agrega como seguidor a la persona que necesite estar al tanto de la tarea.

En cualquier momento puede dejar de seguir la tarea para dejar de recibir las notificaciones de esta.

Agrega comentarios para hacer preguntas o actualizar a los seguidores.

Da me gusta a los comentarios para que los seguidores sepan que los leíste.

Agrega archivos importantes o Gifs irrelevantes como archivos adjuntos.

También puedes adjuntar archivos directamente desde Dropbox, Google Drive o Box.

Crea subtareas para desglosar las tareas en pasos más pequeños.

Una vez que hayas agregado una subtarea, presiona enter para agregar otra.

Las subtareas pueden tener todos los detalles que tienen las tareas normales.

Haz clic en el globo de comentarios para agregar comentarios o archivos adjuntos a la subtarea.

Puedes crear tareas desde cualquier pantalla gracias a la barra superior.

Cada tarea tiene un URL único para copiar y compartir fácilmente.

¡Felicidades! Parece que estás listo para la tarea.

¡Pasa al siguiente tutorial!

Siempre sabe qué hacer después con Mis tareas.

Mis tareas es una lista de cada tarea que te asignaron.

Hace que sea fácil gestionar tu trabajo.

Haz clic en la lista Mis tareas y comienza a escribir para agregar tareas.

Como en un documento de texto, agrega una nueva línea para cada nueva tarea o pega en cualquier lista.

Reenvía a x@mail.asana.com para convertir tus emails en tareas.

Asana traducirá tu email en una tarea, incluidos los archivos adjuntos.

Las tareas nuevas aparecerán en la parte superior de tu lista en Asignadas recientemente.

Las tareas que agregues en Mis tareas son privadas para ti.

Haz clic en hacer público para compartirlas con tu equipo.

Prioriza las tareas en Hoy, Próximo o Más tarde.

Haz clic en el punto azul junto a la tarea para ordenarla con rapidez.

Marca las tareas para las que tendrás tiempo como Hoy.

Los compañeros de equipo pueden ver tu lista Mis tareas para ver lo que haces.

Solo podrán ver las tareas que hagas públicas o que compartas en un proyecto (más acerca de los proyectos después).

Marca las tareas que se entreguen dentro de una semana como Próximo para que veas que se entregarán pronto.

En la fecha de entrega, la tarea se moverá de Próximo a Hoy.

Como por arte de magia.

Marca las tareas que se entregarán en más de una semana como Más Tarde.

Estarán fuera de tu camino hasta que se acerque la fecha de entrega.

Tus tareas se moverán de Más Tarde a Próximo una semana antes de entregarse.

Prioriza Mis tareas para siempre saber en qué hay que trabajar y el trabajo que vendrá después.

¡Ahora ya sabes cómo dar seguimiento y planear tu trabajo!

Siguiente, aprende cómo trabajar con tu equipo en Asana.

Trabaja en conjunto con grupos de tareas con los proyectos.

Los proyectos te ayudan a dar seguimiento y organizar los pasos dentro de un proceso o iniciativa.

Como en la planificación de un evento, el lanzamiento de un producto o en un calendario editorial.

Al igual que en Mis tareas, solo haz clic y comienza a escribir para agregar tareas a tu proyecto.

Si ya tienes tus pasos en un documento o email, pégalos en esa lista.

Agrega tareas a tu proyecto desde email.

Ve la dirección de email única de tu proyecto desde el menú desplegable del proyecto.

Agrega tus tareas a otros proyectos relacionados.

Se pueden incluir las tareas en varios proyectos.

Agrega secciones para organizar las tareas en un proyecto conformado por una lista.

Pulsa Tab+N en la fila de cualquier tarea para crear una sección nueva.

O bien agrega columnas para organizar las tareas en un proyecto conformado por tableros.

Arrastra y suelta las tareas de una columna a otra o dentro de la columna para reordenarlas.

Asigna tus tareas y establece fechas de entrega.

Nunca dejes pasar una fecha límite, gracias a tu calendario del proyecto.

Arrastra y suelta las tareas de tu calendario para cambiarles las fechas de entrega.

Agrega como miembros a todas las personas que deban estar al tanto de tu proyecto.

Los miembros del proyecto recibirán notificaciones sobre nuevas conversaciones, estados y tareas.

Publica conversaciones para hacer anuncios o comenzar debates.

Tu publicación se enviará a todos los miembros del proyecto.

Usa la función Progreso para ver cómo avanza tu proyecto.

Establece un estado del proyecto para actualizar a tu equipo sobre el progreso.

Se le recordará al encargado del proyecto que debe establecer un estado una vez por semana.

Abre y organiza los proyectos desde tu menú lateral.

Agrega los proyectos a favoritos para fijarlos en la parte superior de tu menú lateral

Haz clic en el botón de la estrella que está a la izquierda del nombre de tu proyecto para agregarlo a favoritos.

Crea nuevos proyectos desde cualquier pantalla con tu barra superior.

Ahora puedes hacer avanzar los proyectos con tu equipo.

Falta solo un tutorial más antes de comenzar con todo.

Comunícate y coordina más rápidamente con la Bandeja de entrada.

Revisa la Bandeja de entrada para leer y responder rápidamente tus últimas actualizaciones.

La Bandeja de entrada te notificará cuando tengas una tarea para entregar…

y cuando los compañeros de equipo actualicen las tareas, conversaciones y proyectos que sigues.

Abre y responde las actualizaciones sin salir de la Bandeja de entrada.

Haz clic en una actualización y tendrás todo el contexto que necesitas para responder.

Archiva las actualizaciones que estés listo para omitir.

Haz clic en la X que aparece a la derecha de una actualización para archivarla.

Abre el Archivo para mover las actualizaciones descartadas nuevamente a tu Bandeja de entrada.

Haz clic en la flecha que aparece a la derecha de una actualización archivada para moverla nuevamente a la Bandeja de entrada.

Deja de seguir las tareas o proyectos para dejar de recibir notificaciones sobre ellos.

En conclusión, tú tienes el control de las actualizaciones que recibes (o decides no recibir)

Cuando estés listo, puedes desactivar las notificaciones por email de Asana.

Puedes gestionar más fácilmente la mayor parte de la comunicación con tu equipo desde la Bandeja de entrada. Solo recuerda revisarla con frecuencia.

¡Felicitaciones! Ahora estás listo para tener un excelente día de trabajo con Asana.